El establishment industrial asegura que ya hay plena reactivación

El 70% de las empresas espera recuperar los niveles pre pandemia en primer semestre del año, según un informe del Observatorio Pyme de la UIA y Techint. De todos modos, la entidad asegura que será un 2021 "mediocre".

29 de diciembre, 2020 | 16.42

En estos días huelgan los balances y las proyecciones, pero este año en que una pandemia arrasó con la economía global la necesidad de encontrar un punto en el horizonte que movilice las expectativas se torna clave. Estos análisis además tienen un contenido político y señales claras de las pretensiones de quienes los realizan. Este martes se conoció el balance y proyecciones de la Fundación Observatorio PyME, creada en 2005 por la Universitá di Bologna, la Organización Techint y la Unión Industrial Argentina. La entidad creada por Roberto Rocca, padre de Paolo, asegura que "la economía productiva de las PyME y de las empresas medianas-grandes está en plena reactivación".

Los negocios de Santa María con Clarín y Cambiemos

El informe asegura que "el 70% de las pymes relevadas (con algunas diferencias por sector y tamaño) retornará al nivel de actividad de la pre-pandemia durante el primer semestre y el restante 30% se distribuye entre el segundo semestre y el 2022".

El Observatorio destaca también las mejores perspectivas para pequeñas y medianas empresas vinculadas al software y los servicios informáticos. "El primer punto a señalar es que las PyME de software y servicios informáticos (que recibirán el beneficio de la reciente reglamentación de la Ley de Economía del Conocimiento) en ningún momento experimentaron caída de sus ventas. Aún en el momento más álgido del ASPO, en el segundo trimestre del año, vieron aumentar su facturado real en un 14% interanual. En el tercer trimestre del año repitieron ese mismo desempeño", detalla el informe. 

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Balance 2020

En los últimos meses comenzó a exhibirse una serie de mejoras en los indicadores económicos que permite anticipar una recuperación. "Junto con la reactivación del sector manufacturero aumentó la difusión del problema de la insuficiencia de estas empresas para abastecer el mercado interno", explica el informe. El relevamiento de UIA y Techint asegura que esa dificultad alcanza al 38% de las pymes manufactureras contra el 18% que señalaba ese inconveniente en el bimestre abril-mayo. 

"Es un tema para seguir con atención porque es un indicador de la insuficiencia de oferta de este segmento productivo y explica, en parte, el desabastecimiento de algunos productos informados por los consumidores", sostiene el informe. "Esta situación advierte sobre el deterioro del capital físico, la dificultad para reactivar a todo el personal y la insuficiencia del capital de trabajo de estas empresas", agrega el Informe Coyuntural: Cierre de año y perspectivas 2021

La entidad sostiene que la falta de productos en los negocios que se exhibe en el final de este año "no solo se explica por la incertidumbre con respecto al futuro valor de reposición de la mercadería sino también por la insuficiente capacidad productiva del segmento al momento de la reactivación". 

El segundo punto que remarca el documento es la aparición de un importante límite de oferta entre las pymes manufactureras. Con la duplicación de las órdenes de pedidos con respecto al segundo trimestre, el 38% de las pymes industriales se encontró en la posición de no poder satisfacer inmediatamente la demanda.  

Perspectivas 2021

Aproximadamente el 70% de las pymes (con algunas diferencias por sector y tamaño) retornará al nivel de actividad de la pre-pandemia durante el primer semestre y el restante 30% se distribuye entre el segundo semestre y el 2022.

Durante el segundo trimestre, mientras las pymes manufactureras mostraban una caída interanual del 10%, las del sector del software y servicios informáticos durante el mismo periodo crecían un 14%.

En el caso del teletrabajo, el 92% de las firmas medianas-grandes adoptaron/adoptarán en 2021 trabajo remoto, mientras que solo el 59% de las microempresas lo adoptaron/adoptarán. Las divergencias regionales en la adopción del trabajo remoto son también importantes: el 70% de las PyME de la región AMBA y solo el 41% de la región NEA.

"En síntesis, sin eventos disruptivos, se espera un 2021 mediocre, con niveles de rentabilidad e inversión similares a los actuales, insuficientes para generar un cambio significativo en el mercado de trabajo y con grandes diferencias de desempeño entre empresas mediana-grandes y medianas, por un lado, y microempresas y pequeñas, por el otro", concluye el informe. 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►