Argentina, en el quinto lugar en un ranking de países con mayor riqueza escondida en guaridas fiscales

Argentina en el quinto lugar en un ranking de países con mayor riqueza escondida en guaridas fiscales.

01 de octubre, 2020 | 11.22

En medio del debate por el proyecto del Aporte Extraordinario de las grandes fortunas, desde la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) brindaron datos que reflejan cómo las élites económicas de nuestro país tienden a no cumplir con sus obligaciones impositivas. En comparación con los parámetros internacionales, Argentina se ubica en una posición muy negativa.  

Los negocios de Santa María con Clarín y Cambiemos

A través de su cuenta de la red social Twitter, el director de ARBA, Cristian Girard, afirmó: "Hay una conducta de los poseedores de grandes fortunas que atenta contra la estabilidad macroeconómica, desfinancia al Estado y aumenta la desigualdad". Y añadió: "Debemos comprometernos con lograr una estructura fiscal progresiva, sin una minoría privilegiada que evada impuestos".

"De acuerdo a este trabajo recientemente publicado, Argentina se ubica en el puesto 31 sobre 32, en base a la construcción de un índice de calidad de las élites económicas de distintos países", sostuvo Girard. En ese sentido, explicó: "Esencialmente, nuestra élite invierte en recursos naturales; en sectores oligopólicos; o bien en actividades reguladas, en las que ciertos gobiernos les conceden tarifas que les garantizan ganancias extraordinarias con inversiones mínimas".

Ricos que no pagan

Respecto a la comparativa internacional, Girard citó un trabajo que ubica a la Argentina en el quinto lugar en un ranking de países con mayor riqueza escondida en guaridas fiscales, con un total de depósitos que equivalen a cerca del 40% de la riqueza que produce el país en un año.

"El reducido grupo de poseedores de grandes fortunas que conforma la elite económica argentina se comporta de manera rentística, invierte poco en I+D y fuga recursos de manera sistemática hacia cuentas bancarias ubicadas en países que son verdaderas guaridas fiscales", resaltó Girard. 

Y concluyó: "Cuando ese proceso de fuga se financia con deuda externa, inevitablemente el país termina quebrando, y esa minoría privilegiada busca repartir costos entre las pymes, la clase media y los trabajadores. En buena medida, de eso va el conflicto político actual en Argentina".

LA FERIA DE EL DESTAPE ►