Presupuesto 2023: el Frente de Todos acelera acuerdos para tener media sanción

Diputados pasó a un cuarto intermedio y retomará el debate por el proyecto el jueves, cuando el oficialismo buscará conseguir dictamen para llevarlo al recinto la semana que viene con un amplio consenso con la oposición. Juntos por el Cambio propuso modificar artículos. 

18 de octubre, 2022 | 18.15

La Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados retomó este martes el debate sobre el proyecto del Presupuesto 2023 y definió pasar a un cuarto intermedio hasta el jueves, cuando el Frente de Todos buscará tener el dictamen tras llegar a acuerdos con la oposición. Así, el oficialismo espera llevarlo al recinto la semana que viene y darle media sanción.

El área de trabajo de la Cámara baja pasó a un cuarto intermedio hasta el jueves a las 10. Este miércoles se buscará afinar la redacción del expediente, con el objetivo, según planteó el presidente de la comisión, el diputado del Frente de Todos Carlos Heller, se pueda consensuar la confección de los artículos que se incluirían al presupuesto y lograr emitir dictamen. El objetivo es que el pleno del Cuerpo lo debata la semana que viene.

El primero en hablar hoy en la reunión de la Comisión de Presupuesto fue el diputado de Republicanos Unidos Ricardo López Murphy, quien destacó el mecanismo de tratamiento que está teniendo el Presupuesto, cuestionó el funcionamiento del Banco Central y se preguntó con "qué va a pagar las leliqs el Banco Central". Heller le respondió que "no es cierto que ha crecido de manera exponencial el volumen de Leliqs", afirmando que el "el stock de julio de este año fue un 23% inferior a los que había en 2018" y que "si lo queremos medir en términos del PBI, en marzo de 2013 equivalían a 10,5% del PBI y en julio de 2022 equivalen a 8,3% del PBI". Luego, sostuvo que "las entidades financieras tienen que asegurarles a los depositantes tasas mínimas que son equivalentes a la compensación de las Leliqs, por eso el presidente del Banco Central dice que las Leliqs son un instrumentos para proteger el ahorro, porque esos ahorros estarían en el mercado financiero y no en el Banco Central".

Por su parte, el legislador de Evolución Radical Martín Tetaz propuso modificaciones a artículos del presupuesto. En el caso del punto 9, en el que se establecen la facultad de la Jefatura de Gabinete de modificar partidas presupuestarias, el diputado pidió que se diga “claramente que cualquier gasto por encima de la autorización que vamos a hacer en esta ley tiene que venir al Congreso y no como DNU”. Y señaló: “El segundo punto tiene que ver con lo que hemos denominado desde la oposición el 'plan bomba' de adelantar ingresos que le corresponde al año siguiente y disponer de esos ingresos”.

También, Tetaz propuso cambiar la redacción de los artículos 72, que denominó como “un premio para los que no cumplen" y pidió que incluya "un premio para los contribuyentes cumplidores, que la clase media pueda deducir hasta 50 mil pesos por mes de gastos educativos en el impuesto a las ganancias”. Finalmente, insistió en el artículo 96 vinculada a la facultad extraordinaria para establecer retenciones, cosa que denominó como "un pésimo impuesto”, y le pidió al gobierno nacional “discutir un sendero para la reducción de las retenciones y de todos los impuestos a las exportaciones”.

Tetaz, además, cruzó a su par del Frente de Todos Itai Hagman, que había hecho alusión al manejo de Argentina de la pandemia, argumentando que "eligió compararse con los peor gestionaron la pandemia". En ese sentido, sostuvo que "el problema" del país "fue la cuarentena, cerraron la actividad económica en distritos donde no había circulación viral", para luego lanzarle al oficialismo: "Ustedes generaron el problema de que la gente no fuera a trabajar". Además, en referencia al déficit fiscal, el radical aseguró que la gestión de la ex mandataria Cristina Fernández de Kirchner "todos los años tuvo déficit" y que en la actualidad están "votando un presupuesto que tiene cinco veces más déficit que el que asumieron".

Hagman retrucó que "quienes quiere asociar el déficit fiscal con la cuarentena, tienen que explicar por qué paises que no hicieron cuarentena aumentaron el déficit fiscal más que Argentina". También recordó que desde la crisis de 2009, ninguno de los países medidos por el Fondo Monetario Internacional "no tuvo déficit". Así, pidió: "Discutamos cómo resolver el problema de la Argentina, nosotros estamos apuntando a una reducción gradual del déficit, porque no queremos hacer déficit cero de un año para el otro, que es lo que estás proponiendo".

A su turno, el diputado Héctor "Cacho" Bárbaro del Frente de Todos observó que "el 83% del tabaco que se produce en la Argentina se exporta, es un producto que tiene un procesamiento y tiene retenciones", y recordó que "también movemos la industria local porque compramos todo lo que se necesita para producir el tabaco”.

El legislador jujeño de Juntos por el Cambio Jorge Rizzotti volvió a insistir con las diferencias entre las sumas otorgadas en concepto de subsidios al transporte pasajeros para el Área Metropolitana de Buenos Aires y el interior del país.  De esta manera, reclamó que la asignación para el interior pase de los 66.053 millones que figuran en el presupuesto 2023 a una cifra que ronde los 110 mil millones de pesos.

Por su parte, la diputada del Partido Obrero- Frente de Izquierda y los Trabajadores  Romina Del Pla adelantó que su bloque rechazará el presupuesto. Además, denunció “que sigue habiendo cortes notorios en distintas áreas para que les cierre las cuentas” y manifestó tener “una divergencia de fondo” en relación a las bases económicas del presupuesto, que se evidencia, entre otras cuestiones, por estar orientado “integralmente a garantizar el acuerdo con los acreedores internacionales, especialmente con el FMI”.

Los diputados reanudaron así el debate sobre el texto diseñado por el Ministerio de Economía, encabezado por Sergio Massa, que estima un crecimiento de la economía del 2%, una pauta inflacionaria del 60% y un descenso del déficit fiscal del 2,5% al 1,9%, que se busca con reducción de gastos y de subsidios.

El proyecto estima un gasto total de casi $ 29 billones, con una recaudación aproximada de $ 22,5 billones y un déficit primario de $ 6,3 billones. Un dato distintivo es que más del 65% de los fondos se destinarán a gastos sociales, incluidos los pagos de los diferentes planes de asistencia, así como las jubilaciones y pensiones, y se priorizarán los fondos para salud, ciencia y educación.

La intención del oficialismo es poder aprobar esta iniciativa en las sesiones que se celebrarán entre el 25 y 26 de octubre, aunque aún falta definir si el FDT acepta dividir el tratamiento en dos días como pide Juntos por el Cambio. Tras la votación de diputados, en el Senado esperan poder sancionar esa iniciativa en la segunda quincena de noviembre, es decir antes que finalice el período de sesiones ordinarias.

Los principales temas que se plantearon en la comisión fueron un aumento de las partidas para las universidades, un incremento de los fondos para el transporte automotor de pasajeros del interior del país, limitar las facultades del Gobierno para aumentar las retenciones y la inclusión de determinadas obras públicas.

Sobre los subsidios para el transporte de pasajeros del interior del país, legisladores de diferentes bloques consideran insuficiente el monto de $ 66.000 millones y piden sumar más recursos y una distribución más equilibrada entre la región metropolitana y el interior del país.

Otro punto es la pauta inflación y su impacto en la recaudación, y por eso Juntos por el Cambio quiere incluir un artículo para que si es superior el aumento de precios al 60% y por ende la recaudación, que se envíe una corrección sobre cómo será la distribución como se hizo en el 2020. Además, el bloque opositor quiere establecer cuáles serán las alícuotas que se podrían cobrar on las retenciones al agro y sólo autorizar si hay una rebaja.

El proyecto de gastos y recursos para el 2023 prevé además un aumento del consumo privado estimado en 2,2% y la inversión en 2,9%, en tanto en materia de financiamiento se busca reducir la asistencia monetaria del Banco Central al Tesoro. El Presupuesto contempla un aumento en las exportaciones de 7,1% contra importaciones que se incrementarían el año próximo 2%, y de esta manera, el superávit comercial pasaría de US$ 7.700 millones este año a US$ 12.300 millones en 2023.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►