La crisis económica sigue golpeando al empleo: la empresa Alpargatas Argentinas despidió a 446 trabajadores. De las nueve plantas que supo tener en el país, solo quedaron cinco.

Días atrás, la compañía había pedido el Procedimiento Preventivo de Crisis y vendido el 22,5% de la operación local al grupo brasileño Sforza. Sin embargo, Alpargatas cerró definitivamente dos plantas: Calzados Catamarca (170 trabajadores) y Santa Rosa de calzados (130 operarios). Estos despidos se sumaron a una fuerte reestructuración en tres de sus fábricas restantes. Desvinculará 51 empleados en la planta textil de Catamarca, 60 en la de Corrientes y 35 en la textil de Florencio Varela.

En los últimos dos años, ya había cerrado las plantas de calzados de Florencio Varela y la de Villa Mercedes, San Luis. La planta de Tucumán es la única que se dedica al calzado y el resto son textiles: Catamarca, Chaco, Florencio Varela y Corrientes. De tener 3700 empleados ahora pasó a tener 2400, lo que significa que un tercio de los trabajadores de la empresa fue despedido.

Catamarca fue la provincia más perjudicada. A los 200 despidos en Calzados Catamarca se agregaron 50 trabajadores echados en la planta textil de Alpargatas, ubicada en la misma ciudad.

LEER MÁS: La producción de las Pymes Industriales cayó 6,4% en agosto