Marcelo Bonelli reveló que el gobierno nacional habría mantenido una negociación con Cambridge Analytica (CA), la empresa acusada de utilizar datos personales de Facebook para perpetrar campañas en diferentes países a través de la manipulación del electorado.

Según publicó Bonelli, funcionarios de máximo nivel del gobierno de Mauricio Macri "habrían mantenido negociaciones con directivos de Cambridge Analytica antes de las elecciones legislativas de 2017".

El periodista además afirmó que la jefa del bloque del Frente Renovador en la Cámara de Diputados, Graciela Camaño, prepara una denuncia para presentarla en la justicial penal y en el fuero electoral en la que acusa a la Casa Rosada de mantener negociaciones con Cambridge Analytica antes de las elecciones parlamentarias del año pasado.

"En esa presentación, Camaño denunciará que Mark Tumbull, uno de los directores de la firma que aparece en la cámara oculta de Channel 4, estuvo tres días en Buenos Aires en marzo de 2017 y se habría reunido con el Jefe de Gabinete, Marcos Peña y con el titular de la AFI, Gustavo Arribas", sostuvo Bonelli.

El escándalo mundial en Facebook se desató cuando el noticiero británico filmó al presidente ejecutivo de Cambridge Analytica, Alexander Nix, y dos directivos de la consultora, Mark Turnbull y Alex Tayler, quienes en una cámara oculta contaron sus estrategias para operar a los electores. Entre las estrategias confesadas están el pago de sobornos, influir en los estados de ánimo de los electores mediante posteos y hasta enviar "chicas de Ucrania" a dirigentes contrincantes para luego filmarlos.

Los directivos de Cambridge Analytica afirmaron de que a través Strategic Communications Laboratories (SCL) habían trabajado en más de doscientas elecciones en todo el mundo, incluidas las de "Nigeria, Kenia, República Checa, India y Argentina". La compañía fue creada en 2013, situación que empuja a que sólo pueda haber operado en las presidenciales de 2015 o en las legislativas de 2017.

El escándalo generado llevó a una abrupta caída en la cotización de Facebook que lidera Mark Zuckerberg. Luego de que se conozca que la red social utilizó datos sensibles para campañas políticas, las acciones de la compañía se derrumbaron casi un 7 por ciento.