Leuco, tras el atentado a Cristina Kirchner: "Cada uno cosecha lo que siembra"

El periodista ultramacrista criticó el llamado al diálogo de la vicepresidenta, Cristina Kirchner, para evitar un clima de violencia y dio una polémica definición: "El incendio va con ella".

20 de septiembre, 2022 | 10.14

Alfredo Leuco ofreció un aberrante testimonio luego de que Oscar Parrilli comentara que Cristina Kirchner no descarta hablar con Mauricio Macri para llevar el diálogo entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio. De hecho, y consciente de que esta idea de la vicepresidenta se dio tras sufrir un atentado en el que fue gatillada dos veces en la cabeza, el periodista ultramacrista la cuestionó y culpó por lo ocurrido.

En un editorial que tuvo como objetivo atacar -una vez más- a Cristina por tratar de acercarse a la oposición para abrir una vía de comunicación, Leuco sostuvo que "Macri jamás se va a sentar a dialogar con Cristina de ningún tema, ni ebrio ni dormido. Primero porque es consciente de que todos los días le están haciendo operaciones para dejarlo pegado a cualquier delito y para fracturar Juntos por el Cambio". Y agregó: "Segundo, porque sería el final de la carrera política de Macri. Cristina y Macri representan el día y la noche en la política".

Como si fuera poco, el periodista antikirchnerista citó una frase del entorno de Macri desconociendo las causas y acusaciones que tiene el ex presidente de la Nación: "Como dicen sus allegados, 'Macri cometió errores y Cristina, delitos'. Por eso no hay nada que hablar. Cristina tiene que respetar los fallos de la Justicia y la división de poderes. No hay arreglo posible en eso. La Democracia se fortalece si todos los que cometen delitos reciben el castigo correspondiente con todas las garantías posible. No hay pacto de impunidad posible, no hay amnistía para todos y todas que pueda funcionar".

Pese a que al principio aseguró que Cristina Kirchner pretende dialogar con el líder de Juntos por el Cambio, Leuco luego afirmó: "Miren, en realidad, Cristina tampoco quiere hablar con Macri, al que desprecia. Así quedó demostrado cuando ni siquiera tuvo un mínimo gesto democrático de entregarle la banda y el bastón de mando. Lo miró con asco y buscó mil excusas para evitar un acto simbólico que siempre se hizo desde el retorno de la Democracia". Luego, y al observar una foto del día que Cristina y Macri se saludaron en el traspaso de mando del 2019, expresó: "Fíjense la cara que le pone y el desprecio. Lo que Cristina y lo único que quiere es zafar de ser condenada por mega corrupta".

En su afán por continuar atacando a la Vicepresidenta, el conductor de La Nación Más sostuvo: "No teme ir a la cárcel porque por edad sabe que va a tener una prisión domiciliaria, pero se encoleriza cuando en su biografía de Wikipedia va a decir 'fue la primera mujer electa y reelecta presidenta', pero que simultáneamente va a decir 'fue la primera Jefa de Estado condenada por ladrona y jefa de una asociación ilícita destinada a saquear al Estado'. Y esa mancha no se la saca nadie".

Mauricio Macri y Cristina Kirchner, en el traspaso de mando del 2019.

Como si fuera poco, Alfredo Leuco dijo por qué Macri no quiere dialogar o tomarse una foto con Cristina: "Tampoco la quiere ver porque sabe que ella pretende darle el abrazo de oso, o mejor dicho, de la osa... lo quiere dejar asociado a este hecatombe económica y al peor gobierno de la historia democrática que decorativamente encabeza Alberto Fernández. Por más sanata que hagan Larroque y Parrilli, no existe ni la más mínima posibilidad que ese delirio de laboratorio se concrete". Asimismo, se refirió al mandato de Alberto Fernández: "el kirchnerismo está tan confundido, cuesta abajo en su rodada, que es capaz de mostrar a Sergio Massa abrazado al FMI y a Máximo renunciando a la presidencia del bloque (NdeR: de Diputados del Frente de Todos) porque no quiso votar el acuerdo con ese organismo. Alberto está mendigando, y parece que se la van a dar, una reunión con Joe Biden. Y Cristina se junta con los curas villeros, que son los más radicalizados y antinorteamericanos que hay en su espacio. No tienen rumbo y sólo dan pasos en falso, están sobre arenas movedizas y por eso, mientras más se mueven, más se entierran. Es el momento del ocaso y de la falta de racionalidad. No se puede acusar a medio mundo de gorila, de facho, de oligarcas, de cómplices y a la media hora convocarlos a un diálogo democrático. Ni siquiera tienen sentido común...

Finalmente, y a modo de conclusión, el presentador ultramacrista dio a entender que Cristina Kirchner tiene la culpa de haber sufrido el atentado que casi termina con su vida: "Miren, cada uno cosecha lo que siembra... Cristina sembró vientos y ahora cosecha tempestades". Y advirtió: "Que no cuente con Macri para apagar el fuego, de nada vale que corra, el incendio va con ella. Le doy mi palabra".

El diálogo con Cristina

Respecto a la posibilidad de un encuentro con la Vicepresidenta, Mauricio Macri eludió una respuesta directa y marcó: "El diálogo es algo fundamental en la sociedad". "Ojalá hubiese una sinceridad, un reconocimiento, un autocrítica", agregó sobre Cristina.

Ante la repregunta del periodista Luis Majul, dijo que "le contestaría un llamado telefónico a Cristina", aunque confesó que "todas las conversaciones que he tenido con ella han sido frustrantes" por lo que pidió no generar expectativas cuando no existe ningún diálogo concreto.

En cuanto a las amenazas que denunció haber recibido en las últimas semanas, Macri contó que "estos días mi custodia se puso más firme" y dijo que que sufrió "bastante la pérdida de libertad en la jaula de oro (como presidente) los cuatro años en Olivos".

Aunque afirmó que eventualmente dialogaría con Cristina, reconoció que no contestó el mensaje que le mandó el diputado nacional oficialista Eduardo Valdés para solidarizarse luego de las amenazas que sufrió. "Ya había pasado y me pareció que no..." se justificó.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►