El calvario de Sergio Lapegüe: “La pasé muy mal”

El periodista hizo referencia a su actitud discriminatoria y dio la cara al aire. Sergio Lapegüe había expresado un comentario transfóbico.

28 de octubre, 2021 | 20.37

Sergio Lapegüe se expresó después de su comentario transfóbico al aire, cuando hizo referencia a una travesti en masculino. El periodista de TN compartió un extenso discurso en la emisión de su programa, donde pidió disculpas a todas aquellas personas que pudieron haberse sentido ofendidas y relató cómo vivió estos días.

Un jugador del PSG fue atacado y robado por un travesti en París”, había comentado Sergio Chiarito, en el programa conducido por Lapegüe, en referencia a una travesti con los pronombres incorrectos. Con saña, el presentador sumó: “No digo más nada. ¿Estaba armado el tipo?”.

Después de haber recibido todo tipo de críticas en las redes sociales por su actitud discriminatoria, el periodista pidió disculpas: “Dije un chiste malo. Soy un tipo de familia, tengo mis amigos y estoy aprendiendo a vivir en esta nueva sociedad y aprendiendo a deconstruirme. Por eso pido disculpas si he ofendido a cualquier persona. Pido disculpas y perdón, y me arrepiento de haberlo dicho”.

Pedí disculpas antes y ahora también. No es mi objetivo personal ni el de este medio o del programa. Nosotros siempre intentamos sacar una sonrisa, pero a veces metemos la pata. Yo metí la pata, yo me equivoqué y por eso pido disculpas si he ofendido a alguna persona, evidentemente sí”, siguió y remató: “He recibido muchas críticas y ataques, también inmerecidos, porque uno puede tener errores como ser humano. Por eso pido disculpas y ojalá pueda ser entendido de esta manera. Perdón, perdón y perdón. Siempre voy a estar a disposición para aprender. De verdad que me siento mal y ayer la pasé muy mal. Tengo que ser honesto con mi pensamiento y decir: ‘Estuve mal’”.

La angustia de Sergio Lapegüe por la enfermedad de su madre

Hace algunos días, Sergio Lapegüe se refirió a la salud de su madre, quien fue diagnosticada de Alzheimer. “Mamá es la primera palabra que pronunciamos y la que decimos cuando estamos mal. Es, de alguna manera, una palabra salvadora. Detrás de esas cuatro letras está ese corazón infinito que solo las madres tienen. Alguna vez les conté sobre la mía, Elba, que lo es todo. De ella sólo recibí afecto. Fue la mujer que primero me cuidó y la que nunca me soltó las manos”, expresó.

Ella me enseñó que ser madre es cuidar incondicionalmente de los hijos, no importa la edad. Y siempre le voy a estar agradecido. Recuerdo cuando me daba la mano para cruzar la calle y no me la soltaba mientras íbamos a hacer las compras”, siguió el periodista y remató: “Ahora estoy seguro de que cuando le doy la mano, aunque no lo pueda demostrar, sabe quién soy. Su mirada perdida me da paz”.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►