"Lloro por Vilas": las revelaciones de "Batata" Clerc sobre su salud

El ex tenista José Luis Clerc habló del estado de salud de Guillermo Vilas y dio detalles de cómo se encuentra.

23 de diciembre, 2020 | 11.26

El extenista José Luis "Batata" Clerc habló del estado de salud de Guillermo Vilas y aseguró que le da "mucha tristeza" pensar en la situación de su excompañero de Copa Davis.

Meses atrás se supo la noticia de que Vilas sufre un deterioro cognitivo y el mundo del deporte se vio sacudido por ese golpe. Si bien su estado se mantiene en la más absoluta reserva, algunas de las personas que lo conocieron fueron dejando detalles sobre cómo se encuentra el símbolo del tenis argentino. El último en hablar fue Clerc con el que Vilas compartió cancha y también rivalizó durante años.

"Me da mucha tristeza, mucha amargura. Lloro, no delante de Guillermo, pero lloro, porque veo a los hijos y me da bronca. Siempre le dije a Guillermo: 'Vos vas a ser muy buen padre', porque le encantaban los chicos, jugaba mucho con los míos y también con los de otros. Y no me equivoqué, es un gran padre", señaló Clerc en una entrevista con La Nación.

"Batata", que compartió la Copa Davis con Vilas se mostró muy afectado por la salud del extenista. "A veces recordamos algunas cosas. Está Phian, su mujer, que lo ayuda, le dice 'Es Batata', y Guillermo se ríe y dice: 'Uy, Batata', pero a mí me pone como el orto que esté en la situación en que está".

"La puta madre, porque yo llamo a Borg y es un 'Hola Björn, hola Batata' y charlamos media hora, te cagás un poco de risa, y chau, todo normal. Con Ivan (Lendl) o con Mats (Wilander) o con Ilie (Nastase) es lo mismo. Pero acá tiene que haber siempre alguien, y es muy doloroso", remarcó el ganador de 25 títulos ATP.

En es sentido aseguró que lo quiere "mucho" a Vilas y señaló que "ya de grande tuvo gestos muy lindos con la escuela para hipoacúsicos a la que va Sophie", la hija de "Batata". "Vino cada vez que lo llamé, y lo hizo con muchas ganas", destacó.

Además, aprovechó para destacar lo inmensa que fue la carrera de Vilas en un momento del tenis repleto de estrellas. "En esa época, si ganabas un torneo de Grand Slam eras el mejor, y Guillermo en el 77 ganó 2 torneos de Grand Slam y fue finalista en otro. Además, ya lo hicieron con Evonne Goolagong, que le reconocieron el N°1 como 30 años después. Nunca es tarde para dar marcha atrás y reconocer un error. Para mí, Guillermo fue el N° 1 ese año: te lo digo hoy, que lo amo, y pensaba lo mismo cuando no nos hablábamos", subrayó.

Sobre sus entredichos, que los mantuvieron alejados algunos años, Clerc contó: "Si lo tenía que mandar a la mierda, yo lo mandaba, y Guillermo no estaba acostumbrado a que alguien le dijera las cosas. Eso sí: los dos nos matábamos por ganar la Davis, sentíamos que el país lo merecía".

"No nos hablábamos pero nos rompíamos el orto para ganar cada partido. Yo quería que él ganase su single y estoy seguro de que Guillermo quería lo mismo de mí. Los genios, los muy grandes, son especiales. Y Guillermo fue todo eso", concluyó.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►