Se conocieron dos lagos que drenan por debajo de la Antártida

Científicos de la NASA descubrieron la existencia de dos lagos enterrados en la Antártida, que habían pasado inadvertidos por años, hasta ahora.

13 de julio, 2021 | 16.47

Algunas diferencias en la capa de hielo que cubre a la Antártida despertó el interés de los científicos de la NASA que, gracias a diferentes datos que arrojó el satélite ICESat, lograron descubrir la existencia de dos lagos que drenan por debajo de la capa de hielo. Según se supo, estas mareas encontradas pertenecen a una red de lagos que se encuentran escondidos a más de 2 kilómetros, por debajo debajo del hielo del continente.

Por medio de un comunicado de prensa, el geofísico de la Escuela de Minas de Colorado, Matthew Siegfried se refirió a estos descubrimientos y destacó "No es sólo la capa de hielo de lo que estamos hablando sino de un sistema de agua que está conectado a todo el sistema de la Tierra".

Pese a que la existencia de los lagos se conoció en las últimas horas, en 2007 la glacióloga de Scripps Institution of Oceanography, Helen Amanda Fricker, a través de diferentes estudios pudo relacionar los cambios de elevación del hielo, que fueron medidos por el ICESat, con el trabajo que realizaron los lagos por debajo de la superficie solida. De esa forma, los resultados demostraron que los movimientos estaban relacionados con el drenaje de los lagos, lo que producía que, por momentos, la superficie se elevara y por otros descendiera.

Este hallazgo fue posible gracias a que los científicos Siegfried y Fricker,  combinaron los datos que obtuvieron de los satélites ICESat, CryoSat-2 e ICESat-2 y que fueron utilizados para estudiar los cambios producidos en el sistema de lagos subglaciales entre octubre del 2003 y julio del 2020.

Los estudios realizados durante estos años se centraron en tres áreas determinadas; la primera ubicada en el límite entre las corrientes de hielo Mercer y Whillans, en la Antártida occidental; la corriente de hielo inferior de MacAyeal, también en la Antártida occidental y el glaciar Academy superior, en la Antártida oriental. Según detallaron los científicos, los dos nuevos lagos se ubican en el limite entre Mercer y Whillians y recibieron los nombres de "Lago subglacial inferior de Conway y lago subglacial inferior de Mercer".

Los estudios también revelaron que los lagos han pasado por diversos procesos de drenaje a lo largo de estos años. El lago que se encuentra en mayor profundidad atravesó cuatro procesos de llenado y drenaje, durante el periodo de estudio, mientras que el segundo lago se drenó entre 2014 y 2015, y en la actualidad se encuentra en proceso de carga, otra vez.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►