Filtran la fuerte imagen de Vanina Escudero internada de urgencia

Vanina Escudero, hermana de Silvina Escudero, fue atendida de urgencia en la Clínica Olivos, de Vicente López, por un fuerte dolor abdominal.

07 de octubre, 2021 | 19.45

Vanina Escudero fue internada de urgencia en la Clínica Olivos, de Vicente López, la misma en la que Diego Maradona fue operado. Ella misma dio la primicia en sus redes sociales, en donde publicó una foto de sí misma acostada en una camilla y otra de su brazo conectado a una vía. En los posteos, contó la razón por la que tuvo que ser hospitalizada.

“Agradezco a todos los que se ocuparon de mí, mi hermana y mi cuñado en particular. Mi amor sufriendo desde la otra orilla, listo para venir”, escribió Vanina, en relación a su pareja, Álvaro Navia, que tuvo que venirse desde Uruguay hasta Buenos Aires para ir a verla al hospital.

Historia publicada por Vanina Escudero en su cuenta de Instagram.

En otra de las fotos, le agradeció al personal de salud y escribió: “Gracias a todo el personal médico y no médico de la Clínica Olivos. Muy agradecida”. Lo que tuvo Vanina Escudero fue un folículo hemorrágico, es decir, una hemorragia producida en el interior del ovario. Se dio cuenta porque tenía un dolor muy fuerte, que finalmente, la terminó llevando a pedir ayuda médica.

“Con la producción estábamos buscando a las hermanas, le escribo a Vanina para coordinar y me pone ‘vine por pocos días y encima desde ayer estoy internada y no sé cuándo me van a dar el alta’”, contó Karina Iavícoli en Intrusos. “Le pregunté qué era, me dice ‘un folículo hemorrágico, tengo un terrible dolor, tengo que esperar que se reabsorba la sangre, pero aparentemente no sería quirúrgico’”.

Historia publicada por Vanina Escudero en su cuenta de Instagram.

¿Qué es un folículo hemorrágico, qué síntomas da y cómo se trata?

Un folículo hemorrágico es un sangrado que se produce dentro del ovario. El quiste se produce durante la fase de ovulación, cuando el folículo libera al óvulo y termina sangrando. Así, se transforma en un quiste ovárico. El síntoma más común es un dolor abdominal, dolor al tener relaciones sexuales y sensación de tener la pelvis pesada, aunque la mayor parte de las veces, no generan síntomas. Entre otros de ellos, también pueden aparecer náuseas, vómitos, pérdida de peso, mareos, cansancio, palidez y sensibilidad en los senos.

Esto es tan común entre las mujeres que, generalmente, ni siquiera es necesario hacerse un tratamiento ya que tienden a desaparecer por sí solos meses después, con las próximas menstruaciones. El dolor suele venir cuando el quiste supera los 10 centímetros y ahí es cuando los médicos recomiendan extraerlo a través de una cirugía. En caso contrario, se suelen recetar analgésicos.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►