El legado de Alejandra Ironici, militante política en Santa Fe y víctima de transfemicidio

Alejandra fue encontrada muerta el domingo después de haber recibido 46 apuñaladas. La fiscal en la causa pidió la carátula de transfemicidio e imputó a su pareja. 

25 de agosto, 2022 | 00.05

La pareja de la militante trans y figura política de Santa Fe, Alejandra Ironici, fue imputada ayer por transfemicidio y la fiscal a cargo de la causa aseguró que se trata de un "crimen de odio". Héctor Damián B, de 32 años, es el primer apuntado por el crimen de Alejandra, quien fue asesinada de 46 apuñaladas y luego quemada, la noche del domingo. La fiscal Alejandra Del Río Ayala adelantó que va a pedir la prisión preventiva del imputado, medida que terminará de resolverse este viernes. 

"Alejandra fue pionera en el ejercicio de conquistar derechos. Fue la primera en conseguir el cambio de identidad en el DNI, pionera en hacerse una cirugía de reconversión de sexo y en trabajar en el Estado. Consiguió pisos mínimos de dignidad para todas sus compañeras", recordó ante El Destape Florencia Marinaro, ministra de Igualdad, Género y Diversidad de la provincia de Santa Fe. 

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

¿Quién fue Alejandra Ironici?

En los primeros días posteriores al asesinato de Alejandra la causa no adquirió la carátula de transfemicidio pero ya este miércoles la fiscal avanzó con ese pedido. En palabras de Del Río Ayala, por el contexto y la persona (referente en la lucha por los derechos de las personas trans) "hace no que se trate de un crimen común sino de un transfemicidio". Además, agregó la fiscal, está la figura de femicidio por tratarse de una mujer trans a lo que se suma el agravante del vínculo porque el atacante era su pareja.  

Alejandra era estudiante de derecho, de 43 años y oriunda de Tostado, el norte de la provincia de Santa Fe. En 2012 fue la primera trans del país en obtener su DNI por vía administrativa en la provincia Santa Fe, previo a la aprobación de la ley de Identidad de Género. A finales de ese año, también fue la primera en ingresar a trabajar al Estado provincial, cuando la pusieron en funciones en el área de asistencia social en el perinatológico del hospital Iturraspe de Santa Fe. 

Desde lo simbólico -agregó la ministra de género- la militancia y el activismo de Alejandra marcó un antes y un después. "Hay muchas lecturas que iremos haciendo con el paso de los días pero lo que si es evidente es que Alejandra dejó un legado y un semillero en toda la comunidad de la diversidad sexual", opinó Marinaro, quien recordó a Alejandra como una compañera y amiga "muy estimada". 

Alejandra también era referente del Movimiento de Integración Sexual, Étnica y Religiosa (MISER), una organización con la que estaba pensando abrir un lavadero de auto para mujeres trans y un centro de día. Su última gran lucha -recordó la ministra- fue lograr el cupo laboral trans en la Universidad del Litoral y en la provincia. Además estaba peleando por eliminar los códigos contravencionales y militando una ley de reparación para las personas trans perseguidas en democracia.  En conversación con El Destape, Pamela Rocchi, compañera de Alejandra y militante en MISER contó que lo último que estuvieron trabajando desde la organización fue una jornada titulada "basta de travesticidios" el pasado 28 de julio. "Estuvimos trabajando en Rosario con compañeras trans. Paradojas de la vida que ella que era una de las que más peleaba contra la violencia haya sido asesinada", opinó. 

Consultada por las políticas en materia de género que restan desarrollarse para evitar llegar a casos como el de Alejandra, la ministra de la cartera consideró: "Aun teniendo herramientas somos víctimas del amor romántico, de las relaciones tóxicas y también podemos ser victimas de un travesticidio. Hoy el Estado y quienes tenemos funciones públicas tenemos que ser caja de resonancia y brazo ejecutor para redoblar más política pública, más compañeras sosteniendo el movimiento y más políticas".  

El último informe del Observatorio de Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumalá) reveló que desde el 1 de enero hasta el 30 de julio de este año se registraron 224 muertes violentas de mujeres, travestis y trans y que se produce una muerte violenta de mujeres, travestis y trans en Argentina cada 23 hs. De ese total, 139 son femicidios, femicidios vinculados y trans- travesticidios. Santa Fe fue una de las tres provincias junto a Buenos Aires y Entre Ríos en registrar casos de trans - travesticidios. 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►