Luchar contra la trata en primera persona: la incansable batalla de Madres Víctimas de Trata

La organización se encarga de rescatar, asistir y acompañar a victimas de trata sexual. En diálogo con El Destape, Margarita Meira, su fundadora, cuenta cuáles son sus principales reclamos al Estado y cómo fue crear Madres Víctimas de Trata.

30 de julio, 2021 | 11.52

Cada 30 de julio se conmemora el Día Mundial contra la Trata con el objetivo de visibilizar que el tráfico de personas es un delito y una grave violación de los derechos humanos. En Argentina, hace 30 años se fundó una organización que a pulmón se encarga de rescatar, asistir y acompañar a victimas de trata sexual. Grupos de madres, abogados y voluntarixs se reunieron en el dolor y bajo el liderazgo de Margarita Meira, se conformó Madres Víctimas de Trata.

 "Somos como el Estado porque el Estado está ausente", aseguró Margarita Meira, fundadora de la organización a El Destape.

Según cifras oficiales de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (PROTEX) entre el 1° de enero al 31 de diciembre de 2020, recibieron un total de 1346 denuncias por trata a la línea 145 y se destaca la existencia de circunstancias especiales de vulnerabilidad para las mujeres -cis y trans- y niñas debido a la precarización laboral, la feminización de la pobreza y el mayor riesgo de ser víctimas de ataques sexuales, de acoso laboral o de extorsión sexual.

Desde el inicio del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio y hasta el 31 de marzo de 2021, se rescataron y asistieron un total de 1276 víctimas, según datos del Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las Personas Damnificadas por el Delito de Trata.

Qué hace Madres Víctimas de Trata

"El pedido que más nos hacen es que rescatemos y atendamos a las pibas. Llevar las causas a la Justicia no es fácil", expresó Margarita Meira, fundadora de la organización a El Destape.

Madres Víctimas de Trata es una organización autogestionada y autónoma que busca combatir la trata con fines de explotación sexual en Argentina. Día tras día, y con un equipo legal de abogados y estudiantes de derecho, psicologxs y trabajadores de campo, se encargan de brindar contención y acompañamiento psicológico y social al momento de realizar la denuncia y búsqueda de las jóvenes, así como el trabajo de investigación y seguimiento de las causas en todo su proceso. Actualmente, tienen 16 causas en la Justicia, en todo el país.

Además, se encargan de ver las necesidades de las víctimas una vez que escapan o que se acercan a Madres para pedir ayuda: ven si hay que llevarlas al psiquiatra, psicólogo, médico, hacer un tramite para pedirles el plan del Gobierno o incluso darles ropa o comida. "Todas son chicas que se pudieron escapar o que pudimos rescatarlas desde Madres. Otras vienen llorando porque después de escapar las dejaron tiradas. Quieren justicia y llevar presos a los responsables", admitió Margarita.

La sede de Madres Víctimas de Trata, ubicada en el Pasaje Ciudadela 1249, en el barrio de Constitución de Buenos Aires (CABA)

Este año, lograron comprar su casa en Constitución, la sede en donde brindan acompañamiento, gracias a la ayuda del influencer Santiago Maratea y la politóloga Florencia Freijo, que iniciaron una campaña para recaudar 8 millones de pesos. Desde ese momento, creció notablemente la cantidad de personas que se acerca a Madres: "Vino mucha gente a pedir ayuda y no damos a basto".

“Nuestro objetivo principal es encontrarnos con otras madres y familias que están con el mismo dolor y la misma búsqueda para luchar juntas, salir de la soledad del problema personal y pensar alternativas, caminos a seguir y acciones a realizar”, dicen desde Madres Víctimas de Trata.

La historia de Margarita Meira

A Margarita Meira le mataron a su hija, Graciela Susana Bekter, de 17 años. La secuestraron y luego fue encontrada sin vida en un departamento. La muerte fue calificada como dudosa y nunca hubo responsables ni justicia. Desde ese día, en 1991, Margarita quiso entender el porqué, conoció lo que era la trata de personas y comenzó su lucha que mantiene hasta el día de hoy para que a nadie le ocurra lo que a ella le pasó con Susi. 

Ella afirma que toda su búsqueda fue con el Estado y la Justicia dándole la espalda. "Yo dije 'tengo que conseguir justicia de alguna manera'. No puede ser que la Justicia se burle de nosotros. La asesora tutelar de Susi me decía que tenía 17 años y que sabía lo que hacía, que ellos no estaban para cuidarla", recordó Margarita a este medio.

Entre la frustración y la angustia, Margarita y su familia tomaron fuerzas y se dispusieron a encontrar respuestas por su cuenta. "Margarita, Argentina no tiene abogados para la trata. Yo me voy a poner a estudiar", le dijo su marido. Y así fue como se recibió de abogado y juntos pudieron entender el contexto y aprendieron a defenderse frente a las injusticias. 

"Las madres que buscan a sus hijas están decepcionadas porque ven que la Justicia es muy lenta. Yo no tuve justicia ni derechos humanos y tuve a mi hija muerta, me la mataron. Si me quedo llorando en mi casa no es mi estilo. Eso no me enseñó mi papá. Él me enseñó que tenía que luchar. Creo que podemos tener un gran movimiento que se ponga de pie en contra de la trata" - Margarita Meira

Sus reclamos

"Nosotras decimos que esto es terrorismo de Estado porque a las chicas las secuestran para explotarlas sexualmente cuando ya su cuerpo no da más, las matan. Los fiscales parece que no saben hacer su trabajo y las entierran como NN y no localizan a sus padres", afirmó Margarita Meira a El Destape

El principal reclamo de Madres Víctimas de Trata es que el Gobierno escuche a la organización y brinde una asistencia real a las víctimas. "No vamos a terminar con la trata mientras el Estado sea cómplice", afirmó Margarita. Exigen que funcione la Ley de Trata y que el delito de trata sea de lesa humanidad. También que se cree un registro de huellas dactilares para los entierros NN, "no solamente para la trata sino para cualquier persona que fallece en un lugar para que haya un registro en donde se pueda buscar si esta fallecido o no".

En abril de 2008 se sancionó la Ley 26.364 de Trata de Personas y Asistencia a sus Víctimas que tiene por objeto implementar medidas destinadas a prevenir y sancionar la trata de personas, asistir y proteger a sus víctimas. Fue modificada en el 2012  por medio de la ley 26.842: no se acepta el “consentimiento” de la víctima -incluso, pese a su mayoría de edad-, y además exigir que las penas sean de cumplimiento efectivo sin importar el caso.

En Argentina existe el Plan Nacional contra la Trata y Explotación de Personas 2020-2022, que fue elaborado por el Comité Ejecutivo para la Lucha contra la Trata y Explotación de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas en el marco de la  Ley N° 26.842. Son 100 acciones divididas en cuatro ejes: prevención, asistencia, persecución y fortalecimiento institucional, destinadas a definir las políticas públicas contra la trata de personas y asegurar a las víctimas el respeto y ejercicio pleno de sus derechos y garantías.


La 145 es la línea de asistencia y denuncias por trata de personas. Es gratuita, anónima y nacional .Está disponible las 24 horas todo el año.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►