Trece provincias soportaron más de 40 grados en otra jornada agobiante

Las altas temperaturas causan estragos en todo el país y rigen alertas amarillas y naranjas en varias jurisdicciones. ¿Cuándo llega el alivio?

13 de enero, 2022 | 18.11

Un total de 13 provincias argentinas soportaron, durante la jornada de este jueves, temperaturas superiores a los 40 grados en medio de lo que fue una nueva jornada agobiante de la intensa ola de calor. De ellas, solo Santa Cruz y Tierra del Fuego mostraron marcas por debajo de los 30 grados. En medio de las altas temperaturas, casi todo el territorio, especialmente el norte de la Patagonia y la región central del país, se encontró en diferentes alertas por el impacto que puede causar en las personas según informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Los datos fueron difundidos por las propias sedes meteorológicas del país, que a las 15 hs mostraron a la ciudad bonaerense de Bahía Blanca como el lugar con la temperatura más alta con 41,8 grados. Esta fue la más elevada, con apenas tres décimas por encima de Resistencia, Chaco, provincia en la que también la localidad de Roque Sáenz Peña alcanzó los 40 grados durante la tarde. En tercer lugar, se ubicó la ciudad cordobesa de Villa María con 41,4; la misma temperatura en la capital de Mendoza; y en Las Lomitas, Formosa; mientras que en las localidades de Reconquista (Santa Fe); Chamical (La Rioja) y Santa Rosa (La Pampa), el termómetro marcó los 41,2.

En Buenos Aires, más allá de la ciudad mencionada, también se superaron los 40 grados en Tres Arroyos (40,5) y Trenque Lauquen (40,5); mientras que ocurrió lo mismo en las ciudades correntinas de Mercedes, Paso de los Libres y Monte Caseros, donde se alcanzaron los 40,4 grados; y en la capital de la provincia, con 40,1. Por su parte, dicha temperatura se repitió en otros espacios turísticos como Villa Reynolds, provincia de San Luis; en San Martín, Mendoza, el termómetro alcanzó los 40,9; en San Fernando del Valle de Catamarca los 40,4 y en Paraná y Concordia, en Entre Ríos, los 40,3.

El Servicio Meteorológico Nacional, con casi una semana de temperaturas muy altas -salvo algunos descansos durante el fin de semana pasada-, aprovechó la oportunidad para emitir una advertencia de nivel rojo para las provincias de Tucumán, Catamarca, La Rioja, San Juan, Mendoza, La Pampa, San Luis; este de Neuquén, noroeste de Río Negro, oeste de Córdoba, sudeste de Jujuy y gran parte de Entre Ríos. Esto se debe a que dicha categoría agrupa a las ciudades con marcas térmicas consideradas "muy peligrosas" para la población, ya que puede tener un "efecto alto o extremo en la salud" de las personas, "incluso en las saludables".

La Ciudad de Buenos Aires, Salta y varias localidades de Córdoba, del sur de Mendoza, del noroeste de Buenos Aires y del oeste de Neuquén están bajo alerta naranja por las altas temperaturas, lo que significa que "pueden ser muy peligrosas, especialmente para los grupos de riesgo" y tener un "efecto moderado a alto en la salud". Mientras que también rige un alerta de nivel amarillo para decenas de localidades de las provincias de Santiago del Estero, Santa Fe, Córdoba, Corrientes, Misiones y Buenos Aires, lo que establece que las marcas térmicas "pueden ser peligrosas, sobre todo para los grupos de riesgo como bebés y niños pequeños, mayores de 65 años y personas con enfermedades crónicas".

En la CABA, durante la tarde, la temperatura alcanzaba los 36,4 por debajo de la máxima pronosticada por el organismo, en tanto, la jornada de mañana será muy similar o peor" a la del martes pasado con marcas térmicas estimadas en los 42 grados de máxima y 40 para el sábado. Mientras que las temperaturas mínimas serán también muy elevadas, al igual que en toda la región central del país, por eso, las autoridades sanitarias piden tomar recaudos para evitar golpes de calor y hacen hincapié en el cuidado de las personas mayores, con enfermedades crónicas y niños pequeños.

¿Qué se espera para el futuro?

En varias ocasiones el SMN destacó que se trata de un "fenómeno meteorológico extraordinario" que a su vez provocó diversas olas de calor en varios puntos del país. Dichas "olas de calor" son denominadas de tal forma cuando logran superar umbrales establecidos y manteniéndose por arriba de los mismos por más de tres días consecutivos. Según este criterio, la Ciudad de Buenos Aires, aún "no ha entrado en ola de calor", aunque la meteoróloga Cindy Fernández remarcó que si dichas temperaturas se sostienen en los próximos días sí podrá denominarse de tal manera.

Pensando en lo que viene, la especialista advirtió que recién habrá un alivio de dichas temperaturas a partir del próximo sábado. Allí será recién cuando se logrará advertir "un descenso significativo" en las marcas térmicas. Esto sucederá con el avance de un frente frío desde el sur patagónico que irá trasladándose a lo largo del día para llegar hacia la noche o madrugada del domingo hasta el centro del país. "Ese frente va a tardar un poco más en llegar al norte argentino, por lo que el inicio de la semana que viene en el norte del país seguirá registrando temperaturas elevadas", avisó Fernández.

¿Qué pasará a partir del próximo domingo? Las temperaturas máximas previstas serán "más bajas, inferiores a los 30 y las mínimas a los 20 en la región central y el norte patagónico", según precisó la meteoróloga y además sumó que se prevén "algunas precipitaciones" durante dicha jornada en Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y La Pampa. "Esta vez, las precipitaciones sí estarán asociadas a un cambio de masa de aire, es decir que vamos a experimentar un alivio en cuanto al descenso de las temperaturas y la semana que viene comenzará una serie de jornadas más frescas, con marcas térmicas que incluso pueden estar por debajo del promedio para esta época del año", apuntó.

En tanto, las máximas previstas para el domingo para las provincias del oeste son de 41 grados para La Rioja, 41 en Catamarca, 35 en San Juan y 32 en Mendoza; mientras que San Luis espera una máxima de 34 y Córdoba de 35. 

Con información de Télam.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►