Nahir Galarza encabeza una huelga de hambre hasta que la dejen recibir visitas

La joven solo toma agua y ya bajó dos kilos desde que implementó la medida. El Servicio Penitenciario prohibió las visitas por temor a contagios de coronavirus.

30 de abril, 2020 | 13.26

En medio de la tensión que se vive en el sistema penitenciario, Nahir Galarza comenzó esta semana una huelga de hambre en la cárcel. La presidiaria amenazó con extender la medida hasta que las autoridades busquen la manera de que pueda recibir la visita de sus familiares.

Vicentin: de gran empresa a gran estafa

El Servicio Penitenciario de Entre Ríos suspendió la visitas a los presos para reducir al máximo la posibilidad de que tanto los internos como los penitenciarios se contagien el coronavirus.

Aunque trascendió en Buenos Aires que Galarza es acompañada por todas las internas de la Unidad Penal 6 de Mujeres de Paraná en el reclamo, en Entre Ríos aseguran que el acatamiento es muy reducido.

Ahora, Galarza solo toma agua, según publicó Infobae, por lo que ya bajó dos kilos. Sus papás Marcelo Galarza y Yanina Kroh no pueden verla desde hace 45 días por la medida preventiva frente al coronavirus.

Antes de la huelga de hambre, su abogado solicitó la prisión domiciliaria justamente por el riesgo de contraer la enfermedad en la cárcel y para eso recordó que la sentencia no está firme, pero la Justicia lo rechazó.

Nahir cumple allí la condena a prisión perpetua por haber matado a su novio Fernando Pastorizzo, a quien mató por la espalda en la madrugada del 29 de diciembre de 2017 en su ciudad natal, Gualeguaychú, con el arma de su papá policía mientras viajaban en moto.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►