Día mundial de los humedales: tras un 2020 crítico se buscan respuestas por los incendios

Luego de lo que fue un año muy complicado en diferentes regiones por los incendios en los humedales en la región mesopotámica, ahora se esperan respuestas. Fue la zona más afectada por el fuego.

02 de febrero, 2021 | 07.00

Sin dudas el 2020 fue un año crítico para los humedales en Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires. Alrededor de 300 mil hectáreas fueron devoradas por incendios que se prolongaron por meses, que derivaron en causas judiciales, imputaciones, acusaciones cruzadas, manifestaciones y proyectos para proteger el ecosistema. A casi un año del inicio del fuego, que de a ratos reaparece en algunos puntos, aún no hay una ley sancionada para proteger los humedales. La Justicia, en tanto, continúa intentando dilucidar quiénes son los culpables de un desastre ecológico cuya magnitud es, a veces, difícil de comprender.

Durante larguísimas jornadas, decenas de agentes del Sistema Nacional de Manejo del Fuego, brigadistas provinciales, de la Policía Federal, de Prefectura, de Protección Civil de la Nación, de parques nacionales y Bomberos Voluntarios se turnaron para una labor incesante, que muchas veces no buscó apagar las quemas, sino que al menos limitarlas y que no continúen expandiéndose. Todo ello complementado con el apoyo de aviones hidrantes y helicópteros, junto a otros vehículos de patrullaje que, en su momento, envió el gobierno nacional. A todo este escenario, signado por un esfuerzo humano descomunal, se le sumaron condiciones naturales que no colaboraron, como la bajante de los ríos -que perdura-, la sequía -principalmente por la ausencia de lluvias- y los fuertes vientos registrados, que produjeron espesas nubes de humo y ceniza que inundaron ciudades completas, como Paraná, Santa Fe y Rosario.

A la par de la labor para apagar el fuego, el poder legislativo comenzó a trabajar en iniciativas tendientes a proteger los humedales. En ese contexto, el diputado santafesino del Frente de Todos, Germán Martínez, presentó un proyecto para crear la Reserva Nacional de Humedales Delta del Paraná, con jurisdicción en su provincia y en Entre Ríos, y bajo los parámetros del Régimen Legal de los Parques Nacionales, Monumentos Naturales y Reservas Nacionales. La iniciativa buscaba generar un debate integral sobre la necesidad de mayores controles del Estado en la zona.

Sin embargo, la idea no prosperó. "Se eligió ir por otro lado, se tuvieron en cuenta seis o siete proyectos y se unificaron criterios en torno a un presupuesto mínimo de protección de humedales. Por mi lado, lo que busqué fue un camino distinto, cree un marco de autoridad diferente. No diría que es superador, sí diría que es operativo. Porque lo falta en las islas es una referencia de autoridad, falta estatalidad. Y no es un problema de una provincia, es una condición compartida que se repite, por lo menos, en tres distritos" señaló a El Destape, el legislador.

Martínez subrayó que su iniciativa tenía como fin realizar un abordaje integral de los temas ambientales, para ordenar cuestiones territoriales y garantizar actividades productivas que no alteren el ambiente: "Hemos hablado del fuego, pero no de la pesca, de la caza furtiva, del combustible derramado, del tratamientos de residuos sólidos, de los canales clandestinos o de los terraplenes que alteran cursos naturales de agua".

El proyecto del diputado santafesino establecía a Parques Nacionales como autoridad, con accionar compartido de las provincias: "Hay que generar una reserva de usos múltiples. No es incompatible la protección del ecosistema con el desarrollo de actividades productivas con protocolos seguros. Buscaba solucionar un problema, discutir el dominio, qué hacemos con la tierra y cómo la tratamos".

El gobierno de Omar Perotti anunció a inicios de este 2021 el lanzamiento de Regenera Santa Fe, consistente en la creación de áreas protegidas en más de 2.500 hectáreas de las islas del delta del río Paraná. El fin, indicaron desde el Ministerio de Ambiente y Cambio Climático, a cargo de Erika Gonnet, es darle una solución integral a la protección de humedales. En un principio, será por decreto, pero buscarán consenso en el Poder Legislativo. 

"Santa Fe es una de las provincias con menos áreas protegidas del país, sólo un dos por ciento de su territorio", advirtió Erica Hynes, presidenta de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Cámara de Diputados y exministra de Ciencia y Tecnología de la provincia. Acorde a lo consignado por El Capital, la funcionaria resaltó: "Las 2.600 hectáreas que se anuncian parecen una extensión exigua en relación a las necesidades de protección, si consideramos que sólo en Santa Fe se quemaron 20 mil hectáreas”. Y agregó: "A fines de noviembre la ministra Gonnet participó de la última sesión ordinaria de la comisión, invitada para expresar los lineamientos de su cartera, pero este tema no se mencionó".

Entre los puntos de la agenda 2021 de la comisión legislativa que Hynes preside figuran la revisión de la ley provincial de 2003 de Áreas Protegidas "Creemos que algunas categorías quedaron obsoletas y hay que actualizarlas".

La posibilidad de avanzar con más zonas protegidas tiene el visto bueno de las organizaciones ambientales de Rosario, uno de los principales puntos donde se registraron manifestaciones en defensa de los humedales. "Estamos viendo el avance del modelo extractivista, que amplía sus barreras y avanza en los humedales. Como consecuencia vemos quemas descontroladas" explicó a El Destape, Sebastián Martínez Ledesma, integrante de la Multisectorial Humedales. 

El ambientalista apuntó además: "Entendemos que hay pobladores que viven dentro del ecosistema y que usan los recursos de manera amigable. Eso sí lo apoyamos, lo que no apoyamos en el uso intensivo del ecosistema. Se necesitan medidas de control y más participación ciudadana. Lo que ha pasado es pura y exclusiva responsabilidad del Estado y de su desidia".

Sobre la Ley de Humedales que se debate en el Congreso, Martínez Ledesma resaltó: "La creemos necesaria, pero notamos los lobbys en contra. Los intereses económicos, que usan su fuerza política para que no salga".

En ocasión del Día Mundial de los Humedales, la Multisectorial realiza una actividad de concientización  a las 17, en la Rambla Catalunya, dónde habrá además una jornada de limpieza y participarán feriantes de productos agroecológicos y cosmética bio artesanal. Se podrán apreciar intervenciones artísticas, stands informativos y espacios de infancias. Otras organizaciones sociambientales, como El Paraná No Se Toca, también se suman.

En Entre Ríos la Red Ecosocialista del Movimiento Socialista de los Trabajadores -MST- analiza llevar adelante alguna acción de visibilización, en duda aún por cuestiones climáticas. Asimismo, han sido uno de los espacios que más se ha manifestado en torno a lo que sucedió y continúa sucediendo en los humedales

"Se ha logrado una visibilización que es central, gracias a la lucha socio ambiental. Es evidente que la avanzada, el ecocidio, se va a profundizar, porque ya hubo más de mil focos de incendio en el delta sólo en lo que va de 2021" explicó a El Destape, Nadia Burgos, integrante de la entidad. Y agregó: "Lo que está sucediendo es la profundización de un modelo económico basado en el agronegocio y la especulación inmobiliaria, que para algunos está por sobre la vida. Por eso lo más importante fue la conformación de asambleas multisectoriales, que lograron acciones coordinadas, movilizaciones y actividades culturales. Que este año van a estar presentes en la agenda de la lucha ambiental, para poner de relieve la necesidad de resguardar el ambiente".

Desde la Red Ecosocialista son tajantes: es preciso declarar a los humedades recursos naturales intangibles: "No se pueden usar para acciones de rédito económico. No se pueden usar agrotóxicos, no se debe extraer arena, no tiene que haber ganadería ni especulación financiera. Deben ser espacios protegidos, gracias a decisiones que se tomen en comunidad, en conjunto con quienes viven en esos lugares. El delta es la reserva de agua dulce más importante, no son un recurso más para que explote el sistema capitalista. Es un lugar para resguardar en relación a las crisis climáticas. Ya hubo fuego, si llueve mucho habrá inundaciones".

Burgos subrayó además que la ley que se está tratando en el Congreso al respecto no deja conforme al espacio: "Ahora se avanzaría sobre los artículos que buscan prohibir las fumigaciones. Y así van a buscar eliminar las mejoras progresivas y dejar una ley que no sirva como herramienta real. La discusión en torno a la Ley de Humedales no es nueva, nació en 2008, pero los sucesivos gobiernos la han frenado. Hay que hacer un relevamiento serio, con control social. No hay tiempo, es ahora". 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►