Reportan que el 70% de los incendios en Corrientes está controlado

Además, según informaron desde el Comando de Operaciones de Emergencias (COE), quedan solo cuatro focos activos en toda la provincia.

25 de febrero, 2022 | 19.32

Los incendios en la provincia de Corrientes, finalmente, se redujeron en un 70% tras las fuertes lluvias en la zona y según informaron este viernes fuentes del Comando de Operaciones de Emergencias (COE) quedan tan solo cuatro focos activos. "Estamos en un control de focos ígneos por encima del 70%. Las zonas con focos activos se centran en las áreas de Palmar Grande, Loma Linda, Paraje Zapallo y San Miguel", avisaron.

Al mismo tiempo, el subdirector de Defensa Civil, Bruno Lovinson, agregó: "Contamos con personas en combate en la zona de un cuadrante de Capital hasta Caá Catí y hacia el Sur, entre la Ruta 118 y Ruta 12". Mientras que sobre la cuestión climática y las precipitaciones en las últimas horas, señaló: "Las lluvias nos permitieron mover las brigadas junto a los equipos de los bomberos voluntarios a sus zonas".

Por su parte, el intendente del Parque Nacional Iberá, Daniel Rodano, afirmó: "Esta mañana se pudo hacer un sobrevuelo en helicóptero de la zona de San Alonso y comprobamos que las lluvias de anoche tuvieron el efecto que esperábamos, aplacaron las llamas". Recordemos que esa zona, dentro del parque, era sensible porque se desarrolla una iniciativa de protección del yaguareté.

De todas maneras, en diálogo con Agencia Télam, Rodano avisó que todavía hay "zonas de calor" y "lugares donde el fuego está activo" pero sostuvo que las tormentas brindaron la oportunidad de darle descanso a los brigadistas que están combatiendo las llamas hace varias semanas. "Vamos a montar una guardia de cenizas mientras esperamos las lluvias de la semana que viene", añadió en relación al pronóstico.

Siguiendo la misma línea, el intendente del Parque Provincial Iberá, Walter Drews, sumó: "Ya llovieron en las últimas horas unos 80 milímetros y en la zona de Laguna Iberá, en Carlos Pellegrini, ya no se registran focos ígneos y en la zona central de los esteros, hacia el este, en este momento tampoco". Pero aclaró: "En los embalsados puede haber fuegos internos, por eso hay guardias de cenizas y los brigadistas se quedan por si hay indicios de fuego".

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, arribó a la provincia, específicamente a la localidad de Posadas, acompañado por los ministros del Interior, Eduardo "Wado" De Pedro; de seguridad, Aníbal Fernández; de Ambiente y Desarrollo, Juan Cabandié; y de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez. Recorrió las zonas afectadas y visitó el campamento montado en la zona de San Miguel.

Declaran emergencia y desastre agropecuario en Corrientes

Cabe remarcar que en el último informe de la Estación Experimental Corrientes del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) se reportó que el fuego arrasó con 934.238 hectáreas, es decir casi el 11% del territorio provincial. Allí afirman que la cobertura vegetal más afectadas sigue siendo la zona de los esteros -pasando de 245 mil a 275 mil hectáreas- y los pastizales del nordeste, donde se duplicó el área quemada -de 18 mil a 40 mil hectáreas-.

Por otro lado, indicaron que entre las zonas más arrasadas por los focos, el departamento más afectado es Ituzaingó -con más de 173 mil hectáreas afectadas-; seguida por Santo Tomé, con 108 mil hectáreas tomadas por el fuego. Asimismo, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible trabaja con la provincia para seguir asistiendo a los equipos de rescate y a su vez diagnosticar el impacto provocado sobre la flora y la fauna.

Este viernes, la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) advirtió sobre "valores alarmantes de gases generados por el fuego y fuertes anomalías en el régimen de lluvias". Tras la activación de protocolos, la Unidad de Emergencias y Alertas Tempranas de dicho organismo determinó que se registran "altos valores de gases" por las llamas que impactan sobre la salud humana -especialmente a personas con enfermedades cardíacas y asmáticas- y, lógicamente, el calentamiento global. 

Por último, el Ministerio de Agricultura declaró el estado de emergencia y desastre agropecuario en toda la provincia de Corrientes por el término de seis meses, con alcance a las explotaciones rurales afectadas por sequía y/o incendios. La prórroga de la declaración hasta fin de año dependerá "de las condiciones climáticas que se manifiesten en los siguientes meses, por la situación de sequía e incendios en todo territorio provincial, para la totalidad de las explotaciones productivas, debido al prolongado evento critico climático de sequía que atraviesa la provincia".

LA FERIA DE EL DESTAPE ►