Todo lo que necesitás saber para emprender en Argentina

Todo lo que necesitás saber para emprender en Argentina. Tips, instituciones y una guía fácil de entender.

25 de julio, 2020 | 19.46

 

¿Cómo emprender en Argentina? ¿Es posible hacerlo? Emprender significa, por definición, comenzar una obra o negocio que encierra una dificultad o peligro. Es aferrarse a una idea o proyecto en el cual depositamos confianza y recursos.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Emprender en Argentina es un acto de fe en medio de una economía que está bajo permanentes desafíos. Puede ser también un acto de heroísmo, si aquel emprendimiento que engendramos y desarrollamos resulta beneficioso para la comunidad.

En este artículo vas a encontrar los puntos básicos a tener en cuenta antes de emprender en un negocio de cualquier tipo. También te mostramos las alternativas de financiación y fomento para el crecimiento y desarrollo de pymes ya constituidas. 

 

Emprendimiento: ¿sos emprendedor? Desarrollá lo que necesita un emprendedor para empezar

La idea, las ganas y la decisión de emprender son los primeros pasos a seguir para emprender en Argentina o en cualquier otro lugar. Pero, una vez que decidimos hacerlo: ¿cuáles son los pasos a seguir?

Esto dependerá de muchos factores. Principalmente del tipo de proyecto del que se trate. Pero existen una serie de pasos universales e ineludibles para todos aquellos aventurados. Conocé los trámites básicos necesarios para emprender en Argentina.

Antes que nada, es necesario contar con un Código Único de Identificación Tributaria (CUIT). ¿Qué es el CUIT? Se trata de una clave con la que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) identifica a los trabajadores autónomos, comercios y empresas. 

Todo emprendedor debe contar con un CUIT, ya que este está dirigido tanto a trabajadores autónomos como a monotributistas, comerciantes, profesionales y empresas. El trámite de generación de CUIT es sencillo, gratuito y puede realizarse de manera digital en este enlace.

Otro paso importante, de mayor complejidad pero gran importancia para los emprendedores, es el registro de marca. Se hace para adquirir el derecho exclusivo sobre la marca creada a través de su registro ante el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (INPI).

¿Es necesario registrar la marca al momento de emprender en Argentina? Una marca es fundamental para individualizar productos y servicios, identificarse en el mercado y crecer. Solo a través de su registro ante el INPI un emprendedor puede asegurarse de que terceros sin autorización la utilicen. 

En este enlace podés ver los pasos a seguir para avanzar con el trámite. Una vez registrada, la marca estará protegida por 10 años. La renovación de la marca es un trámite más sencillo que se realiza una vez por década. 

En caso de que el emprendimiento consista en una invención, la forma de protegerlo es a través de su patente. Este trámite también se realiza ante el INPI. La vigencia de las patentes en Argentina es de 20 años. 

 

Crear una empresa en Argentina

Ahora, ¿qué figura legal otorgarle al emprendimiento? La Sociedad por Acciones Simplificada (SAS) es un tipo societario establecido con el fin de fomentar la constitución de sociedades de manera rápida, simple y a menor costo. A pesar de su nombre, puede ser unipersonal, es decir que no es necesario un socio para su constitución.

Esta figura tiene menor costo que otras formas societarias como las Sociedades Anónimas (SA) y las Sociedades de Responsabilidad Limitada (SRL). Su objetivo principal es propiciar la actividad emprendedora.

El problema de las SAS es, al mismo tiempo, su simplicidad. La posibilidad de crear una empresa en horas, otorgada por el macrismo en 2017, implica una falta de control que puede dar lugar al desarrollo de actividades delictivas. Por el momento, la creación de nuevas SAS está suspendido hasta la regulación de la Ley de Emprendedores que las define y reglamenta.

Argentina ofrece programas específicos para asistir y fomentar el espíritu emprendedor. La Red de Mentores del Ministerio de Desarrollo Productivo ofrece asistencia gratuita para emprendedores que ya cuenten con un proyecto en marcha. 

El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación pone a disposición de la comunidad el programa Impulsando, dedicado a apoyar el crecimiento de emprendimientos innovadores. El trasfondo de la iniciativa es incentivar aquellos proyectos que mejoren las condiciones culturales, económicas y sociales del país.

Para emprender en Argentina en el sector tecnológico se puede acudir al Programa Fomento de la Inversión Emprendedora en Tecnología (PROFIET). Se trata de un instrumento que promueve la inversión de capital de riesgo para la creación de empresas de este tipo.

Para los creativos que se preguntan cómo emprender en Argentina existe INNOVAR. Para ver las convocatorias del programa, ingresá a este enlace

Por otro lado, el Fondo Semilla brinda asesoramiento y préstamos sin interés. Está dirigido a cualquier persona física o jurídica que necesite financiamiento y capacitación para emprender en Argentina. La capacitación se ofrece por medio de incubadoras privadas, públicas o mixtas. 

 

¿Ya tenés una pyme?

 

Si ya sos dueño de una pequeña o mediana empresa existen algunos incentivos a la producción y beneficios fiscales que pueden interesarte. En el marco de la Ley PyME, aprobada en 2016, se ofrecen condiciones orientadas a facilitar el desarrollo de la economía.

Para acceder a los beneficios de esta ley es necesario que la empresa esté registrada en AFIP. ¿En qué consisten estos beneficios de emprender en Argentina? Alivio fiscal, fomento a las inversiones, reducción de retenciones, mejoras de crédito y facilidades para exportar.

Pero, además de derechos y beneficios, emprender en Argentina o en cualquier lugar implica determinadas obligaciones. 

En caso de que tu actividad requiera la compra de bienes de origen no nacional, puede que estés obligado a tramitar un Certificado de Verificación (CDV) ante la Secretaría de Industria del Ministerio de Desarrollo Productivo. 

Esta medida está inscrita en el marco de la Ley 27.437 de Compre Argentino y Desarrollo de Proveedores. Busca otorgar preferencias a ofertas de bienes de origen local por sobre las de origen no nacional.

 

Por otro lado, es obligatorio solicitar la individualización y rúbrica de libros de comercio de tu pyme. Esto se hace para obtener, ante la Inspección General de Justicia, la oblea de identificación de los mismos.

En caso de necesitar ser atendido presencialmente para la presentación, consulta o retiro de trámites, en la Inspección General de Justicia, deberás previamente solicitar un turno vía Internet. 

¿Qué debés saber en cuánto a la comercialización de productos? Si estás interesado en realizar operaciones de comercio exterior, tendrás que inscribirte en el Registro de Importadores y Exportadores ante la Dirección General de Aduanas. El trámite es 100% digital. Por otro lado, la plataforma Exporta simple facilita la logística para vender en el exterior. 

 

Financiamientos para emprendedores y empresas en Argentina

Una de las principales preocupaciones a la hora de emprender en Argentina es el financiamiento. Afortunadamente, existen programas, planes y herramientas crediticias específicamente diseñadas para alentar a pymes y emprendimientos.

El Primer Crédito PyME facilita inversiones a largo plazo para impulsar proyectos productivos. Por otro lado, el ya mencionado Fondo Semilla consiste en la combinación entre un préstamo sin interés y la asistencia de una incubadora de elección del beneficiario.

Los interesados en aplicar para el Fondo Semilla deberán estar atentos a la apertura periódica de sus convocatorias. El préstamo puede invertirse en bienes de capital, mejoras o refacciones del lugar de trabajo, activos intangibles y/o capital de trabajo.

Si se trata de innovación, el Fondo Tecnológico Argentino (FONTAR) tiene como objetivo contribuir al desarrollo del Sistema Nacional de Innovación. Ofrece financiación a proyectos que busquen optimizar su productividad a través de novedades tecnológicas. El apoyo consiste en subsidios o préstamos.

También existe una ayuda específica para empresas de base tecnológica y organizaciones interesadas en desarrollar capacidades críticas de alto impacto potencial sobre el sector productivo. 

El Fondo Argentino Sectorial (FONARSEC) brinda financiamiento a empresas que cumplan con las características mencionadas. Su función es fortalecer la vinculación entre el sector científico y tecnológico con el socio productivo.

Otro sector estratégico fundamental es el de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC). Es por eso que el Fondo Fiduciario de Promoción de la Industria del Software (FONSOFT) ofrece herramientas de financiamiento a pymes productoras de bienes y servicios de dicho sector.

Los beneficiarios de esta ayuda pueden ser no solo pymes en funcionamiento, sino también nuevos emprendimientos o profesionales en formación. Las convocatorias para estos financiamientos son diversas.

Aquellos interesados en proyectos de economía social que busquen emprender en Argentina pueden acudir a un subsidio dirigido específicamente a ellos. Se trata de una ayuda no reintegrable destinada a la adquisición de herramientas, maquinaria, equipamiento e insumos.

Los destinatarios de dicho subsidio son cooperativas de trabajo, asociaciones de productores, empresas recuperadas, organismos gubernamentales, organizaciones no gubernamentales y organizaciones de pueblos originarios.

Por otro lado, los microcréditos para la economía popular y solidaria son un medio para la adquisición de insumos, materiales o herramientas con bajas tasas de interés y garantías solidarias. 

Los mesocréditos, por otra parte, están dirigidos a organismos gubernamentales u organizaciones sociales sin fines de lucro que busquen desarrollar una planificación estratégica en todo el territorio nacional. 

Tal vez lo que buscás en tu pyme sea desarrollar y fortalecer proyectos productivos beneficiosos para tu comunidad. En ese caso también podés obtener asistencia técnica y financiamiento.

Las herramientas de asistencia y financiación para emprender en Argentina no solo están dirigidas al aumento de productividad o destinadas a la incorporación de activos. El crédito Exporta, por ejemplo, busca fomentar la actividad exportadora de pymes productoras de software.

Las empresas de software, además, pueden obtener beneficios impositivos. Esto es gracias a la Ley de Promoción de Software, que permite un descuento de hasta el 60% del Impuesto a las Ganancias, entre otras concesiones.

Si lo que estás buscando es hacer crecer tu empresa, el programa Expertos PyME brinda la posibilidad de acudir a ayuda profesional, cubriendo parcialmente los honorarios de los expertos. El porcentaje de cobertura depende del tamaño de la pyme, así como la duración de la asistencia.

 

El programa contempla diversas áreas de la empresa de potencial optimización. Estas son:

  • Eficiencia energética

  • Tecnologías de gestión

  • Transformación productiva

  • Comercialización y marketing

  • Administración contable, financiera y proyectos de inversión

  • Certificación de calidad

  • Digitalización de procesos.

 

Otro ejemplo de pequeñas y medianas empresas que pueden necesitar apoyo financiero son aquellas en proceso de expansión o transformación de su modelo productivo. El Programa de Transformación Productiva brinda apoyo a pymes que se encuentran en dichos estadíos. 

Además de los fondos estatales destinados al fomento del emprendedurismo en Argentina, una pyme puede solicitar un préstamo bancario. Las Sociedades de Garantía Recíproca ofrecen la posibilidad de conseguir el aval necesario para acceder a créditos convenientes.  Para obtener dicho aval, ingresá en la Banca de Garantías. El trámite es gratuito.

 

¿Hay una ley de emprendedores en Argentina?

En el año 2017 fue promulgada en Argentina la ya mencionada Ley de Emprendedores, impulsada por Cambiemos. Sus principales características eran:

  • La posibilidad de constituir una empresa en 24 horas a través de la figura jurídica de las SAS, previamente mencionadas. 

  • Simplificación para la apertura de cuentas bancarias y digitalización de firma, libros y poderes.

  • Emisión de acciones de mismo derecho a diferente precio.

  • Establecimiento del Fondo Nacional de Apoyo al Capital Emprendedor (FONACE).

  • Programas de financiamiento y promoción para el desarrollo de PyMES.

  • Beneficios impositivos para inversores.

 

La Ley de Emprendedores fue una promesa de campaña del macrismo, en principio destinada a evitar la informalidad en la economía. Es cierto que las medidas mencionadas significan una mayor facilidad para la conformación de pymes.

Pero la excesiva flexibilidad y falta de control por parte del Estado pueden facilitar la práctica de actividades ilegales. La estructura es similar a las offshores en su carencia de control. 

En junio de 2020 se aprobó en el Senado la regulación de esta ley. El detonante fue que una organización delictiva haya creado decenas de SAS para comprar droga y lavar dinero.

En consecuencia, se pausó la creación de las SAS para proceder a un mayor control de legalidad de los emprendimientos registrados. Cuando retorne la posibilidad de efectuar dichos registros, las condiciones serán diferentes a las del laxo régimen macrista.

 

Conclusión

La variedad de fondos, créditos, subsidios, programas y asistencias para emprendimientos y pymes están dispuestas por el Estado a favor del progreso de la economía nacional. Algunos sectores estratégicos, como la innovación y la tecnología, cuentan con especial atención en este sentido.

El acto de emprender en cualquier proyecto implica inevitablemente un riesgo. Crear una empresa y hacerla crecer resulta desafiante y dificultoso. Afortunadamente, los ciudadanos cuentan con múltiples incentivos para emprender en Argentina que vale la pena conocer y aprovechar.

Si te interesó este artículo, mantenete informado sobre este y otros temas en El Destape.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►