Incendios en Corrientes: el fuego ya arrasó con casi el 10% de la superficie de la provincia

Especialistas del INTA brindaron detalles sobre la catástrofe que afecta al litoral argentino. Estiman en más de $ 26.000 millones las pérdidas por los incendios. Cuál es la ayuda enviada por Nación.

21 de febrero, 2022 | 15.54

A raíz de las lluvias que se registraron en diferentes zonas de la provincia, la emergencia ígnea en Corrientes, con una estimación de casi el 10 por ciento de la superficie provincial afectada por el fuego, tuvo un alivio y se espera que se extienda mientras se despliega la asistencia del gobierno nacional y otras provincias, pero la situación no deja de ser alarmante y se estiman en más de $ 26.000 millones las pérdidas por los incendios. De hecho, especialistas del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) afirman que la coyuntura es mucho más compleja.

Según un informe del organismo difundido el último viernes los incendios quemaron más de 785 mil hectáreas en Corrientes, lo que constituye el 9% de la superficie provincial. El ritmo de progresión del fuego entre el 7 y el 16 de febrero fue de casi 30.000 hectáreas por día. El relevamiento remarcó que los incendios consumieron 408.846 hectáreas de malezales, esteros y otros bañados; 31.265 hectáreas de bosques cultivados y más de 28.000 de bosques nativos.

Según el ingeniero agrónomo Ditmar Kurtz, del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Corrientes,  "en lo que va de febrero ya son 3865 focos de calor". "La situación lejos de parar, crece, por eso estamos esperando que llueva para que calme un poco”, advirtió al brindar detalles de la "catástrofe" en una conferencia de prensa.

Cabe señalar que, solo en enero pasado, los focos de calor alcanzaron la cantidad de 3436, más del doble de los que se produjeron en el mismo mes de 2001, cuando se había alcanzado el máximo histórico registrado con 1356. Con 9 millones de hectáreas, en la provincia ya se quemaron casi 800.000, cerca del 10% de su superficie.

En esa línea, el especialista detalló que “la tendencia del incremento de las áreas quemadas es mayor que la tendencia de los focos de calor porque los focos de calor se encienden y se apagan pero el área quemada se va sumando".

"En el informe del 7 de febrero, el incremento de la superficie afectada por incendios se aceleró en aproximadamente de 20.000 hectáreas por día pero en los últimos nueve días, ese incremento se elevó a 30.000 hectáreas diarias. Para que tomen relevancia, se queman por día en la provincia el equivalente a 30.000 manzanas de una ciudad”, añadió.

A continuación, Kurtz, explicó que en una época "normal", el 40% de la superficie correntina está cubierta por un pelo de agua, más o menos profundo, y el resto es tierra firme. Por ejemplo, en 2013, la conformación era un 38,5 % de agua y 61,5% de superficie seca. Incluso explicó que, cuando ocurre un evento de tipo Niño, esa ecuación se revierte y el 60% es el que queda cubierto por agua, como sucedió en el año 1998.

Hace dos años estamos pasando una situación de escasas precipitaciones y que ahora, durante el mes de enero, se sumaron las elevadas temperaturas. En enero cayeron menos del 10% de lo que suele precipitar en ese mes. En la actualidad, la superficie cubierta de agua en toda la provincia es de menos del 10%. Es decir que gran proporción de esos lugares que tienen abundante biomasa verde, hoy están muy secos por esa retracción de agua que ha sufrido”, precisó.

Pérdidas económicas en Corrientes por los incendios

Los incendios rurales y la sequía extrema en Corrientes ya causaron pérdidas por más de 26.000 millones de pesos en el sistema productivo de la provincia. Productores forestales, ganaderos, yerbateros, arroceros, citrícolas, apicultores, grandes, medianos, chicos y agricultores familiares, resumen el paso del fuego que ya arrasó con casi 800 mil hectáreas, con las mismas palabras: "catástrofe", "tragedia", "dolor", "impotencia" y "desesperanza".

"Es una catástrofe de la naturaleza, no sé si la gente alcanza a dimensionar. Los esteros se están quemando, hay evacuaciones, muchísimos daños en la producción, tristeza y desesperanza", expresó a Télam Pablo Sánchez, presidente de la Asociación de Sociedades Rurales de Corrientes.

La entidad que nuclea a los ruralistas correntinos elaboró un relevamiento que incluye un recuento de pérdidas en la producción forestal, ganadera, citrícola, yerbatera y arrocera, calculan un saldo total superior a los 26.000 millones de pesos y estiman que la mayoría de los productores afectados necesitará entre cinco y diez años para empezar a recuperarse, como duro saldo de una catástrofe ambiental sin precedentes.

Incendios en Corrientes: la ayuda enviada por el Gobierno Nacional

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, y el vicejefe de Gabinete, Jorge Neme, viajaron Corrientes para "fortalecer las acciones del Gobierno nacional y articular junto con las autoridades provinciales la respuesta a la emergencia provocada por los incendios forestales".

El Gobierno nacional, en articulación con autoridades provinciales, desplegó una serie de medidas para dar respuesta a la emergencia provocada por el avance de las llamas en Corrientes, mediante el envío de brigadistas, maquinaria pesada, helicópteros y aviones hidrantes, que buscan contener los incendios forestales y extinguirlos. Además, el Gobierno suma ayuda internacional para mitigar el paso de la catástrofe.

La asistencia está a cargo de los ministerios de Ambiente y Desarrollo Sostenible, de Defensa y de Seguridad, y es coordinada por el Centro Operativo del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF), según informaron este domingo desde la Casa Rosada.

El ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible supervisa las tareas que se llevan a cabo en el comando de operaciones de emergencia, ubicado en la localidad de San Miguel, donde se encuentran 150 brigadistas y 15 vehículos: autobombas, móviles de apoyo y un camión operativo del SNMF, además de helicópteros, equipamiento y maquinaria pesada.

Por indicación del ministerio de Defensa, se encuentran en la zona de los incendios más de 100 efectivos que colaboran con los brigadistas que trabajan para combatir las llamas. El Ejército y la Fuerza Aérea, por su parte, aportaron un avión, un helicóptero, equipos de radio y satelitales, remolques, cisternas para transportar agua y piletones para acopiarla.

El Ministerio de Seguridad de la Nación dispuso el despliegue de brigadistas de la Policía Federal Argentina, equipamiento y un helicóptero para el traslado del personal.

A su vez, los ministerios de Desarrollo Productivo y de Agricultura, Ganadería y Pesca anunciaron que destinarán 500 millones de pesos del Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (FONDEP) para asistir a productores de Corrientes afectados por los incendios. Estos créditos serán a tasa bonificada del 0% durante el primer año y tendrán 100% de garantías del Fondo Argentino de Garantías (FOGAR), que administra la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores de la Nación.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►