Sin barbijos ni distanciamiento: descontrol en las plazas porteñas por Navidad

Jóvenes sin barbijo, tomando del mismo trago y música hasta las 9 de la mañana, la escena que dejó la Navidad porteña.

25 de diciembre, 2020 | 15.42

En el marco de los festejos por Navidad, cientos de jóvenes salieron a la calle y se reunieron en plazas de la Ciudad de Buenos Aires, pero durante la madrugada y en las primeras horas de la mañana, la escena de música, alcohol y encuentro masivos - sin respetar ningún protocolo- provocó la intervención de la Policía de la Ciudad. 

En Parque Chacabuco, uno de los centros geográficos de la Ciudad de Buenos Aires, cientos de jóvenes y adolescentes seguían reunidos pasadas las 7 de la mañana, con reposeras, heladeras de mano y compartiendo bebidas y música al aire libre. 

Una escena similar sucedió en el barrio de Liniers, en la Plaza Larrazábal, ubicada entre las calles Cossio, Fonrouge y Caaguazú. El sitio se convirtió en un lugar de encuentro habitual entre los jóvenes, una costumbre que se inició en los últimos años y que atrajo a más personas en la pandemia ante la ausencia de fiestas habilitadas. Fuentes policiales deslizaron que la escena se repitió en varias plazas porteñas, en donde efectivos se acercaron para intentar disuadirlos y evitar que se acumulen más personas. No hubo incidentes. 

Las reuniones en la Plaza Larrazábal se produjeron en plena zona residencial, lo que suele ocasionar quejas de parte de los vecinos que viven en las calles aledañas. En las redes sociales circularon videos y fotos que dejaron de manifiesto los multitudinarios festejos al aire libre, nuevamente sin distanciamiento social, con alcohol compartido y sin tapabocas entre la mayoría de los presentes. Alrededor de las 7.30, la policía porteña debió presentarse en el lugar para desalojar la zona.

Preocupación por un rebrote de coronavirus 

En la previa a Nochebuena, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós y su par nacional Ginés González García manifestaron su preocupación por el relajamiento de los cuidados de la población en la prevención de la COVID-19, ante el registro de un nuevo aumento de los casos positivos que anticiparían una “segunda ola” de contagios para la temporada de verano.

Según el funcionario porteño, este tipo de comportamientos se explica porque hay “una ciudadanía que está cansada de cumplir las medidas de protección y cierta sensación de que esto está terminado”, dijo en relación a la pandemia, pero insistió en cumplir los protocolos para evitar el rebrote. 

La Ciudad de Buenos Aires está experimentando una suba sostenida de los casos de COVID, producto de la falta de cuidados de la población, que se volcó masivamente a las calles sin ningún tipo de protección. En el último reporte, del 23 de diciembre (no hay informes ni el 24 ni el 25) se registraron 507 nuevos casos. La curva de contagios se ubica en los niveles de principios de octubre. 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►