Cáncer de piel: tips para cuidarse del sol en el verano

Durante el verano, la gente se expone al sol sin importar los grandes problemas que trae como consecuencia no utilizar protector.

14 de enero, 2021 | 19.42

Con el verano y a pesar del contexto de pandemia por coronavirus, la gente aprovecha para salir y disfrutar de los días soleados. Durante la estación más calurosa del año llegan las ganas de disfrutar del sol en la playa, en la pileta, en la plaza o en los jardines de nuestras casas. Pero, más allá de esto, es importante remarcar la importancia de cuidarse y utilizar protector solar para evitar las diferentes enfermedades para la piel. Una de las principales problemáticas es el cáncer de piel que suele desarrollarse, justamente, por la gran exposición a la luz solar.

Por esa razón es importante tener en cuenta lo que dicen los expertos y prestarle atención a las diferentes recomendaciones que pueden dar para evitar cualquier tipo de afección. El doctor Miguel Allevato, Jefe de la División Dermatología del Hospital de Clínicas, nos brinda algunos consejos para cuidarnos este verano y aún así, a pesar de todo el contexto y la intensidad del sol, disfrutar. “En primer lugar, se debe evitar la exposición al sol entre las 10 y las 16 horas, que es el momento del día en que el índice UV es más elevado”, recomendó el especialista. Y sumó: “Los lentes de sol proporcionan fotoprotección para los ojos. No sólo afecta la piel provocando envejecimiento, quemaduras solares, lesiones precancerosas y cancerosas e inmunosupresión, sino que también puede provocar afecciones oculares, como cataratas”.

Además, a la hora de exponernos al sol, remarcó: “Deben mantenerse alejados del sol en los horarios en que la intensidad de la luz UV (índice UV) es de mayor intensidad, evitar la exposición al sol en menores de 1 año, aplicar una película uniforme y generosa de protector solar con filtro UVB y UVA, 15 o 30 minutos antes de la exposición al sol. Repetir la aplicación cada 2 horas y después de sudar o nadar."  Y agregó: "Usar ropa holgada, de trama ajustada y colores oscuros. Cuando la exposición sea prolongada es aconsejable el uso de mangas largas y pantalones, así como sombreros con ala ancha. Recordar que la protección disminuye cuando la ropa está mojada”.

Por último, Allevato habló sobre el cáncer de piel y cómo afecta en nuestro país: “Si bien no hay estadísticas nacionales, el cáncer de piel es el más común entre todos los tipos de cáncer, el melanoma conforma sólo el 1% de los casos de cáncer de piel, pero causa la gran mayoría de las muertes por este tipo de cáncer, de ahí la importancia del diagnóstico temprano. En los últimos años se ha producido un incremento de los casos de melanoma, relacionado directamente con la mayor exposición al sol y por la utilización de métodos artificiales de bronceado como las camas solares". Y sentenció: "Según la American Cancer Society, en EEUU se esperaba que en 2020 haya 100 mil a 350 mil casos nuevos".

 Qué factor de protección debemos usar según el tipo de piel 

  • Idealmente, deben usarse protectores solares de amplio espectro que proporcionen protección UV-B y UV-A, resistentes al agua, con un FPS mínimo mayor a 30.

  • También depende del fototipo de la piel, es decir, la capacidad de la piel de adaptarse al exponerse al sol, que a su vez dependerá de la pigmentación cutánea, el color del pelo y de los ojos. En personas con fototipo I y II (piel clara, ojos azules o verdes, cabello rojo o rubio y pecas, siempre se queman no se broncean) se recomienda SPF 50. En personas con fototipos III a VI (piel y cabello más oscuros, que rara vez o nunca se queman y si se broncean) pueden utilizarse protectores solares con SPF 30 – 50.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►