Horror en una cita de Grindr: dos agresores quisieron ahorcar y drogar a un hombre

La víctima logró escapar y alertar a la policía. Según la denuncia, los agresores quisieron darle una bebida con Clonazepam y, durante el encuentro, lo habrían ahorcado con unos guantes de latex. "Es un minuto, ya se termina", le habrían dicho mientras lo ahorcaban. Hay 14 causas abiertas en su contra. Los detenidos ya están libres.

07 de septiembre, 2022 | 18.58

Un hombre de 34 años denunció que dos personas lo engañaron, quisieron drogarlo y ahorcarlo en su casa, en el contexto de una cita que habían acordado a través de la aplicación Grindr. El denunciante fue identificado como Pablo y, en diálogo con El Destape, dio detalles de la trágica situación que vivió. El joven advirtió que podría haber sido un intento de asalto pero, también, un crimen de odio. Según contó a este medio, ya son 14 las denuncias presentadas en distintos juzgados y fiscalías contra estos mismos agresores y 8 de estas son de Capital Federal. Actualmente, los acusados están libres.

Según información policial a la que tuvo acceso El Destape, el hecho se registró en la madrugada del domingo 4 de septiembre en un departamento del barrio porteño de San Nicolás. La Policía de la Ciudad intervino luego del pedido de auxilio del denunciante. Todo quedó grabado en las cámaras de seguridad del edificio.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

 

Pablo recordó que uno de los sujetos lo invitó a pasar a su habitación y a los minutos ingresó el otro, que se había puesto un par de guantes negros. Acto seguido lo tomó del cuello e intentó darle de beber de una botella. "Es un minuto nada más, ya está”, le decían mientras lo ahorcaban. La intención de los agresores era clara: querían que Pablo tomara de esa botella si o si. Incluso, según contó a este medio, le decían que si él no tomaba de esta bebida, no les interesaba permanecer en su casa.

"Me pareció un poco raro que insistieran tanto en que tome la bebida que habían llevado. Me decían que era un aburrido, que era una bebida nueva y que no le interesaba seguirse vinculando si no la tomaba", contó Pablo a El Destape.

La víctima pudo escapar a la fuerza (codazos, patadas y hasta mordió la mano de uno de ellos) y se dirigió al palier de su edificio, pero sin la llave como para poder salir a la calle. Los agresores comenzaron a acercarse a él pero, en ese momento, llegó la Policía e intervino. Ellos ya se habían encargado de descartar la bebida, las benzodiazepinas y los guantes negros. Los efectivos policiales recorrieron el edificio y secuestraron una botella de vodka, dos latas de energizante y dos frascos de sedantes clonazepam 2,5mg.

 

Gracias a la difusión del caso, de las fotos y videos, Pablo pudo conocer 14 denuncias diferentes contra sus mismos agresores. Según contó, utilizaban este mismo método para atacar y hubo personas que terminaron internadas por intoxicación o con heridas de gravedad. 

 

El Juzgado Nacional Criminal Y Correccional 53, a cargo de la Dra. Érica María Uhrlandt, secretaría 66 del Dr. Julio Augusto Pedroso, dispuso la detención de ambos acusados pero luego fueron liberados."Estoy asustado y ansioso. Estoy intentando estar poco en mi casa y me acerqué al Centro de Justicia de la Mujer y LGBT en donde estoy tramitando el botón de pánico", admitió Pablo a este medio. 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►