Venezuela desvió un avión que debía llegar a Ezeiza y hay más de 200 pasajeros varados

Actualmente, tras la determinación de la empresa, hay personas varadas en dos países distintos: en el aeropuerto Viru Viru de Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) y en el de Ezeiza.

16 de junio, 2022 | 13.20

Más de 200 personas permanecen varadas en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza a la espera de un avión proveniente de Caracas que fue desviado a Bolivia tras la polémica que tuvo de protagonista a una aeronave, actualmente inmovilizada desde hace una semana en Buenos Aires. Se trata del segundo avión puesto bajo la lupa porque Venezuela se lo compró hace pocos días a Irán. Durante la madrugada de este jueves, regresó a Caracas el Airbus A340-600 sin tocar suelo argentino.

Según Noticias Argentinas (NA) y el medio venezolano Monitoreamos, lo que pasó en esta ocasión fue que la empresa estatal venezolana determinó desviar el vuelo V09502 durante el pasado miércoles hacia Bolivia por temor a que lo retuvieran en Argentina, tal como sucedió con el carguero de la firma Empresa de Transporte del Sur SA (Emtrasur). Luego de ser secuestrado por la Justicia, se está investigando a la tripulación y realizando averiguaciones para conocer las razones del porqué de su presencia en el país.

Por otra parte, desde La Paz, se vivió el mismo caos con los pasajeros que esperaban abordar el vuelo proveniente desde Caracas hacia Buenos Aires debido a que dicho aeropuerto fue su destino final. Por esta razón, se contabilizaron cientos de personas varadas en dos países a la vez: por un lado, en el aeropuerto Internacional Viru Viru de Santa Cruz de la Sierra en Bolivia y por el otro, en el de Ezeiza, donde la gente espera desde las 3:00 del miércoles, ya que el vuelo iba a arribar pasadas las 8:00.

En primera ocasión, según informaron pasajeras y pasajeros, el vuelo fue reprogramado pero muchos no se enteraron de esto. Por ejemplo, en declaraciones al diario Clarín, una pasajera señaló: "Yo estoy varada. Tendríamos que haber salido 9.50, pidieron hacer el check-in a las 5. Ahora Conviasa no quiere alquilar el avión y no nos dicen nada. No saben nada, ni sabemos si pueden darnos hospedaje".

Según el plan original, el vuelo de Conviasa (Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos) tenía previsto aterrizar durante la mañana del miércoles en Ezeiza y luego regresar a Caracas, para descender en la capital venezolana cerca de las 21.50, con escala previa en Bolivia. Según MonitoreamosConviasa planeaba completar su vuelo haciendo una conexión entre Santa Cruz y Buenos Aires con un avión de la línea Boliviana de Aviación, pero esto no se concretó -se desconoce la razón-.

Si bien El Destape intentó comunicarse con Migraciones para obtener más detalles sobre lo ocurrido, no hubo ningún tipo de respuesta. Desde el medio venezolano, por otro lado, sostienen que funcionarios en Bolivia afirmaron que "autoridades argentinas prohibieron cualquier vuelo que preste servicios de Conviasa para prevenir otro escándalo".

En un audio compartido por dicho medio, un funcionario les explica a los varados en tierras bolivianas: "Los pasajeros a Buenos Aires, nos han negado el permiso de operación en Argentina para operar con nuestro avión de Boliviana de Aviación". Y ante las quejas, les brinda dos opciones: "O vuelvan a Caracas o hagan Migración y se vayan en otra línea pero es de acuerdo a la disponibilidad de las compañías comerciales que operan aquí, chárter no nos van a autorizar. Va a pasar un tiempo para que sean reacomodados".

¿Qué ocurrió con el primer avión?

Mientras se encuentra varado en Ezeiza y es investigado por la Justicia, el titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Agustín Rossi, explicó que el argumento dado por allegados de los iraníes y venezolanos que forman parte de dicha tripulación es que "eran 19 y estaban juntos porque los primeros le daban las instrucciones de vuelo del Boeing 747 cuando pasó de manos de una empresa iranía a Venezuela" durante el mes de enero de este año. Había partido desde Querétaro, México, para transportar autopartes.

Sobre esto último, en charlas con C5NRossi dijo: "Es una presunción, los iraníes que estaban allí son instructores y me daba la cuenta (cinco y otros 14 venezolanos); usted no compra un Hércules y se lo da y sale a manejarlo cualquiera, son aviones que tienen complejidad". Según esa versión, el avión requería de especificaciones de mecánica, mantenimiento y vuelo. Por esta razón, los iraníes de la empresa Lance Tech General Trading viajaban acompañando a los venezolanos. Por otro lado, la tripulación niega que hayan desactivado el Transponder -es decir el GPS que marca el recorrido del avión antes de aterrizar en, este caso, Ezeiza-.

Cabe resaltar que, hasta el momento, el juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena, a cargo de la causa en cuestión, no imputó a ninguno de los tripulantes. Se aguarda el resultado en relación a los peritajes realizados sobre teléfonos y otros dispositivos tecncnológicos que se han secuestrado al realizar un hallanamiento solicitado por el propio magistrado y llevado a cabo por la Policía de la Ciudad de Buenos Aires.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►