Cupo laboral travesti trans: el camino de una ley reparadora

Con 201 votos a favor, 11 votos en contra y 7 abstenciones, el viernes a la madrugada el cupo laboral travesti trans en el sector público nacional obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados.

13 de junio, 2021 | 00.05

El proyecto, formalmente llamado Ley de Promoción del acceso al empleo formal para personas travestis, transexuales y transgénero Diana Sacayán-Lohana Berkins, establece la inclusión laboral de personas travestis y trans en el Estado Nacional. La norma aprobada en Diputados asigna a este colectivo un mínimo del 1% de los cargos en los tres poderes del estado nacional, los Ministerios Públicos, los organismos descentralizados o autárquicos, los entes públicos no estatales, y las empresas y sociedades del Estado, en todas las modalidades de contratación.

El proyecto prevé que "a los efectos de garantizar la igualdad real de oportunidades, el requisito de terminalidad educativa no puede resultar un obstáculo para el ingreso y permanencia en el empleo en los términos de la presente ley”. Esto implica que si la persona a contratar no alcanzó los niveles de estudio habitualmente exigidos deberá continuar los estudios luego de ser contratada. De esta manera, el proyecto reconoce las dificultades estructurales que tiene este colectivo a la hora de acceder a la educación formal.

La norma también establece incentivos para que el sector privado contrate a personas travesti trans. En este sentido, las "contribuciones patronales que se generan por la contratación de las personas beneficiarias de esta ley podrán tomarse como pago a cuenta de impuestos nacionales y ese beneficio se extiende a un año y a dos en el caso de las pequeñas empresas”.

Ahora resta que el proyecto pase por la Cámara de Senadores para lograr su aprobación y así convertirse en ley.

La subsecretaria de Políticas de Diversidad del Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad, Alba Rueda, celebró la media sanción y lo consideró un paso fundamental para las instituciones y para la democracia. “Las organizaciones y el movimiento trans han planteado claramente la necesidad de que exista un marco normativo que reconozca las desigualdades estructurales y proteja el acceso al empleo formal. Esta será la primera ley que sea una acción afirmativa para las personas trans”, aseguró en diálogo con El Destape.

“Estamos muy contentas por ver honrada la memoria de compañeras como Lohana Berkins y Diana Sacayan y de estar hablando ahora de una ley que nos devuelve las esperanzas de que miles de compañeras trans puedan ingresar por primera vez a un empleo formal”, señaló la primera funcionara trans en integrar el poder ejecutivo nacional.

Por su parte, Florencia Guimaraes, activista travesti, presidenta de la casa de Lohana y Diana y de Furia Trava, señaló que la jornada del jueves a la noche fue muy esperada por el movimiento político travesti trans: “Fue muy emotivo escuchar el nombre de nuestras compañeras Lohana Berkins y Diana Sacayán dentro del recinto de los diputados y que resonaran sus voces. En esas voces estaban las de muchas de nosotras, que hemos sido silenciadas, invisibilizadas, de todas las que nos fueron arrebatadas, de todas aquellas niñeces y juventudes trans que hoy emergen, de todas las compañeras adultas mayores que hoy siguen resistiendo y luchando”.

Lo que esta ley viene a subsanar, en parte, es la vulneración de derechos que los colectivos travestis y trans reclaman hace décadas: la violencia estructural, el desamparo, los travesticidos, la expectativa de vida de 40 años de edad y la falta de acceso de oportunidades transformadoras.

“Esto es un avance en términos legales pero no todavía en términos sociales. Hay que ir por mucho más, hay que ir realmente por una transformación cultural, hay que seguir insistiendo por una Ley de Educación Sexual Integral no biologicista, no binaria que incluya todas las corporalidades e identidades, otras maneras de existir y transitar este mundo”, señaló Guimaraes.

Rueda relató que se han presentado distintos proyectos que buscan seguir en esa misma línea, como el de reparación histórica, que busca resarcir a la comunidad travesti trans por la violencia institucional histórica vivida y por la enorme participación del Estado en esa cadena de violencias que terminan en muertes evitables. “Una violencia institucional que muchas compañeras y hermanas identifican como de una dimensión genocida”, afirmó Rueda.

Durante el debate en el recinto se hizo alusión en distintos momentos al término reparación. “Nosotras le llamamos así a los proyectos de ley que tienen que ver con una reparación histórica por los años de encarcelamiento, de criminalización por parte del propio Estado a través de códigos contravencionales que establecían que el delito era ser travesti, trans: toda persona que se encontraba en la vía publica con ropa inadecuada al sexo debía ser apresada. Hemos pasado noches, días y meses en comisarias simplemente por ser”, destacó Guimaraes.

Y agregó: “Me preocupa que en la sesión se esquivaba mencionar la prostitución. No es una elección sino una imposición. Para hablar algún día de elegir tenemos que tener todo un abanico de posibilidades que nunca hemos tenido y que sabemos q falta muchísimo”.

Tres meses sin Tehuel

La media sanción en diputados se obtuvo el mismo día en que se cumplieron tres meses de la desaparición de Tehuel Delatorre, un joven trans de 22 años que vive en San Vicente (provincia de Buenos Aires) y que fue visto por última vez el 11 de marzo, cuando se dirigía a la localidad bonaerense de Alejandro Korn para una entrevista de trabajo.

Según el relato de su hermana Verónica, Luis Ramos le había ofrecido trabajar como mozo en un evento “que nunca existió”. Desde ese momento no se supo más nada de él.

La investigación está a cargo de la fiscal Karina Guyot, de la UFI descentralizada de San Vicente. Hasta el momento, hay dos hombres detenidos que, por el momento, no declararon. Uno de ellos es Luis Ramos, en cuyo domicilio se encontraron restos del celular y ropa de Tehuel, y el otro es Oscar Alfredo Montes, un amigo de Ramos. De hecho, según información judicial a la que accedió este medio, en el celular de Ramos apareció una foto en la que aparecen los tres (Tehuel, Montes y Ramos).

En estos meses se realizaron una serie rastrillajes en distintos predios: uno cerca de la localidad de Alejandro Korn, en José León Suárez, en Caleta Olivia y el jueves en el Ceamse. Ninguno de ellos arrojó ningún resultado. 

“Todo va muy lento y se está buscando mal porque desde el principio se buscó un cadáver cuando en realidad no sabemos si es así. Creo que en ningún momento se pusieron a buscarlo como una persona desaparecida”, señaló Luciana, la novia de Tehuel.

El caso Santiago Cancino

Hace pocos días fueron encontrados los restos de Santiago Cancino, un chico trans de 14 años que estaba desaparecido desde el 16 de mayo de 2017. El hallazgo fue “casual”, cuando una persona que fue al lugar a limpiar una gruta que estaba en estado de abandono.

Desde el año 2019, los fiscales a cargo de la investigación son Ramiro Ramos Ossorio y Santiago López Soto. “A partir de ese momento se realizaron distintas tareas de rastrillaje en función de los datos que surgían en sus redes sociales y conforme el lugar donde se lo vio por última vez”, señaló Ramos Ossorio.

Se espera que en 15 días estén los resultados de los informes de criminalística, biología molecular (ADN) y las restantes pericias odontológicas para constatar la fecha aproximada de su muerte.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►