Larreta criticó las nuevas restricciones y se negó a dar una ayuda económica a sectores afectados

Rodríguez Larreta volvió a ratificar su postura de que las clases se mantendrán de forma presencial, a pesar del ascenso de casos de coronavirus.

20 de abril, 2021 | 12.09

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, mantiene su postura de que las escuelas deben permanecer abiertas, a pesar de la segunda ola de coronavirus que presenta la Ciudad y criticó al Gobierno nacional por las medidas de restricción. Además, aclaró que el Gobierno porteño "no puede ser más audaz" en ayudar a sectores complicados por la pandemia y le tiró la responsabilidad a Nación, que recientemente asistió a la Capital Federal con el envío de respiradores artificiales para reemplazar a los que entregaron al sector privado. 

Durante la primera hora de este martes, Rodríguez Larreta se paseó por las radios más escuchadas para dejar en claro su postura de que las clases continuarán de forma presencial. En diálogo con Radio Con Vos, el gobernante insistió: "Para mi la educación es prioridad y que los chicos estén en las aulas es necesario porque en las escuelas no hay mayor nivel de contagio, es igual o menor en el resto de la ciudad. Se registró solo el 0.89% de contagiados en las escuelas. Cada día que se pierde en la escuela es un drama".

Cuestionó, además, que "la solución a la preocupación no es cerrando las escuelas porque no es que ahora funcionan como antes, sino que hay restricciones en las escuelas" y sostuvo: "Creemos que no hay que tomar más restricciones". "Nosotros estamos preocupados por la situación sanitaria, pero esto se resuelve vacunando lo más rápido posible, con mayor testeos posibles, poniendo la mayor cantidad de camas en terapia, pero no cerrando escuelas", disparó.

En tanto, admitió que "hay un aumento de casos en todo el país, es cierto que se contagia gente más jóvenes y que la edad promedio de contagios está bajando", pero sostuvo que "ese es un buen dato desde el punto de vista de la gravedad que va bajando porque a los que más se les complica es a los mayores y esto hace que la situación sea menos grave" y reiteró que "los contagios no se producen en las escuelas, sino en los encuentros sociales".

Ante esta justificación, Ernesto Tenembaum le preguntó si no consideraba que su postura fue "demasiado aperturista" dado que en el DNU anterior también había dicho que no estaba de acuerdo con las medidas, pero las iba a acatar. Al respecto, Rodríguez Larreta se defendió: "Para ver las conclusiones de las medidas, hay que dejar pasar 15 días, entonces todavía no podemos evaluar nada. Hoy tenemos los casos que venían subiendo fuerte y se estabilizaron en un nivel alto, no digo que fue producto solo de esas medidas, recién ahora vamos a sacar conclusiones".

Asimismo, replicó que "todas estas medidas tienen un costo enorme" y remarcó que hay que "buscar un equilibrio, poniendo prioridad en salud". "No estoy de acuerdo en la restricción irrestricta en circular porque la circulación en si misma no genera contagios, caminando en la calle al aire libre no te contagias. Tenemos que ser precisos con las restricciones", aseveró.

En ese punto, se le preguntó si Ciudad no podía tener una actitud más audaz para asistir a comerciantes, empresas o sectores golpeados por la pandemia, a lo cual el jefe de Gobierno porteño despotricó: "El gobierno de la Nación es el que tiene la maquinita de hacer dinero, nosotros no. El Gobierno de la Ciudad tiene un presupuesto limitado, no podemos ser mas audaces de lo que somos y ya fuimos". A pesar de que la Ciudad tiene el presupuesto más abultado a nivel nacional.  

Por último, al ser consultado sobre si un juez federal da vuelta el amparo que avaló al Justicia porteña, Rodríguez Larreta aclaró que "un juez federal no puede voltear una cautelar de la Justicia de la Ciudad porque son justicias diferentes", pero afirmó que si interviene la Corte, acatará.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►