Los ricos no piden permiso: Provincia pone el foco en la evasión de countries y barrios VIP

 A través de la Agencia de Recaudación bonaerense el Gobernador apuntó a que los countries, clubes de campo y embarcaciones de lujo paguen cada uno de impuestos que les corresponden. Una mala costumbre de los ricos: evadir impuestos. 

12 de agosto, 2022 | 10.58

Cuando Axel Kicillof asumió como gobernador de la provincia de Buenos Aires designó como director de la Agencia de Recaudación bonaerense (ARBA) a Cristian Girard. El dirigente repite una y otra vez que para “construir una sociedad menos desigual, tenemos que empezar por reducir la evasión de los ricos y los sectores concentrados de la economía”. En ese sentido y a los pocos días de haber asumido, desde el ente recaudador pusieron la lupa sobre los countries, clubes de campo, barrios cerrados y embarcaciones de lujo. Sorprenda o no, lo que ARBA confirmó con el correr de los operativos y fiscalizaciones es que el sector de mayor poder adquisitivo es uno de los espacios que más impuestos evade

En enero de 2020 - a menos de un mes de haber asumido la nueva gestión y cuando aún no se había detectado la pandemia del coronavirus - desde la Agencia de Recaudación comenzaron a coordinar en la ciudad balnearia de Pinamar “tareas de fiscalización”, que abarcó distintos municipios de la costa atlántica bonaerense.

Durante los primeros meses, la gestión de Girard realizó operativos de fiscalización, tanto de manera satelital como presencial. Para octubre de 2020, ARBA ya había cursado un total de 102 intimaciones a barrios cerrados que estaban incumpliendo la Ley 15.038 - la cual tipifica la metodología del cálculo del valor de la tierra de los inmuebles ubicados en los Clubes de Campo, Barrios Cerrados, Clubes de Chacras u otros similares. 

A fin de año de 2020 se creó el “Registro Provincial de Urbanizaciones Cerradas”, a cargo del Ministerio de Gobierno provincial. El mismo apuntaba a reempadronar las urbanizaciones cerradas asentadas en la provincia de Buenos Aires, con el objetivo de regularizarlas. 

Hasta julio de 2022 se habían anotado 363 clubes de campo y/o barrios cerrados. De esa cifra el 50% están concretados en 5 ciudades del conurbano: Pilar lidera con 87 emprendimientos de dichas características, le sigue Tigre con 37; luego Luján con 24; en cuarto lugar está Escobar con 21 y Ezeiza con 15 clubes de campo y/o barrios cerrados.

Countries y torres de lujo que evaden

Para 2020, la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires había detectado 632.982 metros cuadrados construidos que estaban sin declarar ante el fisco. Ello lo había logrado mediante operativos de fiscalización satelital y presencial en 114 urbanizaciones cerradas. 

A modo de ejemplo, Cristian Girard explicó que “las construcciones detectadas sin declarar equivalen a casi 10.500 viviendas modelo del Plan Procrear”, y señaló que “para que podamos vivir en una sociedad más equitativa, con mejor infraestructura y servicios públicos, es fundamental que quienes tienen poder adquisitivo paguen los impuestos que les corresponden”. 

En el transcurso del verano de 2021, la Agencia continuó fiscalizando en los espacios de mayor poder adquisitivo. El 4 de enero detectó unos 96.738 metros cuadrados más sin declarar en un country de Pilar, que está constituido por 13 barrios cerrados. Puntualmente, se encontraron 412 viviendas y 240 piletas que no tributaban ante el fisco. En ese caso, la omisión representa casi $12 millones.

Dos días más tarde, ARBA detectó una torre de lujo sin declarar en un predio del Boulevard Marítimo Patricio Peralta Ramos, en la zona de Playa Chica de Mar del Plata. El edificio de más de 20 pisos contaba con unidades funcionales que se vendían a un valor de mercado que rondaba los 400.000 o 500.000 dólares, según el número de ambientes.

La torre de lujo ofrecía una vista privilegiada: al abrirse los ventanales que poseía se podían disfrutar de la brisa y el mar como paisaje. “Una vez que la torre esté regularizada, la Provincia recuperará, solo considerando el período 2020, más de $1,2 millones de recaudación en el Impuesto Inmobiliario”, detalló Girard.

Según consta en los registros de ARBA, el emprendimiento inmobiliario en cuestión incluía un total de 3 torres. Una se encuentra actualmente en construcción; otra fue inscripta por los desarrolladores en 2017, luego de una fiscalización que realizó el organismo. Y la tercera es la que se detectó ahora en infracción y deberá ser regularizada.

Siete de cada diez embarcaciones no paga impuestos 

La provincia de Buenos Aires posee un padrón de 53.617 embarcaciones a motor inscriptas. De esa cifra, alrededor del 70% registra deudas; es decir 7 de cada 10 yates no tributa al fisco. 

Un día antes de la Nochebuena de 2021, el ente recaudador detectó 82 embarcaciones de lujo sin declarar en un parque náutico de San Fernando. Había yates, lanchas y veleros sin registrar y sus dueños evadían el pago del Impuesto a las Embarcaciones Deportivas.

Durante dicho año y solo en las fiscalizaciones sobre el sector náutico ARBA detectó casi 3.000 embarcaciones que estaban sin declarar. Por otra parte, intimó a 37.403 contribuyentes que registraban deudas por $2.790 millones en concepto de Impuesto a las Embarcaciones Deportivas, y recuperó $488 millones por cuotas impagas.

Durante el verano del corriente pero en el distrito de San Isidro, ARBA y AFIP detectaron 37 embarcaciones de lujo (yates y veleros) sin declarar y notificaron deudas por $25 millones. 

Los $25 millones de deuda notificada en la guardería de San Isidro correspondían a 203 titulares de yates, veleros, lanchas y motos de agua que tenían cuotas impagas del Impuesto a las Embarcaciones Deportivas. Además de labrar intimaciones por las irregularidades encontradas, las y los agentes efectuaron un relevamiento físico de las embarcaciones amarradas y verificaron la situación tributaria de los responsables de la guardería náutica. 

Mar del Plata y Pinamar: Los ricos vacacionan y evaden 

A pesar de las críticas constantes a la decisión política de Axel Kicillof de poner el ojo fiscalizador en los sectores de mayor concentración de poder adquisitivo, el 21 de enero del año pasado y otro nuevo operativo de verano, la Agencia de Recaudación detectó en zonas exclusivas de Pinamar y Mar del Plata, alrededor de 366.000 m² de construcciones que desarrolladores o propietarios “no habían declarado ante el fisco”, generando una importante evasión en el Impuesto Inmobiliario.

En el caso de Pinamar se encontraron 49.000 m² sin declarar, que equivalen a un monto de $9 millones en concepto de recaudación de Impuesto Inmobiliario de dicho año. En Mar del Plata se detectaron 317.000 m² de construcciones sin registrar, lo que implica recuperar $32 millones de tributos evadidos. 

El 4 de enero del corriente, ARBA detectó otros dos edificios en la misma ciudad que estaban sin declarar y evadían el Impuesto Inmobiliario. El valor total de mercado de las edificaciones superaba los 5 millones de dólares. “Son 5.000 metros cuadrados cubiertos sin registrar”, detalló Girard y agregó que “los desarrolladores fueron intimados para que regularicen la situación, pagando el tributo atrasado y las multas correspondientes”.

 

El 20 del mismo mes se detectaron 42.000 m² de construcciones que evadían el pago del Impuesto Inmobiliario porque no se encontraban declaradas en Pinamar y Cariló. Eran un centenar de casas en barrios exclusivos y 23 edificios de lujo, en su mayoría complejos de departamentos, que las empresas desarrolladoras tenían registrados como baldíos. Las maniobras de evasión son por más de $30 millones en concepto de tributo Inmobiliario.

Esos metros detectados, y sólo durante el mes de enero, todo lo detectado representó el 30% de lo que se descubrió en Pinamar el año pasado (alrededor de 124.000 m²). Es decir, se observó un constante crecimiento del desarrollo inmobiliario y una intensificación de la labor de control del organismo.

El 14 de enero, la Agencia detectó en la Feliz un edificio de lujo con más de 25.000 m² cubiertos sin declarar a metros de la playa. “La empresa está tributando casi una décima parte de lo que correspondería”, explicó el funcionario y detalló que “pagaba $1,6 millones por año, cuando debiera abonar $15 millones anuales por el edificio. Ese es el tamaño de la evasión”.

El edificio ocupa toda una manzana y cuenta con departamentos de 1 a 4 ambientes, todos con sus respectivos balcones y lujosos detalles de construcción. Además, posee piscina cubierta, cochera, gimnasio y spa, entre otros servicios e instalaciones. Girard remarcó que “cada uno de esos departamentos se venden por montos superiores a los 140 mil dólares. Es claramente injustificable que no estén pagando el Inmobiliario como corresponde”.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►