Alberto Fernández: "La unidad es una condición necesaria para hacer frente a la derecha"

El Jefe de Estado habló sobre el acuerdo con el FMI, las medidas económicas contra la inflación, el conflicto con el campo y la política de transformar los planes sociales en trabajo.

27 de marzo, 2022 | 20.18

El presidente Alberto Fernández hizo hincapié en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y aseguró que el país logró sacarse "la soga que teníamos en el cuello". Es la primera entrevista que otorga luego de que el FFMI haya aceptado el acuerdo que fuera aprobado en el Congreso Nacional y añadió: "Es un buen momento si lo sabemos aprovechar".

En una entrevista al programa "Desiguales", por la Televisión Pública, el mandatario indicó que la negociación con el FMI "nos tenía condicionados y ahora nos sacamos esa soga del cuello y podemos transitar el camino que queremos transitar". En este punto añadió que la deuda con el FMI, su gobierno hubiese "querido no hacerlo, no hubiéramos tomado la deuda. Estamos pagando las consecuencias de los que si la tomaron".

Acuerdo con el FMI

"Hemos logrado sacarnos un problema que era la angustia de pagar 19 mil millones de dólares y que sabíamos que no había ninguna posibilidad de hacerlo", destacó Alberto Fernández. "Es un paso adelante que, obviamente, hubiéramos querido no hacerlo. Obviamente, nosotros no tomamos la deuda y estamos pagando las consecuencias de los que sí tomaron esa deuda", observó.

"Hasta el último momento no sabíamos cómo iba a votar la ortodoxia del Fondo. Hubo un momento en el que el tesoro norteamericano fue muy duro con nosotros. En eso nos pusimos muy firmes, es un acuerdo inusual. He tenido la oportunidad de negociar otros acuerdos con el Fondo y en este pusimos una serie de condiciones que se pudieron dar. También había por parte del Fondo la necesidad de reconocer que hicieron algo que estaba mal y aceptar, un poco, nuestra posición dura", consideró Fernández. 

Al ser consultado respecto a los votos negativos hacia el acuerdo y que salieron del interior de la coalición de gobierno, el mandatario dijo que "nosotros siempre hablamos del tema y, obviamente, tenemos miradas distintas". Eso no es lo que más me inquieta, respeto, además, las miradas diversas", agregó. 

"Argentina lo que tiene que hacer es crecer, dar trabajo, contener y terminar con la inflación. Tenemos el problema que tenemos por la irresponsabilidad de quienes nos endeudaron porque la deuda es un condicionante. No hace falta que me pongan condiciones, ya el hecho de deber 45 mil millones de dólares es una condición"

 

Medidas económicas contra la inflación

"El tema es cómo lo potencian en algunos medios, pero la verdad es que todos estamos librando una guerra contra la inflación en el sentido de ponerle fin a un problema muy grave. A todos nos cuesta la inflación"definió Fernández en diálogo con la TV Pública, tras ser consultado sobre las medidas económicas a encarar por el Gobierno en el marco de la guerra contra la inflación y el movimiento de los mercados internacionales a causa de la invasión rusa a Ucrania.

"Hay que abordar otros problemas como el que yo llamo la inflación autoconstruida. Es una inflación que está en la cabeza de la gente que lee que los precios de los alimentos suben y suben los precios de todo. En eso tiene mucho que ver el modo en el que se concentra la producción de alimentos, donde tienen que ver los formadores de precios a los que hay que llamarlos a que no se los autorice a hacer padecer a los argentinos", propuso.

"También discutir la cadena de distribución de los alimentos porque si miran lo que se da a conocer es el número final de cómo crece el precio de los elementos que no lo hace del mismo modo en góndolas de supermercados o negocios de cercanía que es dónde se disparan (los precios)", continuó al tiempo que adelantó: "Vamos a seguir trabajando en medidas como las que el secretario de Comercio ya está impulsando. Hay otras que tienen que ver con recuperar un diálogo quebrado porque estamos en un punto límite y hay que encontrar una solución". 

En ese sentido, el mandatario sentenció que "lo que hay que hacer es hacer entrar en razón a los diablos", en referencia a los formadores de precios y reconoció que la Ley de Abastecimiento es una de las tantas herramientas con las que cuenta el Gobierno en la coyuntura actual. 

"Es cierto que se ha desatado una guerra que ha potenciado el precio de los alimentos y la energía, y la Argentina tiene una posición casi de privilegio porque puede vender alimentos al exterior. Me parece espléndido como una oportunidad, pero no que se convierta en un problema para los argentinos", reconoció.

Conflicto con el campo

Sobre las últimas medidas económicas anunciadas por el Gobierno que involucran a los productores agropecuarios, Alberto Fernández sintetizó: "Esos puntos que hemos subido fueron para compensar el precio del trigo interno, objetivamente es una decena de empresas que aportan 350 millones de dólares".

"Es una medida con características progresivas y, en verdad, no le cambian la vida al campo", aclaró al tiempo que sugirió que "hay que entender que parte de la dirigencia del campo ha tomado una decisión política y están actuando a partir de demandas políticas y partidarias".

"La inflación es un problema muy serio, hace una década que la inflación tiene dos dígitos y tenemos que bajarla. Son múltiples las causas, entonces hay que ir atacando todas las causas al mismo tiempo y ver experiencias como Israel o México", completó.

Planes sociales

"Tenemos un nivel de auxilio del Estado a los sectores más débiles muy alto. Tenemos que replantearnos todo el sistema de los planes porque, sino, comienzan a superponerse planes con planes y es un problema que ya tenemos con personas que cobran dos planes o más", arrancó Alberto Fernández.

"Creemos que los planes tienen que convertirse en trabajo y debemos recuperar en ese sector de la sociedad la cultura del trabajo formal. La gente que recibe un plan trabaja en la informalidad, en lo que llamamos economía popular. Tenemos que hacer dos esfuerzos: primero reconocer la existencia de la economía popular y darle reglas para poder desarrollarse dentro de lo que puede. Y por el otro, sacar de la economía popular a tantos otros y transformarlos en trabajadores formales. Porque el trabajador popular no conoce el aguinaldo ni una indemnización por despido", agregó Fernández. 

Sobre el Fdt

En relación a la situación actual de la coalición de gobierno el primer mandatario afirmó que "el Frente tiene miradas distintas" pero -agregó- "hay que convivir con eso". "La unidad es una condición necesaria para hacer frente a la derecha", respondió al ser consultado sobre las tensiones entre él y la vicepresidenta. 

"La idea de Cristina de buscar un Gran Acuerdo Nacional la comparto desde el primer día. En la campaña ella hablaba de un nuevo contrato social en la Argentina y lo comparto absolutamente y esa es la madurez que reclamo: que entendamos todos que unos pocos ganan mucho"

Ley de alquileres

Al ser consultado sobre la posibilidad de derogaron la actual ley de alquileres Fernández opinó: "La ley no funciona, le complicó la vida a quienes tienen que alquilar", dijo y agregó que hoy conversó con el Presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, quien le explicó que actualmente hay siete proyectos "en danza" sobre este tema. "Sergio me dijo, inclusive, que podemos sacar una ley que suspenda a la ley que tenemos hoy por 90, o 180 días y, en ese tiempo, hacer una ley federal que resuelva los problemas en todo el país. Él está muy preocupado por el tema, todos, en su momento lo hablé con Máximo (Kirchner) porque es un tema que tenemos que resolver porque son millones los argentinos con ese problema", agregó. 

 

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►