Imputan a Mauricio Macri por mentir en su declaración jurada: lo investigan por ocultar parte de su patrimonio

El fiscal Ramiro González le dio impulso penal a una presentación que realizó la Oficina Anticorrupción. Las irregularidades que surgen de las declaraciones juradas del expresidente. Los otros delitos que se investigan. El Destape los había adelantado.

28 de junio, 2021 | 17.42

Imputaron a Mauricio Macri por mentir en su declaración jurada al momento de acceder a la presidencia de la Nación. Es decir, por ocultar parte de su patrimonio.

El fiscal Ramiro González dio impulso penal este viernes a una presentación que realizó la Oficina Anticorrupción (OA) -la noticia se conoció este lunes-. La entidad que conduce Félix Crous detectó una serie de irregularidades en las declaraciones juradas del expresidente y realizó una denuncia penal en los tribunales de Comodoro Py. El fiscal González se hizo eco de la presentación y solicitó documentación a la OA e información de una empresa en la que es accionista Macri a la Inspección General de Justicia (IGJ). El trabajo de la OA se basa en una resolución de la IGJ que Ari Lijalad dio como primicia en  El Destape y de la que surgen diversas irregularidades.

“La OA hizo alusión a una serie de inconsistencias que existirían en las declaraciones juradas presentadas oportunamente por el ex presidente de la Nación, Ingeniero Mauricio Macri”, se señala en el dictamen de González al que accedió este medio. Esos desmanejos son “una serie de conductas que podrían ser constitutivas del delito contemplado en el art. 268 (3) del CP”, señaló el fiscal.

El art 268 (3) del Código Penal se encuadra en el capítulo “Enriquecimiento ilícito de funcionarios y empleados” y establece que “será reprimido con prisión de quince días a dos años e inhabilitación especial perpetua el que, en razón de su cargo, estuviere obligado por ley a presentar una declaración jurada patrimonial y omitiere maliciosamente hacerlo”. El delito se contempla para quien “maliciosamente, falseare u omitiere insertar los datos que las referidas declaraciones juradas deban contener de conformidad con las leyes y reglamentos aplicables”. Es de lo que se acusa a Macri.   

En su análisis, la OA además detectó maniobras que podrían encuadrar en el delito de "lavado de activos" y "evasión tributaria" por lo que la información que apunta en esa dirección se giró a los órganos correspondientes: la UIF y la AFIP, respectivamente, ya que ambos temas exceden el ámbito de competencia dela oficina. Tas analizar la información, tanto la UIF como la AFIP podrían hacer una nueva presentación judicial.

El caso, que asoma como una nueva preocupación judicial para Macri, está radicado en el juzgado a cargo de Daniel Rafecas.

Las inconsistencias

Tras detectar diversas irregularidades, la IGJ solicitó la nulidad del fideicomiso ciego de Macri, tal como publicó Lijalad en este medio el pasado 27 de abril. Y dictó una resolución que luego fue notificada a la OA, donde constan todo tipo de desmanejos. Esto derivó en la apertura de una investigación en la entidad que conduce Crous. Ese fue el inicio de este caso.

La OA se encontró con irregularidades en las declaraciones juradas de Macri pero también con otros posibles delitos que fueron anoticiados a la UIF y la AFIP. Todo esto fue volcado en un dictamen de la oficina fechado el 15 de junio pasado.

El apartado de las declaraciones juradas es el que tuvo impulso penal este viernes en los tribunales de Comodoro Py. Allí se hace alusión a una omisión maliciosa por parte de Macri en su declaración jurada correspondiente al 2015. ¿Qué se ocultó? De acuerdo a los denunciantes, su real tenencia accionaria en la empresa Agropecuaria del Guayquiraró S.A (Agro G S.A). Un detalle para nada menor.

“La tenencia accionaria de Mauricio Macri en Agro G S.A. durante el 2015 no correspondía al 14,70% del capital social como fue declarado, sino como mínimo al 20%, y si había adquirido las acciones preferidas antes del 31/12/15 alcanzaba el 30,22%”, se sostiene en la presentación de la OA.

En el dictamen, el fiscal González repasa el trabajo de la OA, que demuestra cómo Macri ocultó parte de su patrimonio en su declaración jurada.

Agro G S.A es una firma que fue inscripta el 16 de agosto de 1977 en la Ciudad de La Paz, Entre Ríos. Su paquete accionario total se transfirió el 23 de octubre de 2008 “a Mauricio Macri -en un 20 %-, a Ventilux S.A. -en un 40 %- y a José Alberto Andrés Uriburu -en un 40 %-”. Uriburu es un hombre muy vinculado a la familia Macri.

A diciembre de 2008, según los registros, Macri era “titular de 2190 acciones” de Agro G S.A. Pero el 3 de mayo de 2011, el entonces jefe de gobierno porteño aparece como “como titular de 2340 acciones, representativas de un capital de 2.340.000 que representa el 20 por ciento del capital social”. En la asamblea en que se informó esto, se decidió el traslado de la sede social de la firma a la Ciudad de Buenos Aires.

Por ese salto, los denunciantes remarcan que entre diciembre de 2008 y mayo de 2011 “Macri adquirió 150 acciones de Agro G S.A. ya que como se relató, su tenencia accionaria se incrementó de 2190 a 2340 acciones, y que dicha cantidad de acciones las mantuvo, al menos hasta el 29 de abril de 2016”. Nunca informó de ese salto patrimonial. Tampoco otro, muy importante.

El 2 de septiembre de 2013 “Agro G. S.A. aumentó su capital social al emitir 5.064.338 acciones preferidas”. Ese aumento no fue inscripto en la IGJ. Tras el análisis de todas estas irregularidades, se supo que esas acciones eran de Macri. Eso quedó en evidencia el 12 de abril de 2016. Aquel día, Macri cedió al fideicomiso ciego para su administración “2190 acciones nominativas no endosables de 1.000 pesos cada una emitidas por la sociedad denominada ´Agro G S.A.´ y la cantidad de 5.064.938 acciones preferidas de un peso por acción y sin derecho a voto”.

Las acciones preferidas son acciones que tienen una preferencia: en este caso, cobrar los dividendos que generase la firma Latin Bio, donde Agro G S.A tiene un importante porcentaje (al igual que Juliana Awada, la esposa de Macri, que tiene el 20,25% de las acciones). Esto implica que esas acciones preferidas de Macri tienen la preferencia de cobrar los dividendos que le correspondan a Agro G en Latin Bio. Este dato es clave. De acuerdo a la OA “la adquisición de las acciones preferidas de Agro G S.A., le permitieron al Fideicomiso Ciego de Administración hacerse de $ 54.286.824 entre 2017 y 2020”.

Según la OA, “las maniobras clandestinas de Agro G. S.A. fueron desplegadas con la finalidad de ocultar la titularidad de Mauricio Macri de las 5.064.938 de acciones preferidas, y que el mencionado era un socio parcialmente oculto, en tanto sólo daba a publicidad y cumplía con las obligaciones legales respecto de una parte de su tenencia accionaria”. Además, no informó de la totalidad de sus acciones en Agro G S.A.

Ante la desprolijidad manifiesta de Macri, no está claro en qué momento el ahora expresidente se hizo con las acciones preferidas: es decir, si fue el 02 de septiembre de 2013 “o si las mismas fueron adquiridas con posterioridad a ese día y antes del 12 de abril de 2016”.

Por todo esto, el fiscal González se hizo eco de lo planteado por la OA y le dio impulso penal a la denuncia para determinar si “Macri habría falseado los datos consignados en su Declaración Jurada Integral de Carácter Público correspondiente al año 2015”. Entre otras cosas, requirió a la IGJ documentación relativa a la firma Agro G S.A y a la OA la Declaración Jurada Patrimonial Integral de Macri correspondiente a los años 2015 y 2016.

En su dictamen, además, hizo mención a que la entidad comandada por Crous dio intervención a la UIF y la AFIP para determinar si corresponde avanzar con la investigación en torno a los delitos de lavado y evasión. 

Lavado de activos, en la mira

De acuerdo a la presentación de la OA “no puede soslayarse que la adquisición de las acciones preferidas de Agro G S.A., le permitieron al Fideicomiso Ciego de Administración hacerse de $ 54.286.824 entre 2017 y 2020”. El 20 de febrero de 2020, cuando finalizó el contrato del fideicomiso, esos más de 54 millones de pesos  le fueron reintegrados a Macri: “En esta inteligencia, Mauricio Macri se alzó con $ 54.286.824 resultando el único socio de Agro G S.A. que retiró dividendos en los últimos 10 años, mientras el resto de los accionistas consentían dicha situación que ocurría tanto cuando los resultados de los ejercicios anuales arrojaban ganancias, como cuando representaban quebrantos”, indicó la OA en su presentación.

Esto "configura la sospecha cierta de que Mauricio Macri se habría transferido a él mismo $ 54.286.824 entre 2017 y 2020, lo que constituye otra clara maniobra de lavado de activos nacida de la compra con dinero espurio de las acciones preferidas de Agro G S.A".

Con todos estos datos, que El Destape informó en abril, es de esperar que se complique el escenario judicial de Macri.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►