Del Correo al espionaje: las causas donde Macri obtuvo una "ayudita" del Poder Judicial

El fiscal Juan Pablo Curi se alió con la defensa del expresidente para postergar su indagatoria en el caso del espionaje al ARA San Juan. No fue el único blindaje que recibió Macri en la Justicia en el último tiempo. Los detalles.

31 de octubre, 2021 | 00.05

Mauricio Macri nunca perdió su influencia en los tribunales federales. La reciente decisión del fiscal de Dolores Juan Pablo Curi, quien este jueves articuló con la defensa del expresidente para postergar su declaración indagatoria en el caso del espionaje ilegal al ARA San Juan, puso en evidencia el poder que aún ejerce el exmandatario en el sistema judicial. No fue el único “blindaje” que recibió Macri en la Justicia en el último tiempo. Una serie de polémicas decisiones de jueces y fiscales lo favorecieron en otras causas de impacto político.

Espionaje I: el rol del fiscal en el caso ARA San Juan

Este jueves el fiscal federal de Dolores, Juan Pablo Curi, jugó en tándem con Pablo Lanusse, el abogado de Macri, para suspender la indagatoria en el caso del espionaje ilegal al ARA San Juan bajo la argucia de que el expresidente no había sido relevado del deber de guardar secreto sobre cuestiones de Estado, algo innecesario para esta instancia. El objetivo de la maniobra fue dilatar el procesamiento de Macri y desprestigiar al juez Martín Bava, a quien Macri quiere correr del caso.

La cofundadora de Cambiemos, Elisa Carrió, sintetizó en un tuit la sensación del macrismo por lo sucedido en los tribunales de Dolores al contar que habló con Macri y le dijo que “esa indagatoria fue un éxito!!!”.

Tras el levantamiento del secreto por parte del presidente Alberto Fernández, Bava volvió a convocar al exmandatario a prestar declaración el próximo 3 de noviembre.

Pero la maniobra del fiscal y la defensa en contra del juez no pasó desapercibida para los familiares y encendió las alarmas. La querella representada por Valeria Carreras emitió un comunicado donde se manifestaron “inquietos con la actitud del Fiscal interviniente quien apoyó la objeción de la defensa de Macri”. “No es la primera vez que el Fiscal parece olvidar que debe velar por las Victimas del delito que se investiga. También fue quien no objetó ninguno de los permisos de salidas del País de los imputados Arribas y Majdalani”, recordaron.

En la megacausa por espionaje ilegal conocida como “D’Alessiogate”, que preocupa al macrismo, Curi tuvo una actitud poco proactiva por no decir obstructiva y tuvo más de un “encontronazo” con el primer juez que tuvo esa pesquisa, Alejo Ramos Padilla, quien dejó el juzgado de Dolores para pasar a los tribunales federales de La Plata. Por eso ahora Bava es juez subrogante en aquella jurisdicción.

Espionaje II: megacausa clave pasó a Comodoro Py

En abril de este año, la Cámara Federal de Casación Penal ordenó que la megacausa de espionaje ilegal que tramitaba en los tribunales de Lomas de Zamora pasara definitivamente a Comodoro Py. La decisión la tomaron los camaristas Mariano Borinsky y Javier Carbajo. El primero asiduo visitante de Macri en la Quinta de Olivos y la Casa Rosada. El segundo, nombrado por Macri. Ambos resolvieron que el caso que complica al macrismo pase al edificio de Retiro al tratar un planteo de Darío Nieto, secretario privado del expresidente. Desde que llegó a Comodoro Py, la investigación se paralizó.

La pesquisa se había iniciado en los tribunales de Lomas de Zamora donde se logró determinar un masivo espionaje ilegal que incluyó como víctimas no solo a CFK sino también Horacio Rodríguez Larreta, Diego Santilli y hasta a la hermana del expresidente, Florencia Macri. El caso es el de los espías autodenominados “Super Mario Bros” que tiene 38 procesados, entre los que se destacan directivos de la AFI y del Servicio Penitenciario macrista, y Susana Martinengo, que trabajaba en la Casa Rosada. En esta investigación, el secretario privado de Macri, Darío Nieto, recibió una falta de mérito. Los procesamientos y esta falta de mérito están siendo revisados por la Cámara Federal porteña, donde el macrismo aún pisa fuerte.

Para lograr el pase (y paralización) del caso de Lomas de Zamora a Comodoro Py tuvieron que participar muchos actores judiciales, casi todos vinculados de una u otra manera a Cambiemos. Es que en cada una de las instancias de los tribunales de Retiro que intervinieron en esta causa aparecen (y fueron clave) jueces designados por Macri y fiscales del mundo Boca. En total, hubo seis magistrados designados por el expresidente que tuvieron alguna participación en el abordaje de la cuestión de competencia de esta causa de espionaje ilegal: María Eugenia Capuchetti; Mariano Llorens; Leopoldo Bruglia; Javier Carbajo; Diego Barroetaveña y Daniel Petrone. La primera del grupo está vinculada a la AFI de Arribas y Majdalani y se la relaciona a Angelici. El último, según sus propias palabras, es íntimo amigo del exministro de Justicia macrista, Germán Garavano, quien actualmente asesora jurídicamente a Macri. Carbajo, uno de los firmantes del fallo del traspaso, pudo ser camarista gracias al entonces consejero Juan Bautista Mahiques (era representante del Ejecutivo), quien lo hizo subir 14 puestos en la orden de mérito del concurso, en diciembre de 2017. El otro de los firmantes de la resolución de Casación, Borinsky, era, tal como reveló El Destape, uno de los asiduos visitantes de Macri en la Quinta de Olivos y la Casa Rosada junto a Gustavo Hornos (actual presidente de la Casación Penal). Además jugó un rol clave en esta historia el fiscal general ante la Cámara Federal de Casación Penal, Raúl Pleé, un hombre del mundo Boca al igual que el fiscal Stornelli. Como si fuera poco, el fiscal procesado intervino al inicio de todo este proceso.

Pleé fue uno de los protagonistas del traspaso al firmar un dictamen en el que sentó las bases para que los camaristas Bornsky y Carbajo luego puedan sustentar su decisión de traspasar la pesquisa de Lomas de Zamora a Comodoro Py.

Es decir, al igual que el jueves pasado, un integrante del Ministerio Publico Fiscal, comandado aun por el interino Eduardo Casal, fue clave para favorecer a Macri. Esta megacausa de espionaje es una de las que más lo preocupan ya que involucra a Nieto y tiene procesado a su amigo y exjefe de la AFI, Gustavo Arribas.

Espoinaje III: Irurzun busca replicar estrategia en Bases AMBA

En pos de concentrar todas las causas por espionaje ilegal que preocupan a Macri en Comodoro Py, el presidente de la Cámara Federal porteña, Martín “Doctrina” Irurzun, ordenó que el caso en que se investiga un espionaje masivo en la provincia de Buenos Aires, conocido como Proyecto AMBA, pase de los tribunales de Dolores al edificio de Retiro. Se trata de otra pesquisa donde están procesados Arribas y Silvia Majdalani. También es una causa clave porque además tiene conexo el caso del espionaje ilegal al ARA San Juan. De hecho, la decisión de Irurzun fue destacada por el abogado de Lanusse en la reciente recusación que hizo contra el juez Bava. La defensa de Macri sostiene que por ese pedido del presidente de la cámara porteña, el caso del ARA San Juan también debe pasar a Comodoro Py.

“Es inexplicable que el Sr. Juez recusado haya omitido lo resuelto por la Sala II de la Excma. Cámara Federal de Apelaciones en lo Criminal y Correccional de la Capital Federal en la causa CFP7808/2020, donde dispuso hacer lugar -con el alcance mencionado- al planteo de inhibitoria formulado por Gustavo Arribas”, escribió el abogado de Macri cuando pidió el apartamiento de Bava en el caso del espionaje al ARA San Juan, desplazamiento que le fue rechazado.

Fuentes judiciales indicaron a El Destape que en el juzgado federal a cargo de Ariel Lijo en Comodoro Py “hay una causa en la cual Arribas planteó la inhibición del juzgado de Dolores”. Esa inhibición había sido rechazada en primera instancia pero Doctrina Irurzun intervino y dio vuelta esa decisión: dijo que tiene que ser investigada en la Capital Federal. Por lo que se cursó esa solicitud al juzgado de Dolores. Ese planteo aún no fue resuelto por Bava y puede ser determinante para que otros dos expedientes que complican al macrismo también pasen a Comodoro Py.

Correo: el favor más grande

No hay favor judicial más grande para Macri y su familia que el caso Correo Argentino los más de 20 años que llevan sin pagar un centavo de su multimillonaria deuda con el Estado y más de 700 acreedores. Este caso desmiente la idea de persecución judicial, ya que atraviesa los gobiernos de Fernando De La Rúa, Eduardo Duhalde, Néstor Kirchner y CFK, y fue durante la propia presidencia de Macri que estalló el escándalo cuando intento condonarle esa deuda a su familia. Con la llegada de Alberto Fernández a la presidencia el Estado dejó de operar al servicio de Macri y su familia, en especial a partir del trabajo de Carlos Zannini desde la Procuración del Tesoro. Pero el Poder Judicial mantuvo la protección.

En la causa donde se discute la deuda, que tramita en el fuero Comercial, pasó algo insólito en un expediente ya insólito: la jueza Marta Cirulli primer decretó la quiebra de Correo pero luego la misma jueza la suspendió, algo que no está previsto por la ley. La revisión de esa maniobra está ahora en manos de la Sala B de la Cámara Comercial, donde el reinado de Maria Lilia Gómez Alonso y Matilde Ballerini ha digitado el letargo de este expediente los últimos 15 años. La única funcionaria judicial díscola de ese fuero es la fiscala general Gabriela Boquin.

Pero además de la suspensión de la quiebra los Macri hicieron otra jugada: trasladar el expediente a la justicia porteña, aún más sumisa que la nacional. Lograron que el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la ciudad se entrometa en el expediente y pida que se revise la negativa de apartar tanto a Boquin como a Cirulli. Hasta las camaristas Gómez Alonso y Ballerini rechazaron este planteo pero los Macri insistieron y el tema llegó a la Corte Suprema. El procurador interino Eduardo Casal esta vez  no jugó para Macri (una de las pocas excepciones) y opinó que el TSJ porteño no se puede meter, pero todo quedará en manos de los cortesanos. Quedan cuatro, dos de ellos nombrados por Macri y uno, Carlos Rosenkratnz, ya avisó que intervendrá en los casos de sus ex clientes.

Por otro lado el caso Correo tiene un capítulo en Comodoro Py, ya que Macri fue denunciado tanto por intentar condonarle la deuda a su familia como por vaciar la empresa. Ese expediente está en manos del juez Ariel Lijo desde febrero de 2017. Pese a que pasaron 4 años todavía no llamó a indagatoria a Macri.

El cierre del caso “Paseo del Bajo”

El día de la inauguración del Paseo del Bajo estaban presentes Macri, María Eugenia Vidal y Horacio Rodriguez Larreta. Era la obra más cara de la historia de la Ciudad en materiales y en cobertura mediática, un corredor de 7 kilómetros para conectar la Lugones con la salida hacia la autopista Buenos Aires La Plata. La porción más jugosa de la obra quedó en manos de IECSA, la empresa de Marcelo Mindlin y Ángelo Calcaterra, sindicados como testaferros de Macri. Todo fue irregular, con un evidente direccionamiento de la licitación. Pero el poder de Macri en los tribunales hizo que todo quedara en la nada.

La maniobra la descubrió la auditoría porteña y fue denunciada por su entonces presidenta y hoy legisladora Cecilia Segura. Presentó el caso ante la Procuraduría de Investigaciones Administrativas, la fiscalía anticorrupción a cargo de Sergio Rodríguez. Cuando llevaron la denuncia a Comodoro Py recayó en el juzgado de Sebastián Casanello pero enseguida el juez Claudio Bonadio dijo que estaba investigando lo mismo desde antes. Era cierto: Fernando Míguez, un denunciante serial en Comodoro Py a través de la Fundación Por la Paz y el Cambio Climático, había tomado la nota de El Destape que reveló este escándalo y radicado una denuncia que la magia del bolillero hizo que le tocara a Bonadio. Su colega Casanello le tuvo que ceder el expediente.

Bonadio sobreseyó a Larreta, Guillermo Dietrich y los demás imputados sin investigar. La fiscal Alejandra Mangano apeló, pero los camaristas Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Mariano Llorens, todos nombrados por Macri, blindaron al expresidente. Apelaron entonces el fiscal anticorrupción Rodríguez y el fiscal ante la Cámara José Agüero Iturbe. El caso llegó a la Cámara de Casación, que esta semana confirmó los sobreseimientos con los votos de Guillermo Yacobucci y Carlos Mahiques. ¿Nombrados por quién? Por Macri, el primero por concurso y el segundo a dedo luego de su paso por el gobierno de Vidal.

No importaron las reuniones entre Calcaterra y Macri en los momentos clave del direccionamiento de la licitación que reveló El Destape. Tampoco la cantidad de pruebas y documentos que aportaron los fiscales José Agüero Iturbe y Sergio Rodríguez cuando apelaron los sobreseimientos. La protección sigue intacta.

Autopistas: favor de la Cámara porteña

El negociado de más de 1.000 millones de dólares en torno a las renovaciones de las concesiones de los accesos Norte y Oeste es otro de los casos donde el Poder Judicial sigue aún hoy protegiendo a Macri.

Durante su gobierno Macri les otorgó a sus ex socios de la multinacional Aberti tarifas dolarizadas, cláusulas leoninas, les dejó la puerta abierta para nuevos juicios contra el Estado y 746 millones de dólares de ganancia garantizada. El negociado de los peajes trepa arriba de los 1.000 millones de dólares si se suman las ganancias garantizadas por Macri a los desfalcos cometidos por Ausol (empresa relacionada al Grupo Macri) por 358 millones de dólares más.

En septiembre de 2020 los camaristas Doctrina Irurzun y Bruglia anularon los procesamientos del exministro de Transporte Guillermo Dietrich; su par de Hacienda, Nicolás Dujovne; del exministro de Energía Javier Iguacel; y del exprocurador del Tesoro Bernardo Saravia Frías. Un año más tarde, en septiembre de 2021, ratificaron la falta de mérito para todos.

Como se ve, la huella que dejó Macri en tribunales le sigue dando beneficios.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►