Visitas del juez Hornos a Macri: Se agudiza la interna en la Cámara de Casación Penal

La jueza Ángela Ledesma le envió una nota muy dura a su colega, el presidente de la Cámara Federal de Casación Penal, Gustavo Hornos, denunciado por visitar a Mauricio Macri en su despacho privado en la Casa Rosada y luego fallar contra dirigentes kirchneristas.

24 de febrero, 2021 | 06.00

La jueza Ángela Ledesma cuestionó en una nota muy dura a su colega Gustavo Hornos, presidente de la Cámara Federal de Casación Penal, por sus vínculos con Mauricio Macri. En una reunión de superintendencia, el camarista había asegurado tener “una relación social” con el líder del Pro. Hornos fue denunciado penalmente y en el Consejo de la Magistratura –se pidió su remoción-  por sus reiteradas visitas a la secretaría privada de Macri en la Casa Rosada durante el gobierno de Cambiemos. Tras esos ingresos, firmó diversos fallos que perjudicaron a dirigentes kirchneristas.

Operación Olivos: la investigación de El Destape que sacude al macrismo

“Los hechos que motivan la presente instalan irremediablemente un manto de duda con relación a principios básicos de la ética judicial, como la imparcialidad, la independencia, la responsabilidad institucional, la integridad, la transparencia y la prudencia; que no sólo incide en su figura como juez sino también en la institución que representa, con un daño en la confianza social imposible de mensurar”, le espetó Ledesma a Hornos.

En su escrito, la integrante de la sala IV de la Casación Penal afirmó respecto a las justificaciones que brindó Hornos en la reunión de superintendencia del 18 de febrero pasado: “Le hago saber que las explicaciones brindadas me generan una gran preocupación, no sólo por ser juez del más alto tribunal penal del país, sino en particular por la representación del Cuerpo que ejerce este año”.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

¿Qué había dicho Hornos respecto a su vínculo con Macri? Dijo que mantiene “una relación social” de hace años con Macri y que tuvo diálogos con él sobre variados temas judiciales pero no sobre fallos puntuales. Es decir, si bien no se refirió explícitamente sobre sus visitas a la Casa Rosada, blanqueó sus contactos con el exmandatario. 

El actual presidente de la Casación Penal fue denunciado en la causa de la Mesa Judicial por visitar al menos en seis ocasiones la Casa de Gobierno entre diciembre de 2015 y 2019, con cinco ingresos registrados en la secretaría privada del entonces Presidente. Luego de esas entradas, según remarcaron los tres diputados del Frente de todos que lo denunciaron, emitió diversos fallos contra dirigentes kirchneristas. Por los mismos hechos, el diputado Martín Soria pidió al Consejo de la Magistratura la remoción de Hornos. También solicitó que se lo suspenda en el cargo mientras se sustancia la acusación. El caso ingresó en el consejo la semana pasada y fue girado a la comisión de Disciplina y Acusación.

En su escrito, Ángela Ledesma citó diversos artículos del Código Iberoamericano de Ética Judicial. Por ejemplo, hizo mención al artículo 2 según el cual: “El juez independiente es aquel que determina desde el derecho vigente la decisión justa, sin dejarse influir real o aparentemente por factores ajenos al Derecho mismo”. Tal como lo sostuvieron otros integrantes de la Casación Penal, la cuestión de la apariencia no es menor.

Es que Ledesma no es la única que criticó a Hornos. Tras conocerse la explicación que dio en la reunión de superintendencia (es la reunión del presidente de la Casación con los presidentes de las cuatro salas que integran el tribunal), los integrantes de la sala II, conformada por Alejandro Slokar, Carlos Mahiques y Guillermo Yacoubcci, también le dirigieron una nota a Hornos en la que criticaron la forma en que se manejó. Allí, le recordaron los “Principios de Bangalore sobre la Conducta Judicial” (ONU), en cuanto disponen que “los jueces son responsables de su conducta frente a las instituciones correspondientes”. Y remarcaron lo que establecen esas reglas de ética judicial (son estándares internacionales) en lo que hace a la independencia de los magistrados: “Un juez no sólo estará libre de conexiones inapropiadas con los poderes ejecutivo y legislativo y de influencias inapropiadas por parte de los citados poderes, sino que también deberá tener apariencia de ser libre de las anteriores a los ojos de un observador razonable”.

En la denuncia penal, a Hornos se lo define como "un actor central de esta ‘Mesa Judicial’", el "brazo ejecutor de los deseos de Macri dentro del Poder Judicial”.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►