Alberto Fernández, sobre la restricción para la compra de dólares: “No se puede vivir eternamente con déficit fiscal”

El Presidente se refirió a la resolución del Banco Central para frenar la salida de dólares y descartó nuevas medidas. Aseguró que “ya estaban pensadas” y que esperó a la revisión del FMI para comunicarla. 

27 de junio, 2022 | 17.05

El presidente Alberto Fernández reconoció desde la cumbre del G7 que las medidas que anunciaron el Ministerio de Economía y el Banco Central para frenar la venta de dólares “estaban pensadas desde antes” que la vicepresidenta Cristina Kirchner pusiera el foco en el nivel de importaciones que afecta la balanza comercial, al tiempo que descartó que se vayan a adoptar nuevas decisiones en esa sintonía.

Tras finalizar la sexta reunión bilateral de la fecha, sumado a los dos plenarios del foro, el Presidente habló sobre el paquete de medidas que afectan a las operaciones de comercio exterior en un contexto de creciente sangría de reservas por incremento en las importaciones. Por ello, el Banco Central decidió este lunes cerrar el grifo a la venta de dólares para operaciones de comercio exterior y que incluye afinar el esquema de licencias no automáticas, las que requieren análisis previo, más posiciones arancelarias, impulsar el crédito externo para la prefinanciación de exportaciones (es decir, que busquen los dólares fuera del país) y modificaciones en los plazos para acceder a los dólares. 

En dialogó con los medios argentinos en el G7, entre los que está El Destape, el Presidente aseguró que la nueva medida no se habían anunciado hasta ahora porque estaba pendiente la primera revisión que realizó el Fondo Monetario Internacional, en el marco de la renegociación de la deuda por 40 mil millones de dólares que tomó la gestión de Macri y que finalmente se aprobó. 

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Esta mañana el Gobierno dio a conocer una serie de medidas para frenar las importaciones y así ahorrar 1000 millones de dólares por mes en materia de reservas. Luego de las críticas que la semana pasada realizó la vicepresidenta sobre el "festival de importaciones" de las empresas, que totalizaron un récord de 7.800 millones de dólares en mayo último, con el nuevo anuncio el Banco Central apunta a disminuir el flujo de bienes que ingresan desde el exterior y no son esenciales. De esta forma, van a priorizar la importación de energía durante los meses de invierno, así como sostener las importaciones necesarias para las pymes y por el contrario evitarán "las importaciones especulativas" de las grandes empresas, que se stockean ante la expectativa de una próxima suba del dólar.

“Eran medidas que ya veníamos pensando desde antes y estábamos esperando que el directorio del fondo aprobara el primer trimestre para aprobarlas porque hubieran significado un cambio de condiciones respecto a lo que el Fondo había visto y van en el sentido en que se puedan recuperar reservas, que es un objetivo importante”, afirmó Fernández a los medios presentes en el G7. En ese sentido, también detalló que con esta resolución se busca “poner en orden las cuentas públicas”.

Sobre lo mismo, agregó: “No creemos que se pueda vivir eternamente con déficit fiscal así que eso hay que tratar de corregirlo paulatinamente, no hay que hacerlo salvajemente. Hay que hacerlo sin ajuste, el ajuste no lo tiene que hacer la gente, la economía tiene que mejorar pero el Estado tiene que hacer su parte y ese es el sentido de las medidas que se tomaron”. Para cerrar, advirtió que Argentina está “en un momento complejo porque las importaciones de energía crecieron mucho y esto está trayendo dificultades", en relación a una de las consecuencias de la guerra entre Rusia y Ucrania. 

Sobre las importaciones, Fernández puntualizó que en junio fueron de 8000 millones de dólares, de las el sector de energía representó 2000. Esta mañana, en diálogo con El Destape Radio, el titular del Banco Central, Miguel Pesce, explicó que el Gobierno está "ampliando la cantidad de productos de producción nacional que se importan y que tienen que financiarse a 180 días y la cantidad de productos suntuarios que tienen que financiarse a 365 días", y aclaró que la decisión de la autoridad monetaria "es evitar atacar este problema desde la reducción de la demanda o un salto devaluatorio. Por eso se incrementó el financiamiento de importaciones. Esto nos puede ayudar a superar esta dificultad que nos trae, especialmente en los meses de invierno, la importación de energía”.  

En la misma línea esta mañana el ministro de Economía, Martín Guzmán, defendió las medidas del Banco Central para controlar las importaciones y coincidió con Fernández Kirchner al decir al reafirmar que es necesario reducir el déficit para bajar la inflación. "En ciertas circunstancias la economía lo necesita y esas circunstancias van evolucionando. Hace seis meses no tenías US$ 4.650 millones de importación de energía; hoy sí", afirmó el ministro en una entrevista a Radio Con Vos. El titular del Palacio de Hacienda señaló que, "cuando hay control de cambios, hay brecha cambiaria, y, en ese caso, es muy importante la administración del comercio exterior".

LA FERIA DE EL DESTAPE ►