Intervención de Vicentin: contundente apoyo de organizaciones y sindicatos al Gobierno

Los movimientos populares y sindicales entregarán una carta en la sede porteña de Vicentin. El Foro Agrario realizará ollas populares en todo el país.

23 de junio, 2020 | 19.04

Los movimientos populares y sindicales, el Foro Agrario, el Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas, el sindicato de Aceiteros y los propios trabajadores de la empresa, entre otros sectores, conforman un respaldo masivo, desde abajo, al objetivo del gobierno nacional de rescatar a la cerealera y tener participación en un sector clave de la economía argentina.

Este miércoles, dirigentes sociales y sindicales se presentarán en las oficinas porteñas de Vicentin para entregar una carta. No se trata de una movilización, sino que una delegación reducida se hará presente para entregar el escrito.

Vamos a plantear la necesidad de que las cooperativas y la agricultura familiar sean parte de la propuesta de participación del Estado en Vicentin, y también entendemos que es fundamental el desarrollo de un millón de chacras en todo el país para democratizar la producción rural de los alimentos, y dinamizar la economía en un sentido más democrático, y que fortalezca el trabajo con derechos”, dice Gildo Onorato, presidente de la Federación de Cooperativas de Trabajo Evita, en diálogo con El Destape.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

El grupo de dirigentes lo completan Esteban “Gringo” Castro, secretario general de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP); el diputado nacional y líder de la Corriente Clasista y Combativa, Juan Carlos Alderete; el secretario general de ATE, Hugo Godoy; la dirigente del Frente Popular Darío Santillán, Dina Sánchez; y Daniel Menéndez, referente de Barrios de Pie.

Destacan que el decreto presidencial permitió la conservación de 7000 puestos de trabajo y resguardó el patrimonio de una empresa estratégica, al tiempo que es necesario evitar el proceso de extranjerización de Vicentin para “iniciar un camino de recuperación de la soberanía alimentaria”. Los movimientos populares lanzan, además, una campaña nacional de debate público y difusión, con jornadas en todo el país.

Las exportaciones de Vicentin SA de harina de soja y de girasol cubren la demanda de todo el mercado interno, mientras que las de aceite cubren el 30%, aseguran las organizaciones. “Una conducción pública de Vicentin, con eje en la Soberanía Alimentaria, permitirá recuperar la capacidad del pueblo argentino para asegurar el abastecimiento interno de aceites y harinas a precios razonables con equilibrio económico, social y financiero”, destacan en la convocatoria.

Vicentín es uno de los conglomerados agroindustriales más grandes del país, está entre los 10 principales exportadores de la Argentina y es el sexto exportador agroindustrial. Ante ese escenario, los movimientos populares denuncian que “la cooptación de la empresa por la especulación financiera, fuga de capitales y salvatajes fraudulentos con dinero público durante el gobierno de Cambiemos la llevó a la ruina financiera. Un caso inédito para una empresa líder del sector productivo más rentable de la Argentina”.

El sábado, mientras las pantallas de televisión mostraban el “banderazo federal” en la zona núcleo del país, los movimientos populares y sindicatos presentaron El Manifiesto, un documento que ya le presentaron a Alberto Fernández. Proponen que el Estado otorgue tierras fiscales ociosas para la construcción de chacras a quienes producen y trabajan en la economía popular. La presentación, que ignoraron los voceros del poder económico concentrado, se realizó de manera simultánea en Mendoza, Paraná, Rosario, Salta, La Plata, Posadas y Córdoba capital.

“Si agarramos 20, 30 mil hectáreas de los alrededores de las grandes ciudades y le damos esa tierra a productores locales, comunidades, campesinos y campesinas; no sólo empezaríamos a activar la economía, sino que impulsaríamos un proceso de desconcentración poblacional. A su vez generaríamos cada vez más productos alimenticios sanos y de buena calidad para abastecer a todos los sectores sociales”, aseguró Esteban "Gringo” Castro.

El manifiesto también propone la construcción de 1 millón de viviendas y la urbanización de los barrios populares, que permitiría la creación de "cuatro millones de puestos de trabajo directos y otro tanto de indirectos", además de la participación de pymes y cooperativas, según indica el documento.

El Foro Agrario realizará ollas populares en todo el país

También este miércoles, el Foro Nacional por un Programa Agrario, Soberano y Popular realizará acciones solidarias bajo la consigna: “Con la expropiación de Vicentin vamos por más Soberanía Alimentaria”. Donarán miles de kilos de alimentos para la realización de ollas populares en distintos puntos del país.

"Necesitamos que el Estado intervenga en el mercado de granos, creemos que es una herramienta clave para el desarrollo sustentable", destacó Agustín Suárez, de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT), en diálogo con El Destape Radio. “Somos cientos de organizaciones sociales, no sólo rurales, que se están expresando a favor de esta medida".

Desde el Foro explican que “para que las ollas populares en las barriadas no sean una constante sino una excepción, se deben tomar medidas concretas y estructurales para luchar contra el hambre, y aquí la expropiación de Vicentin juega un rol clave”.

“Desde el otro campo seguimos marcando el camino para alimentar a nuestro pueblo. Ese camino es con soberanía alimentaria, con acceso a la tierra, con producción sustentable, agroecología y comercio justo”, afirmaron referentes del Foro Agrario.

El Foro Nacional por un Programa Agrario Soberano y Popular se conformó a partir de un encuentro multitudinario realizado en mayo de 2019 con la participación de organizaciones, sindicatos, federaciones, grupos académicos, de consumidores, ambientales, cooperativas de campesinos, pequeños y medianos productores, que son parte de la cadena productiva en todo el territorio nacional.

En diciembre de 2019, presentaron su programa de 21 puntos en un acto ante los nuevos funcionarios del Gobierno, entre quienes se encontraban los ministros de Agricultura Luis Basterra, y de Ciencia y Tecnología Roberto Salvarezza. Ya en febrero de 2020, habían manifestado que Vicentin Vicentin debía transformarse en una empresa pública.

También el Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas comunicó el sábado el respaldo a la medida anunciada por el gobierno nacional. “La soberanía, la dignidad y el trabajo no se declaman. Los construye, los arranca y los defiende el pueblo con nuestra unidad, nuestra lucha y nuestra organización”.

Denuncian que mientras el gobierno de Mauricio Macri “pisoteaba a las Empresas Recuperadas, a la Economía Popular y a las Pymes bajo el mote de improductividad, a Vicentin le inyectaba fortunas con fondos de nuestro pueblo, a escasas horas de abandonar el poder y de que el mega grupo agrario se declarara en ‘estrés financiero’”.

Desde un comienzo, ya la Federación de Trabajadores Aceiteros había considerado que la intervención del Estado en Vicentin era "necesaria", y destacaron la importancia de que se garanticen los salarios y los puestos de trabajo.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►