Encuesta: la mayoría cree que ganaba mejor con Macri que con Cristina

Casi un 40% de los argentinos cree que ganaba mejor con Mauricio Macri que con Cristina Kirchner, según la última encuesta de la consultora Analogías. En verdad, de acuerdo al índice Ripte, los salarios cayeron un 20% en esos cuatro años. Desde la consultora plantearon como motivo principal el "acompañamiento" de los medios hegemónicos a la agenda de la oposición.

06 de mayo, 2022 | 00.05

Como para mostrarle a quienes opinan que el constante bombardeo mediático no tiene mayores consecuencias. Según una encuesta difundido esta semana, la mayoría de los argentinos cree que su salario tuvo un mayor poder de compra durante el gobierno de Mauricio Macri -así respondió un 39,3%- que en el de Cristina Kirchner -25,4%- y ni qué hablar respecto al actual de Alberto Fernández -9%-. En el mismo tono pesimista, una amplia mayoría del 64,5% respondió que la capacidad de compra de sus ingresos disminuirá en los próximos meses mientras que un 80% evaluó que el bono anunciado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, para informales y monotributistas de las clases más bajas servirá poco y nada para mejorar la situación social.

Los datos surgen de un sondeo nacional realizado por la consultora Analogías en la última semana de abril para evaluar principalmente expectativas económicas aunque también abarcó otros aspectos. Tanto la imagen de Alberto Fernández como la de su gestión se mantienen más o menos estables con respecto a las últimas mediciones: 38,5% y 34%, respectivamente. Son los porcentajes más bajos desde el inicio de la gestión en diciembre de 2019. Esto va en paralelo a las expectativas económicas. "El 'optimismo' respecto a la evolución de la economía se siguió deteriorando durante abril y llegó también al menor valor de la serie. Persiste, entonces, la trayectoria descendente que venimos observando de manera consistente y sostenida y que coincide con la reducción también paulatina de la base apoyo oficialista", señaló el trabajo.

Pero de todos los datos recopilados seguramente el más llamativo correspondió a la pregunta ¿Con cuál Gobierno cree que los salarios y las jubilaciones tuvieron más valor y poder de compra? Que casi un 40% haya respondido que con el de Macri y apenas un 25,4 eligió el de Cristina Kirchner marca a las claras el nivel de penetración obtenido por el constante bombardeo mediático en la percepción de la gente. Según el índice Ripte -que mide la remuneración promedio de los trabajadores en relación de dependencia- la caída del poder adquisitivo fue del 20% durante cuatro años del macrismo, tomando desde noviembre de 2015 a noviembre de 2019. Un desplome que se concentró principalmente en el último año y medio de la catastrófica gestión de Macri. 

Para Marina Acosta, directora de comunicación de Analogías, esta respuesta se explica en parte por la visión pesimista respecto a la actual gestión y su deficiente comunicación, que termina envolviendo a todo el oficialismo. "También la capacidad de la coalición opositora para deshistorizar ciertos procesos, como ocurrió con el endeudamiento público", explicó en diálogo con la AM530. Para eso cuenta con "el acompañamiento de la prensa hegemónica a la agenda que plantea la oposición", completó Acosta. 

No es el único punto donde queda en evidencia las consecuencias del bombardeo de los medios concentrados. Es llamativo como en los sondeos -sumamos aquí el finalizado la semana pasada por la consultora Opina Argentina- vuelve a aparecer entre las principales preocupaciones de la gente "la corrupción" peleando el primer lugar a" la inflación", nada menos. Lo curioso es que el gobierno de Alberto Fernández no registra ni un caso de corrupción notorio, ni siquiera algo promovido por los medios opositores. De lo que se sigue hablando permanente es de las presuntas causas de las gestiones kirchneristas de más de una década atrás que, por otro lado, se van cayendo una a una debido a la falta de sustento. Sin embargo, en la consulta de Analogías la corrupción apareció en primer lugar con el 33% seguida por la inflación con el 30% lejos de la inseguridad, tercera con el 10%. 

El pesimismo económico lo tiñe todo y tira para abajo la imagen de la gestión nacional. Por lo menos hay una buena parte de la gente -orilla el 45% de los consultados- que tiene presente que las condiciones internacionales con las debió y debe lidiar aún la administración de Fernández son malas o muy malas, con una pandemia seguida de una guerra en Ucrania. Pero eso no mejora las perspectivas y un abrumador 64,5% asumió que su poder de compra será menor en los próximos meses frente a un mínimo 7,6% que respondió que mejorará. Toda una tarea de recuperación en la que deberá trabajar la gestión nacional si quiere recrear esperanzas de cara a 2023.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►