Larreta volvió a poner en debate los planes sociales y avanza su plan si gana en 2023: “federalizar”, “sincerar” y “segmentar”

El jefe de Gobierno advirtió que la política social del Gobierno “está vencida”. Los lineamientos de la política social en la que trabaja y qué piensa del Potenciar Trabajo. El rol de María Migliore.

17 de noviembre, 2022 | 17.53

El jefe de gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, volvió a criticar la administración de los planes sociales luego de la publicación de datos sobre presuntas irregularidades en el Potenciar Trabajo. Con la intención de instalar la discusión de cara a las elecciones, el presidenciable del PRO acusó al gobierno nacional de “profundizar el modelo del asistencialismo” y se mostró en contra de “combinar planes”. En plan 2023, el discurso de Larreta no queda ahí sino que avanza en la idea de “federalizar”, “sincerar” y “segmentar” la política social.

Luego de desafiar a Mauricio Macri para una interna, Rodríguez Larreta realizó una actividad de gestión pero sin perder de vista la discusión nacional al referirse a la administración de los programas de asistencia. En el Barrio Playón de Chacarita, donde se realizó la apertura de una calle en el marco de la integración socio-urbana de la Ciudad, anunció que el programa Ciudadanía Porteña, con el que se asisten a 42 mil hogares porteños, no podrá ser combinado con otros planes y programas que apunten al mismo fin.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

La decisión viene a cuestionar la resolución 246/2022 de Anses, que habilita a beneficiarios de planes sociales provinciales y municipales a recibir las asignaciones universales por Hijo (AUH) y por Embarazo (AUE). De esta forma, Larreta acusó al gobierno nacional de “profundizar el modelo del asistencialismo crónico que, lejos de promover el trabajo, lo destruye”. Sobre esa medida del organismo que conduce Fernanda Raverta, afirmó: “Esto está mal. La Argentina necesita menos planes y más trabajo”.

Recorriendo el barrio, siempre a su derecha, la ministra de Desarrollo Humano y Hábitat, María Migliore. La funcionaria de 36 años, que en sus comienzos en la política militó en el peronismo, rescató la figura de los curas villeros y del Papa Francisco. No solo conforma el círculo de dirigentes de confianza de Rodríguez Larreta sino que es su interlocutora con las organizaciones sociales y una de las voces en la mesa de política social que conforman las fundaciones de Juntos por el Cambio y que trabajan en un programa de gobierno para 2023.

Qué piensa hacer Rodríguez Larreta con los planes sociales

Crítico de cómo se trabaja la política social en los últimos años, incluida la gestión de Mauricio Macri, Larreta advierte a su equipo que la política social actual “está vencida” ya que se trata de un modelo que “contiene, pero no transforma”. En el acto que encabezó esta mañana, aseguró que los planes sociales tienen que ser directos (del Estado a la persona), sin la presencia de intermediarios (organizaciones sociales), temporales y condicionados a una contraprestación. “El asistencialismo que genera dependencia no va más”, advirtió.

Para Larreta, según supo El Destape, el modelo social que impulsa el Frente de Todos “está agotado”, pero a diferencia de Patricia Bullrich, no cree que los planes sociales haya que eliminarlos, sino que considera que están “mal administrados” y que no deben funcionar como “contención” sino como una herramienta “de desarrollo”. Especialmente sobre el Potenciar Trabajo, según marcan desde Uspallata, “hay que repensar” el programa que en los últimos días está en el foco de la tormenta por presuntas irregularidades en 1.382.279 casos. “No significa quitarlo, sino hacerlo distinto”, aclaran desde Uspallata y apuntan a una “implementación distinta y sin intermediación de las organizaciones”.

Rodríguez Larreta junto a la ministra María Migliore, clave en el vínculo con las organizaciones sociales.

De llegar al Gobierno, Larreta impulsará “una implementación distinta” y apuntará a “un programa de desarrollo e integración al mundo del trabajo”, describen cerca suyo aun sin detalles sobre cómo será esa implementación. Además de “sincerar” los problemas sociales para identificar las necesidades de cada persona, también se debe “segmentar” de acuerdo a quién llega esa ayuda y con qué condición se le otorga (por ejemplo, terminalidad educativa) y “federalizar” la política social, es decir, pensarlo desde las regiones. Todo ello con una macroeconomía ordenada. “No existe el efecto derrame que ordene la economía e inserte a la gente al sistema productivo. Sin la macro no se puede, con la macro sola no alcanza”, repiten en el gabinete porteño.

El análisis de Larreta es compartido y forma parte de lo que se discute en la mesa nacional de Juntos por el Cambio, que en mayo pasado se reunió en el partido bonaerense de La Matanza donde emitió un comunicado en el que dejó plasmadas sus intenciones respecto a la política social. La mesa que trabaja en ese plan que posiblemente se presente en marzo la integran las fundaciones de los partidos que integran la alianza: Pensar (PRO), Alem (UCR), Hannah Arendt (Coalición Cívica) y Encuentro Federal (Encuentro Republicano Federal). Las cabezas de los equipos, además de la larretista Migliore, son el bullrichista Matías Lobos, el diputado nacional por el radicalismo Fabio Quetglas, la Directora del Instituto de Vivienda de la Ciudad de Buenos Aires y cercana a Carrió, Fernanda Reyes; y Eduardo Mondino, referenciado en Miguel Ángel Pichetto. 

En diálogo con El Destape, varios de esos dirigentes coincidieron que está “todo muy verde” para contar una propuesta, pero sí destacan tres lineamientos en los que hay acuerdo y que tienen que ver con la red de protección con foco en la primera infancia, profundizar la integración de barrios populares y la vinculación de las prestaciones con el mundo del trabajo. Lejos de las peleas entre los dirigentes nacionales, integrantes de esta mesa técnica destacan el consenso en el que avanzaron en estos meses. “Una cuestión es lo electoral y las diferencias entre ellos, pero los equipos técnicos trabajamos en armonía y en búsqueda de consenso”, describe una de las integrantes de la mesa a este portal. 

Por ahora, no está prevista una nueva reunión en lo que queda del año y la presentación del plan de gobierno, no solo de esta temática sino del resto, parece supeditado a cómo avancen las relaciones entre los presidenciables de los partidos. No son pocas las voces que ven en marzo definiciones electorales concretas.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►