La UTEP presentó las autoridades del sindicato de la economía popular

Las organizaciones sociales formalizaron la creación de su propio sindicato, un paso más hacia la representación formal del sector. Las autoridades fueron elegidas con paridad de género. El nuevo gremio adhiere a la CGT.

29 de abril, 2021 | 21.50

Se presentó este jueves de manera oficial a las autoridades del sindicato de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP), que agrupa a organizaciones sociales como el Movimiento Evita, Barrios de Pie, CCC, el MTE y el Frente Popular Darío Santillán, entre otras.

Operación Olivos: la investigación de El Destape que sacude al macrismo

"Este es un paso más hacia la representación formal del sector y la cristalización de una herramienta que nos permita seguir conquistando derechos para la economía popular", afirmaron desde el Consejo Directivo en la asamblea constitutiva que designó a sus secretarios y secretarias nacionales.

El acto al aire libre y transmitido por YouTube cerró con las palabras del secretario general Esteban “Gringo” Castro. “Hay una profunda estigmatización y subestimación sobre nosotros y nosotras. Esa es una batalla que nos va a costar mucho y necesita profundidad, que no se logra sólo con un sindicato, tenemos que tener una mirada estratégica, tener un proyecto de país y discutir qué sociedad queremos”, dijo.

"Salimos a decir que queremos las vacunas para las esenciales y el poder mediático sale a decir que solo es para los movimientos populares. Y lo que queremos es que nos tengan en cuenta como todos y todas las trabajadoras esenciales de este país, como los de la salud, la educación, el transporte. Eso queremos, derechos”, señaló Castro.

La UTEP adhiere a la CGT y la comisión directiva quedó facultada a encarar las negociaciones para incorporarse a la confederación. La semana próxima se hará la presentación del estatuto, el acta constitutiva y las afiliaciones para empezar con la formalización del gremio ante el ministerio de Trabajo.

El Consejo Directivo también está integrado por dos mujeres en la secretaría general adjunta, Dina Sánchez y Norma Morales, además del secretario general adjunto de Organización, Freddy Mariño, y el secretario general adjunto Gremial, Gildo Onorato. El estatuto se define con paridad de género, integrado por tantos hombres como mujeres.

Onorato anunció que lanzarán “la campaña de afiliaciones más masiva de la historia para sindicalizar a los 4 millones de trabajadores y trabajadoras de la economía popular que pelean y siguen esperando por sus derechos”.

“Vamos a construir nuestro sindicato para construir la Argentina sin hambre y sin pobreza que necesitamos", aseguró el dirigente del Movimiento Evita y flamante secretario Adjunto Gremial de la UTEP. “No puede haber una democracia plena y estable con estos niveles de injusticia”, finalizó.

Por su parte, Dina Sánchez, coordinadora del Frente Popular Darío Santillán y secretaria general adjunta de la UTEP, destacó “la unidad en la acción” durante años, en la calle, hasta lograr este reconocimiento. “No es un día cualquiera. Sabemos que este proceso va a seguir, estamos pasando tiempo muy difíciles, la realidad nos empuja a pelear por lo que hemos logrado y nuestras reivindicaciones”, dijo Sánchez.

En la UTEP estiman que el 30% por ciento de la población económicamente activa genera su propio trabajo en la economía popular. En marzo, el ministerio de Trabajo le la personería social, lo que implica un reconocimiento histórico para avanzar en la sindicalización formal, y un paso previo en el otorgamiento de la personería gremial. También se estableció la creación del Registro de Asociaciones de Trabajadores de la Economía Popular y de Subsistencia Básica.

Desde hace años, los movimientos populares luchan por formalizar su existencia mediante un estatuto, con afiliaciones y una comisión directiva, similar a cualquier sindicato tradicional. Por eso, podría significar un cambio de paradigma en la representación de los trabajadores y las trabajadoras en la Argentina, en este caso de aquellos que fueron excluidos del mercado laboral formal y se inventaron su propio trabajo.

“Ya nadie va a hablar por nosotros, sabemos hacer las cosas bien”, dijo Norma Morales, de Barrios de Pie, integran del nuevo Consejo Directivo. “Necesitamos el reconocimiento a nuestras trabajadoras comunitarias, compañeras que muchas hoy no están porque se las llevó este maldito virus, pero por ese esfuerzo tenemos que seguir impulsando una ley que las reconozca”, advirtió.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►