Julio Zamora acompañó la inauguración de un espacio de memoria en Tigre

El intendente y la concejala Gisela Zamora acompañaron la inauguración del Espacio para la Memoria Padre “Pancho” Soares en Tigre centro

29 de julio, 2021 | 21.32

Durante la tarde se inauguró en Tigre el Espacio para la Memoria Padre “Pancho” Soares en el predio de la Parroquia Nuestra Señora de Carupá del partido. El intendente Julio Zamora y la concejala Gisela Zamora estuvieron presentes en ese lugar desarrollado en un trabajo conjunto entre el municipio, la comunidad y la empresa Brickell.

Ese espacio de memoria posee una muestra de diferentes objetos que pertenecieron al sacerdote y estará destinado a la recordación de su trabajo y memoria. El encuentro contó con una misa presidida por el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, Monseñor Ojea, y el padre Néstor Cruz “Nepi” García.

A respecto, el jefe comunal destacó: “Este es uno de los hitos en materia de Derechos Humanos de la gestión municipal de Tigre. Creamos este espacio para la memoria del Padre ‘Pancho’ Soares, un hombre muy comprometido con su comunidad, con los trabajadores de la zona; realmente es un día muy emocionante"

El Municipio contribuyó con la puesta en valor de los objetos que se encuentran exhibidos en el espacio, como la cama de descanso del sacerdote, una máquina de escribir en la que solía traducir textos de otros idiomas, archivo fotográfico y periodístico de su trabajo, instrumentos musicales que pertenecían a su familia, entre otros. También, la gestión local ofició como nexo entre los diferentes sectores de la comunidad para converger en la realización de este proyecto.

En este sentido, la subsecretaria de Derechos Humanos y Juventud, Natalia Reynoso, expresó: “Todos estos objetos, que fueron resguardados durante muchísimo tiempo por la memoria del pueblo, hoy encuentran un espacio; más allá de que no será un museo sino un lugar para la reflexión y la memoria y, fundamentalmente, para recuperar aquello en lo que el padre ‘Pancho’ trabajó tanto. La comunidad siempre lo tuvo en su historia y, a partir de la parroquia que también solicitó la recuperación de la capilla histórica en la cual él daba las misas, al no poder ser trasladada, terminamos gestando este espacio emplazado en la misma comunidad en que este hombre fue asesinado por la última dictadura militar”.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►