Lawfare: Quién es el juez Daniel Petrone, a quien apuntó CFK en su exposición

Fue designado en Casación por Mauricio Macri, mantiene una “amistad íntima” con Germán Garavano y es uno de los magistrados que avaló los testimonios de los arrepentidos en “Cuadernos” a pesar de que no fueron registrados por medios técnicos. Las relaciones con los EE.UU. y su accionar en la causa de espionaje ilegal.

04 de marzo, 2021 | 17.53

El presidente de la sala I de la Cámara Federal de Casación Penal, Daniel Petrone, fue uno de los magistrados a los que apuntó la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en la exposición de alto voltaje político que brindó este jueves en la causa “Dólar Futuro”. “A usted, doctor Petrone, no le conocía la cara”, le dijo CFK al inicio de la audiencia pública cuando explicó por qué pretendía que el encuentro fuera presencial. No fue la única interpelación al magistrado en la declaración de la expresidenta. ¿Quién es este juez que llegó al máximo tribunal penal del país gracias a Mauricio Macri y hoy quedó en el centro de la escena político-judicial? 

Operación Olivos: la investigación de El Destape que sacude al macrismo

Petrone fue designado en la Cámara de Casación por Mauricio Macri el 6 de julio de 2018. Fue uno de los cinco magistrados que el líder del PRO nombró en ese tribunal estratégico. Llegó allí, entre otras razones, por su vinculo con el exministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano. En muchos de los casos con volumen político que intervino falló a favor de los intereses del macrismo.

La relación con Garavano

El 8 de septiembre del año pasado quedó claro el vínculo estrecho de Petrone con Garavano. En aquella fecha, los camaristas Guillermo Yacobucci y Carlos Mahiques –también designados por Macri en la Cámara de Casación- aceptaron que Petrone se excuse de intervenir en la revisión del caso D’Alessio, donde el exministro está involucrado. ¿La razón? Su íntima amistad con Garavano

“Que resultan atendibles los motivos alegados por el Dr. Petrone, que justifican el apartamiento solicitado atento a las razones de amistad íntima invocadas. Corresponde, en consecuencia, aceptar la excusación del magistrado de mención en estas actuaciones”, sostuvieron  Yacobucci y Mahiques.

Petrone había formalizado una presentación en la que sostenía que “de las constancias del sistema LEX 100 surge que Germán Garavano se encuentra incluido en el listado de partes en calidad de denunciado” en la causa que investiga a una red paraestatal dedicada al espionaje ilegal. Por tal motivo, dijo que “corresponde que me inhiba de seguir entendiendo en las presentes actuaciones”. Justificó su decisión en el artículo 55, inciso 11 del Código Procesal Penal. Según ese articulado, “el juez deberá inhibirse de conocer en la causa” si “tuviere amistad íntima, o enemistad manifiesta con alguno de los interesados”. Tal como se desprende de la decisión de Yacobucci y Mahiques, la razón es la primera de ellas: su íntimo vínculo con el exfuncionario nacional. 

La relación entre Petrone y Garavano tiene varios años. En el libro de Petrone “Cárceles limpias y sanas”, publicado en 2004, a la primera persona que dedica sus agradecimientos por el “apoyo y la colaboración” es “A Germán C. Garavano, quien me impulsara en la realización de este trabajo”. La publicación tuvo el respaldo de la asociación civil Unidos por la Justicia, de la que el exministro llegó a ser director académico.

Con este marco, no sorprende que en diversos fallos haya resuelto de acuerdo a los intereses de Cambiemos.

Fallo a favor de Sturzenegger

Durante su ponencia de este jueves, en la que cuestionó al Poder Judicial y su rol en el Lawfare, CFK recordó el papel que tuvo Federico Sturzenegger durante el gobierno de la Alianza y el de Cambiemos, donde fue presidente del Banco Central. “El devaluador que da clases en la Universidad de Columbia”, lo definió. Acto seguido recordó que fue sobreseído en la causa del Megacanje y también en la que se conoce como “Dólar Futuro 2”. “Usted doctor Petorne, usted Barroetaveña -los interpeló Cristina a los dos camaristas de la sala I designados por Macri-, nos negaron el recurso extraordinario federal. Apelamos el sobreseimiento de Sturzenegger y lo volvieron a sobreseer”, les espetó Cristina. “Usted y Barroetaveña nos negaron el recurso de ese sobreseimiento de los 'endeudadores' seriales del país. Díganme si no tienen que ver con lo que pasa en el país. Lo sobreseyeron en el 2001 y ustedes  lo volvieron a sobreseer. Y nosotros sentados acá”, le dijo la vicepresidenta a Petrone.

La referencia de Cristina Fernández de Kirchner fue a la causa "Dólar Futuro 2", en la que se denunció a varios dirigentes del macrismo y al ya fallecido juez Claudio Bonadío. Sturzenegger fue beneficiado con su sobreseimiento en ese expediente. En una presentación ante la Casación, CFK buscó torcer esa decisión y presentó un recurso extraordinario.

En el documento que presentó ante la sala I de la Casación para dar vuelta una resolución del 12 de noviembre de 2019, sintetizó el cuadro de situación: “Tras la renuncia de Alejandro Vanoli a la Presidencia del BCRA -forzada, fundamentalmente, por las acusaciones originadas con motivo de la causa del ‘Dólar Futuro’- el nuevo Directorio de esa entidad liberó el tipo de cambio, generando una importante devaluación de la moneda nacional, renegoció los valores de liquidación de los contratos de dólar futuro y finalmente solicitó autorización al juez Bonadío para proceder a su cancelación. El magistrado, contradiciendo sus propios actos, autorizó las operaciones, es decir, avaló la consumación del supuesto delito que decía estar investigando”. Esa decisión benefició a funcionarios de Cambiemos: “Posteriormente tomó estado público que muchos funcionarios y empresarios afines al actual gobierno habían suscripto contratos de dólar futuro entre los meses de septiembre y noviembre de 2015 y que algunos de ellos habían participado en las negociaciones en las que se fijó su nuevo valor de liquidación”. Así, por ejemplo, se beneficiaron Luis Caputo, Nicolás Dujovne, Mario Quintana, Gustavo Lopetegui y Martín Lousteau, entre otros. Pero los incriminados judicialmente -la causa ya tiene 5 años- fueron Cristina, Axel Kicillof, Alejandro Vanoli (expresidente del BCRA) y Miguel Pesce, entre otros.

Petrone y la causa Cuadernos

En otra decisión controvertida de la sala I, a finales del 2020 Petrone junto a Barroetaveña avalaron la declaración de los arrepentidos en la causa Cuadernos a pesar de que no habían sido registradas por medios técnicos tal como lo exige la ley. La dupla Bonadío-Stornelli solo habían respaldado los testimonios de los imputados colaboradores en un acta. Para los camaristas, esto fue suficiente. Fue un fallo dividido de la sala I. La camarista Ana Figueroa, quien votó en disidencia, expuso la farsa del expediente: consideró inconstitucionales dos artículos de la Ley del Arrepentido y rechazó que se considere a un escrito como “medio técnico idóneo” para evaluar los testimonios de los arrepentidos.

“Las falencias en la registración en la etapa de instrucción de las declaraciones de los arrepentidos por la ausencia de medios técnicos idóneos (…) tornan nulas las declaraciones prestadas” y “de los actos de éstas derivados”, consideró Figueroa. Los jueces Petrone y Barroetaveña, ambos designados por Macri en 2018 en la Casación, se inclinaron por respaldar todo lo actuado en la causa.

Pase de manos

Otra resolución escandalosa que tomó la sala I fue el pase de la causa de espionaje ilegal a la sala IV de la Casación que terminó decidiendo que esa investigación que se sustancia en los tribunales de Lomas de Zamora debe seguir en Comodoro Py, tal como exigen los dirigentes macristas involucrados en el caso. 

El 30 de diciembre de 2020, Petrone y Barroetaveña decidieron ceder el caso de espionaje de los Super Mario Bros y el que tiene por víctima a CFK a la sala IV cuando su sala había sido la primera en intervenir en la causa. De hecho, la presidenta  de la sala I en aquel momento, Ana Figueroa, sostenía que el caso debían quedárselo. Pero una vez más, Petrone y Barroetaveña conformaron mayoría, no le avisaron a Figueroa y decidieron remitir el expediente a la sala de Mariano Borinsky y Javier Carbajo quienes luego votarían por sacar la causa de Lomas de Zamora –Ángela Ledesma votó en disidencia-. De esa forma, le impidieron expresarse a Figueroa aunque sea en minoría y además incumplieron con la obligación de entender en la causa cuando su sala fue en la que por primera vez se había radicado el caso. “Nunca en Casación pasó algo así. Estos son los jueces Pro dispuestos a cualquier cosa”, señalaron desde el mundo judicial a este medio.

En las causas de alto voltaje político, Petrone casi siempre se manifestó en tándem con Barroetaveña, dejando sola a Ana Figueroa, la otra integrante de la sala, quien fue una de las testigos en la causa de la Mesa Judicial Pro por las presiones que sufrió durante el macrismo.

Esos tres jueces (Petorne, Barroetaveña  y Figueroa) son los que deberán resolver si cierran la causa de Dólar Futuro que involucra a Cristina y al gobernador Axel Kicillof, entre otros, o habilitan el juicio, que se transformará en un nuevo show mediático-judicial.

Las relaciones con EE.UU.

Petrone es una de las caras visibles del Centro de Estudios de Justicia de las Americas (CEJA). De acuerdo a la página web del organismo, es el vicepresidente de su consejo directivo,  que está integrado por siete miembros “elegidos a título personal por la Asamblea General de la OEA entre los candidatos propuestos por los Estados miembros”, tal como se explica en la página del organismo. La presidenta del consejo directivo es Jenny Willier Murphy, a quien se define como “una experta en temas relacionados al Estado de Derecho con más de 20 años de experiencia, incluyendo varios cargos en USAID, el Departamento de Estado y oficinas de desarrollo internacional como Creative Associates International”.

Durante los últimos cuatro años, el CEJA tuvo una activa participación junto a la embajada de los EE.UU en el auspicio de la política judicial macrista. Por ejemplo, tal como publicó El Destape, en abril de 2019 el CEJA organizó el seminario “Desafíos para la implementación del Nuevo Código Procesal Penal de la Nación en Salta y Jujuy”.

El director ejecutivo del CEJA, Jaime Arellano, explicó entonces en su carta de invitación a los jueces de la máxima instancia penal del país que el encuentro contaba con el apoyo de la Oficina de Naciones Unidas para las Drogas y la Corrupción y con el financiamiento del Bureau of International Narcotics and Law Enforcement Affairs de EE.UU.

¿Quiénes participaron del evento que se desarrolló en el Aula Magna de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica de Salta? El ministro Garavano; el entonces embajador de los EE.UU., Edward Prado; el Procurador General de la Nación interino, Eduardo Casal; y hasta el fiscal federal de EE.UU. Everardo Andy Rodríguez, entre otros. Según el programa del evento, el moderador del primer panel, “Planificación de la implementación del CPPF en Argentina: la visión nacional”, fue Petrone.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►