Jujuy: sin respiradores, familias conviven con los cuerpos de los fallecidos

El sistema de salud está colapsado y los enfermos son obligados a quedarse en su casa. 

12 de agosto, 2020 | 12.36

La concejala del departamento jujeño de Lesdema Patricia Gutiérrez advierte que en la ciudad de Libertador San Martín no hay respiradores y los vecinos mueren en su casa sin atención médica. Los cuerpos quedan en las viviendas hasta que los trabajadores municipales logran enterrarlo y en algunos casos los propios familiares deben cavar las tumbas. El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, acumula dos denuncias por propagación del virus, incentivar la automedicación y abandono de persona. 

Vacunas, informe especial: ¿cuánto tarda la inmunización?

"Recién acaban de sacar a una persona muerta en una casa, fue hace menos de una hora. Tenía los síntomas de coronavirus, pero el sistema no responde porque está colapsado. Por más que la gente quiera acceder a la medicina, no hay lugar", afirma Patricia Gutiérrez a El Destape. La concejala exige que el gobierno de Jujuy realice inversiones y permita el acceso a respiradores, única alternativa para evitar las muertes. 

En el reporte del martes, el Ministerio de Salud informó que en Jujuy hubo 318 contagios en 24 horas y suman 3.884 desde que comenzó la pandemia. En el departamento de Ledesma hay 988 casos positivos de coronavirus, de ellos más de 300 son trabajadores del ingenio Ledesma. El gobierno nacional comunicó que el jueves enviará 24 profesionales para intentar atenuar las consecuencias de la propagación del virus en la provincia. 

-¿Cuáles es la situación que se vivió en Ledesma en las últimas horas? 

-Recién acaban de sacar a una persona muerta en una casa, fue hace menos de una hora. Tenía los síntomas de coronavirus, pero el sistema no responde porque está colapsado. Por más que la gente quiera acceder a la medicina, no hay lugar. No podés tener seis respiradores para 36 mil habitantes. Y en la capital jujeña tenés 120 respiradores, de los cuales sólo se usan 60 porque el gobernador no tiene terapista. La gente llama al Comité Operativo de la Emergencia (CEO) pero no atiende, entonces buscan un médico particular que lo manda a su casa y le recetan medicamentos. La gente muere en su casa y esto ya es normal en el departamento. Hay un promedio de entre seis y diez personas muertas por día en un departamento como Ledesma que tiene 86.000 habitantes. 

-¿Cuál fue el disparador de los contagios en Jujuy que era tomada como una provincia modelo?

-El contagio se dio por el negocio de la coca y por Gerardo Morales. El gobernador prohibió por decreto que en la provincia no se podía coquear más, el coqueo es una tradición ancestral. Eso secó el mercado de la coca que tiene alta demanda, entonces el precio se disparó de 4 mil pesos que valía el kilo  a 22 mil pesos. Ahí comenzó un gran negocio y comenzaron a traficar desde la policía de la provincia. Fue en ese momento que empezaron los contagios y que se esparcieron por toda la provincia. Es por eso que tenemos tantos contagiados en toda la provincia. 

-¿Esto el gobernador Morales pudo saberlo?

-Sí, porque son las altas esferas de la policía de Jujuy y los dos primeros casos que se detectan son los custodios de Morales. Luego colapsó, porque no había suficientes respiradores. Los policías comenzaron con el coronavirus por el tráfico de coca y después se contagió al sistema de salud que terminó llevando el virus a la población. Esto explota cuando se contagia al personal de salud que representa el 30 por ciento de las bajas en la provincia. 

El sargento  primero Arnaldo Farfán falleció este miércoles y son seis los policías muertos en Jujuy desde el comienzo de la pandemia. En Ledesma, el mayor número de decesos se dio en Ledema, donde murieron 8 empleados. 

-¿Cuál es la responsabilidad de Ledesma que continuó con el trabajo pese a que en la provincia hay circulación del virus? 

-La verdad que Ledesma tuvo un nivel de contagiosidad terrible. En este momento tiene 300 casos de coronavirus en la planta. Al no tener un protocolo de seguridad sanitaria, los contagios se elevaron en poco tiempo y se pasó de 20 casos a 300. Ya lleva la empresa Ledesma sepultados ocho trabajadores que han muerto por coronavirus. 

-¿Sabían que podía pasar esto en Jujuy? 
Sí, nosotros veíamos lo que pasaba en Bolivia antes de que ocurra en Jujuy. Pensábamos que no tenemos ningún tipo de inversión en salud para recibir el impacto de la pandemia. Si a los seis respiradores se sumaban 20 más es un número con que se puede manejar la situación. Pero nosotros fuimos a la pandemia con el sistema colapsado. Es por esto que denunciamos al gobernador Morales por propagación del virus debido a que fue su empresa la que propagó el coronavirus y por abandono de persona. 

Hoy lo vimos al gobernador Morales decir que esto es una causa política. Me gustaría que venga el gobernador Morales a hablar con las hijas a las que están sacando el cuerpo del padre de la casa. La gente se muere sin atención. 

-¿Cómo se detiene la pandemia en esta situación de gravedad? 
-Con políticas sanitarias, con la inversión de los 9.000 millones de pesos que el gobernador no puede explicar dónde están, se frena con los terapistas y con los hisopos, porque hoy no podemos hacer diagnósticos. Hoy muere gente sin saber si tiene coronavirus. Esto se frena con un COE cordinado por un epidemiólogo que tenemos en la provincia, pero que el gobernador maltrató al enviarlo castigado a otro lugar. Se frena con todo esto. 

El gobernador Morales fue denunciado en tres oportunidades por la pandemia del coronavirus. La concejala Gutiérrez lo acusó de propagación del virus y abandono de persona, mientras que la abogada Mariana Vargas lo denunció por alentar a la automedicación.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►