Restricciones por COVID: el gobierno define medidas menos severas

Los epidemiólogos aconsejaron continuar con las restricciones y mostraron preocupación por la situación de Córdoba y Santa Fe. El Gobierno prepará el viernes el nuevo DNU, que evitaría volver a los confinamientos estrictos. 

11 de junio, 2021 | 05.00

Los epidemiólogos que asesoran al Gobierno plantearon la necesidad de mantener las medidas de cuidado que resultaron eficaces para bajar los contagios diarios en casi todo el país excepto algunos casos puntuales como Córdoba y Santa Fe, que en los últimas semanas agravaron su situación. Por eso defendieron la continuidad del semáforo epidemiológico y los cierres estrictos por un tiempo determinado en las zonas en alarma sanitaria. Dado que el Congreso finalmente no aprobó la ley de "Emergencia Covid-19", el Gobierno debe elaborar el nuevo DNU para establecer la continuidad de las medidas, que seguirían -adelantaban- como fueron los días hábiles de esta semana. Es decir, en el AMBA no se volvería a un confinamiento más estricto durante el fin de semana, pero será algo que se terminará de resolver el mismo viernes. 

La Casa Rosada volvió el jueves a la agenda de pandemia. Primero, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, recibió a sus pares bonaerense, Carlos Bianco, y porteño, Felipe Miguel, para analizar la situación en el área metropolitana, donde los casos registran un leve descenso aunque se mantienen en registros altos. Como es habitual, CABA plantea ir hacia una mayor apertura, como rehabilitar centros comerciales y shoppings y ampliar el horario de locales gastronómicos. En cambio, la Provincia reafirmó la idea de moverse únicamente en los parámetros que le permite el DNU.

Hay una discusión también acerca de si el área metropolitana está en condiciones de dejar la situación de "alerta" para pasar a la más leve de "alto riesgo", con menos restricciones. Era algo que se terminará de saber el sábado, cuando se conozcan los datos de contagios y camas ocupadas.

Poco después, Cafiero, junto a la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y la asesora Cecilia Nicolini, escucharon a los epidemiólogos. De manera presencial  estuvieron Mirta Roses, Pedro Cahn, Tomás Orduna, Luis Camera y Javier Farina, mientras que otros cinco especialistas se conectaron de forma virtual. Hubo coincidencias en marcar la satisfacción por el ritmo que se le está imprimiendo a la campaña de vacunación, que supera los dos millones de aplicaciones por semana. "Es extraordinario", comentaron. 

En el análisis de la cantidad de casos, dijeron que las restricciones duras que se aplicaron en las últimas semanas fueron eficaces, como comenzó a percibirse en el AMBA. En cambio, se mostraron preocupados por los casos de Córdoba y Santa Fe, dos provincias que al principio fueron reacias a adoptar medidas fuertes pero que luego debieron tomarlas dado el crecimiento de los contagios. "Córdoba explotó", graficaron el cuadro que se vive en esa provincia. También se mencionó Chaco y Jujuy como dos jurisdicciones que vuelven a presentar números preocupantes. 

Aconsejaron mantener la aplicación de medidas duras por períodos de 10 a 14 días en las jurisdicciones que se encuentren en situación de alarma. Es la estrategia "martillo" para bajar los casos de un golpe y evitar que se sature el sistema sanitario. "Deben ser medidas planificadas y anunciadas con antelación", aconsejaron para no repetir las resistencias que se produjeron en anteriores ocasiones y que tengan un mejor cumplimiento por parte de la población. "Tenemos récord de ocupación de camas UTI", subrayó uno de los especialistas. 

Otro tema que se tocó fue el de las vacaciones de invierno. La posibilidad de adelantarlas en las escuelas comentaron que era algo que se debía analizar junto a los especialistas del Ministerio de Educación. Pero plantearon en concreto la preocupación por la movilidad de personas en todo el país. Por eso sugirieron fraccionarlas en menos de 14 días, para desalentar grandes movimientos. "Si dejamos que haya mucha movilidad por todo el país durante dos semanas, la tercera ola será un hecho", comentó uno de los médicos. 

Nuevo DNU

Como se temía, el Frente de Todos no encontró resquicio para introducir en la sesión del jueves en Diputados el proyecto que fijará por ley el semáforo epidemiológico para establecer restricciones. El presidente Alberto Fernández hace un mes que viene pidiendo que se apruebe esa ley, que lo eximirá de seguir sacando decretos de necesidad y urgencia para fijar las medidas, pero la oposición hizo del rechazo a la iniciativa -que denomina de "superpoderes"-una bandera política. Así, pese a que por la mañana tuvo dictamen de comisión, luego el oficialismo no contó con el número necesario para llevarla al recinto, por lo que otra vez quedó postergada.

En el Gobierno ya habían adelantado que si no había ley, tendrán que sacar un nuevo DNU con vigencia por las próximas semanas o hasta que el Congreso se decida a aprobar la nueva norma. En principio, la idea era no establecer confinamientos estrictos como los que aplicó el Presidente en el último DNU, sino que volvería al esquema anterior. Pero era algo que se terminará de discutir el mismo viernes en la Casa Rosada. 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►