Carrió quiere que las misas sean "actividad vital" y pide llenar las plazas

La ex diputada exige que se declaren las misas como "actividad vital" para que los creyentes puedan orar.

02 de junio, 2021 | 13.27

La cofundadora de Juntos por el Cambio y líder de la Coalición Cívica, Elisa Carriólanzó una insólita propuesta en el marco de la segunda ola de coronavirus que azota al país y es que las misas sean declaradas como "actividad vital", un término que inventó la ex diputada y que podría referirse a las actividades esenciales exceptuadas de las restricciones por la pandemia. Asimismo,  convocó a la gente a "llenar las plazas" para rezar.

Por la suba abrupta de contagios que no baja de 30 mil casos diarios, se decidieron nuevas restricciones, entre las que se encuentra la suspensión de cualquier actividad religiosa. Al respecto, la ex diputada se mostró indignada con esto y lanzó en su cuenta de Twitter una insólita propuesta.

"Para los creyentes y no creyentes, la vida espiritual es tan esencial como el pan, por eso todos debemos apoyar la petición del episcopado y de las iglesias evangélicas en relación a que, las ceremonias sean consideradas actividad vital", manifestó la ex legisladora en sus redes.

Acto seguido, propuso que "se llenen las plazas de creyentes y no creyentes porque la oración es la fuerza de ley a los hombres y la debilidad de Dios". "Por último, que se incluya el Shabat para mis amados hermanos judíos", aclaró Carrió.

La ex diputada fue noticia hace pocos días porque anunció que se vacunó contra el coronavirus con la primera dosis de AstraZeneca y vaticinó que, "pese a que haya enormes errores", el país estará "bien" para el próximo mes de septiembre. "Lo logré. Me vacuné. Primera dosis con Astrazeneca, 64 años y con morbilidades", relató Carrió en un video difundido a través de sus redes sociales. La exlegisladora consignó que accedió a la inmunización por estar "dentro del orden legal de los mayores de 60 con morbilidades" y dijo que se sentía "feliz".

A la vez, afirmó que no se inmunizó con la "vacuna de un laboratorio de Rusia", en referencia a la Sputnik V, porque opina que el presidente de ese país, Vladimir Putin, "es un dictador". "Sepan que todo va a pasar y que, aunque haya enormes errores, para septiembre vamos a estar bien", concluyó Carrió su mensaje.

A principios de este año, Carrió presentó una denuncia contra el presidente Alberto Fernández y otras autoridades del Poder Ejecutivo por la adquisición de la vacuna Sputnik V en la que advirtió sobre un "potencial envenenamiento de la población", pero el fiscal Guillermo Marijuan pidió rápidamente que se la desestime.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►