Juntos por el Cambio arrasó en Marcos Juárez, su cuna cordobesa

El gobernador Schiaretti es el gran perdedor. Macri también sale golpeado ya que dejó sola a la triunfante candidata del PRO, Sara Majorel. Rodríguez Larreta y Bullrich, grandes ganadores, junto a Juez, De Loredo y la senadora Alvarez Rivero.

11 de septiembre, 2022 | 22.11

Las elecciones de Marcos Juárez, la cuna de Cambiemos en septiembre de 2014, que sirvió como debut de la alianza antiperonista entre el PRO, la UCR y partidos menores como la Coalición Cívica de Elisa Carrió y el Frente Cívico de Luis Juez, le dieron una vez más un rotundo triunfo al oficialismo local, que ganó con 55% de los votos a su candidata Sara Majorel, presidenta del Concejo Deliberante local y elegida del intendente macrista Pedro Dellarossa. Verónica Crescente, ex funcionaria macrista que se pasó al sector liderado por el gobernador Juan Schiaretti logró el 38% de los votos.

Las encuestas pagadas por el oficialismo cordobés le daban una ventaja consolidada a Crescente de 6%. Hacía un mes y medio partía con una diferencia de casi 20%. En cambio, en Juntos por el Cambio, la senadora Carmen Alvarez Rivero y el dirigente Sebastián García Díaz del espacio PRO Gente manejaban números cercanos a “un empate técnico” y hasta la posibilidad de una victoria.

Marcos Juárez, una rica ciudad agroindustrial del sudeste cordobés, ubicada a 263 kilómetros al sudeste de esta Capital, es el Kilómetro 0 de Cambiemos; de allí que se nacionalizó una elección municipal en una ciudad de poco más de 30 mil habitantes.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Ya con los primeros cómputos había quedado claro la ventaja de Majorel, de Juntos por Marcos Juárez, sobre Crescente, quién hasta hace apenas dos meses, fue secretaria de Gobierno del intendente Dellarossa y se convirtió en candidata de Unidos por Marcos Juárez, una alianza que armó el gobernador Schiaretti con la Unión Vecinal, el peronismo cordobesista, el GEN de Margarita Stolbizer y el Partido Socialista.

La lectura política de lo ocurrido este domingo en el Kilómetro 0 de Cambiemos tiene dos impactos de fuerte simbolismo a nivel nacional y provincial: los grandes derrotados nacionalmente son Mauricio Macri, Elisa Carrió y el gobernador cordobés Schiaretti. El ex presidente de la Nación evitó exponerse al barro de la campaña y llegó a Marcos Juárez hace dos semanas, cuando las encuestas le daban más de 12 puntos abajo a Majorel sobre la schiarettista Crescente. A diferencia de lo ocurrido hace ocho años atrás, cuando Macri visitó varias veces Marcos Juárez con toda la tropa y comandancia amarilla, esta vez se mantuvo distante de la campaña.

En su paso por esta provincia, Macri les dijo a una veintena de dirigentes del PRO que su candidato a gobernador en Córdoba para 2023 era Martín Llaryora, un delfín de Schiaretti.

Incluso, sectores cercanos al alcalde porteño Horacio Rodríguez Larreta y a la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, coincidieron en “leer” que la decisión de Macri de no jugar en Marcos Juárez fue para beneficiar a Schiaretti, con quién tiene una sociedad política y una amistad personal por fuera de las estructuras oficiales.

Elisa Carrió también perdió nacionalmente, culpa de su empleado cordobés Gregorio Hernández Maqueda, líder de la Coalición Cívica local, quién decidió irse de la alianza en Marcos Juárez porque el espacio lilista no consiguió colar ni un candidato a concejal en la lista de Majorel. En rigor de verdad, la CC es inexistente en Córdoba en términos reales.

Y el tercer gran perdedor nacional y con un fuerte impacto provincial es el propio gobernador Juan Schiaretti, quién viajó cuatro veces a Marcos Juárez en los últimos 50 días para apuntalar la campaña de Crescente; incluso estuvo en el cierre de campaña del jueves pasado, cuando dijo: “Yo vengo, vine y vendré siempre, tantas veces como sea necesario para resolver los problemas de la gente”. Esta tarde, Schiaretti felicitó a Sara Majorel, flamante intendenta de Marcos Juárez.

Schiaretti y el intendente de Córdoba, Martín Llaryora tenían planeado lanzar un megaacto con alcance nacional -el operador Guillermo Seita fue el encargado de contactar con el Grupo Clarín para la difusión nacional- para lanzar oficialmente la figura del gobernador cordobés como candidato de un tercer espacio por fuera de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos. No pudo ser.

Cuando el intendente Dellarossa, un hombre que responde a Macri y con aceitados vínculos con Schiaretti decidió imponer a Majorel sobre Crescente; el ministro de Desarrollo Social de Córdoba, Carlos Massei le sugirió al gobernador que baje la candidatura de Eduardo Foresi, director del hospital de Marcos Juárez, y lleve a la ex funcionaria macrista de candidata. Massei es uno de los armadores del gobernador y hombre que maneja el territorio en el sudeste provincial.

Bullrich; Larreta, Juez y De Loredo ganadores

El jueves pasado, Horacio Rodríguez Larreta hizo un vuelo rasante sobre Marcos Juárez para apuntalar la candidatura de Sara Majorel en el cierre de campaña y traccionar votos para Juntos por Marcos Juárez. En el larretismo, que no tiene figuras de peso en Córdoba, analizaron que una victoria de la candidata del PRO sobre el schiarettismo, en realidad tendría un fuerte impacto simbólico, cerrando una posible tercera vía del peronismo anti K por fuera de Juntos por el Cambio. Su llegada a Marcos Juárez al cierre de campaña fue una apuesta acertada y este domingo se vio reflejada en la abultada diferencia de más de 15 puntos.

Hace una semana, Patricia Bullrich, que en Córdoba juega de memoria con la senadora Alvarez Rivero y con la diputada Laura Rodríguez Machado, también apostó fuerte a un triunfo de Majorel por el impacto provincial y nacional. Bullrich apoya decididamente las candidaturas del senador Luis Juez y el diputado radical Rodrigo de Loredo a la gobernación e intendencia de Córdoba; contra la idea de Macri de sostener la sociedad política con Schiaretti. 

Esta tarde, Larreta y Bullrich felicitaron a Sara Majorel por la rotunda victoria.

Luis Juez es otro de los grandes ganadores de esta elección, ya que fue él quien juntó a los principales dirigentes del PRO y el radicalismo y les dijo: “Yo soy peronista, el peronismo se relame cuando huele sangre. Si Schiaretti nos gana en Marcos Juárez olvídense de 2023”, les dijo. La senadora Alvarez Rivero y García Díaz fueron los principales aliados en el PRO que tuvo el senador y los artífices del desembarco de Bullrich en Marcos Juárez. Mientras que los diputados macristas Soher el Sukaría y Gustavo Santos y los dirigentes del PRO, Javier Pretto y Darío Capitani abonaron la idea de dejar perder a Majorel y señalar a Dellarossa como el gran derrotado. Este cuarteto macrista tiene aceitadas relaciones con Schiaretti y detesta a Juez.

Rodrigo de Loredo también convenció a los radicales de la necesidad del triunfo en Marcos Juárez, ya que él quiere alzarse con la intendencia capitalina en 2023 que hoy gobierna Llaryora.

Los otros candidatos que participaron de la elección de hoy son Guillermo Massa de Encuentro Vecinal Córdoba, que con 2,2% de los votos quedó fuera del Concejo Deliberante; y Nicolás Barrera del Partido Laborista que apenas alcanzó 1,4%. Como en las elecciones provinciales de 2019, el kirchnerismo decidió no presentar lista. No para favorecer a Schiaretti, sino para acrecentar las posibilidades de propinarle una derrota al macrismo. 

Al cierre del escrutinio, Juntos por Marcos Juárez conseguía 6 de las 9 bancas de concejales en juego.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►