Caso Facundo Castro: próximos pasos de una investigación que acelera

Se investiga una “desaparición forzada seguida de muerte”. El triunvirato de fiscales le quitó a la Policía Federal la coordinación de las medidas de prueba y dispuso que la información sea accesible para la familia. Mientras aguardan el informe de la autopsia, avanzan con nuevas pericias y testimonios.

06 de septiembre, 2020 | 00.05

La investigación gira en torno a la desaparición forzada seguida de muerte, así lo ratificó el triunvirato de fiscales. Definieron que la totalidad del expediente esté a disposición de todas las partes para garantizar mayor transparencia, como reclamaban los abogados de la mamá de Facundo. Además, sin correr del todo a la Policía Federal, concentran a partir de ahora la coordinación de las medidas de prueba en la Dirección General de Investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal (DATIP), del Ministerio Público Fiscal. Hay una veintena de estudios e informes en proceso, y continuarán con declaraciones testimoniales a la exnovia de Facundo, y dos amigos.

¿Por qué sube el dólar?

Los fiscales Santiago Ulpiano Martínez, Andrés Heim y Horacio Azzolin se reunieron el martes con Cristina Castro, sus abogados y la Comisión Provincial por la Memoria. Martínez es cuestionado por la familia, lo recusaron en dos oportunidades, y podría ser denunciado penalmente por los abogados.

"Cristina les dijo a Heim y Azzolin que va a confiar un poco en ellos", contó el abogado Leandro Aparicio en El Destape Radio. “Se escuchó especialmente a la mamá de Facundo, para quien se puso a disposición la continuidad y refuerzo del acompañamiento”, informaron desde la fiscalía en el sitio oficial del Ministerio Público Fiscal. Heim -titular de la Procuraduría de Violencia Institucional (PROCUVIN)- y Azzolin -de la Unidad Especializada en Ciberdelincuencia (UFECI)- ya participaban como auxiliares y fueron designados el 28 de agosto por el procurador general de la Nación interino, Eduardo Casal, para intervenir en forma conjunta con Martínez, una medida que fue celebrada por los abogados de la madre.

Ahora se impulsan una gran cantidad de medidas que estaban pendientes. “Las pericias son el único elemento que tenemos, no pueden estar sospechadas de nada, por eso se incorpora la DATIP para que le de una mirada nueva a la causa, descontaminada del uniforme”, explicaron a El Destape fuentes de la investigación. “Cuando se incorporan más fiscales siempre hay una mirada nueva”, dijeron. Aparicio aseguró que la causa tomó una dinámica "vertiginosa", ya que "van pasando cosas todos los días".

La coordinación de las pericias ya no estará a cargo de la Policía Federal, sino del Ministerio Público Fiscal, pero no significa necesariamente un apartamiento de la fuerza policial, que continuará continuará con el aporte de sus recursos técnicos cuando sean solicitados por la justicia federal. Fue uno de los reclamos que la madre de Facundo le hizo personalmente al presidente Alberto Fernández y la ministra de Seguridad, Sabina Frederic.

Una fuente que participa de la causa advirtió que uno de los problemas para investigar casos de violencia institucional en la Argentina es que no existe una policía de investigaciones separada de las fuerzas de seguridad. “No hay un FBI, que no patrulla las calles ni hace prevención, sino que hace investigaciones pero separada de las cuestiones de seguridad”, explicaron.

El equipo de fiscales designó a la DATIP -tal como sugerían hace tiempo la PROCUVIN y también la Comisión Provincial por la Memoria- para que “concentre y coordine la totalidad de estudios periciales de todas las especialidades, técnicos y químicos, que se hayan dispuesto y concluido, que se encuentren pendientes y aquellos que se proyecten ordenar”.

Además, las divisiones de la Policía Federal Argentina (PFA) que llevan a cabo análisis sobre teléfonos, equipos de geolocalización, inspecciones en espacios físicos y vehículos, libros de guardia policiales, entre otros, deberán remitir a la DATIP sus informes técnicos en el estado en que se encuentren.

Hay una veintena de estudios periciales e informes en proceso o pendientes, además de requerimientos de información telefónica de agentes policiales. Se le solicitó también al ministerio de Seguridad bonaerense información sobre los móviles que circularon por la Ruta Nacional 3 entre Mayor Buratovich, Teniente Origone y General Daniel Cerri desde el 30 de abril, según informaron desde la fiscalía.

Algunos informes técnicos restan ser examinados o finalizados, y otros todavía no fueron realizados, mientras la querella espera que de allí surja información para apuntar a quienes consideran responsables de la desaparición y muerte de Facundo.

La DATIP va a revisar los “estándares de lo hecho, y meterse más en lo nuevo”, dijeron fuentes judiciales. Consideran que en esta etapa lo más importante era centralizar la información y analizarla en el contexto del informe integral de la autopsia al cuerpo de Facundo, que el Equipo Argentino de Antropología Forense tendría listo a fines de septiembre. Parte de la expectativa de los investigadores, mientras avanzan con medidas de prueba, está puesta en esos resultados.

“Si el cuerpo estuvo siempre ahí, la investigación la diagramás de una manera. Si surge de la autopsia que el cuerpo fue plantado, cambia todo el contexto”, anticipó una fuente judicial a este medio. Toda esa información científica permitirá volver a leer todo el caso, con una mirada integral, en función de esas nuevas pruebas. Pese a que pueda quedar un margen de duda si las definiciones de los peritos no logran ser concluyentes -el estado del cuerpo anticipaba un proceso complejo-, todos los actores de la investigación coinciden en las garantías que ofrece el trabajo del EAAF.

Hay varios nudos de conflicto, advierten los investigadores, pero enfocan la mirada en la reconstrucción de lo que hizo y le pasó a Facundo “desde que lo detienen en Mayor Buratovich hasta el lugar donde encontraron su cuerpo”.

Los fiscales fijaron un cronograma de declaraciones testimoniales que estarán a cargo de la PROCUVIN. Para esta semana fue citada nuevamente la exnovia de Facundo, y dos amigos que tuvieron contacto con él antes y después de que se fuera de su casa en Pedro Luro rumbo a Bahía Blanca.

Tampoco descartaron que requieran por tercera vez la declaración de una mujer de identidad reservada, conocida como “testigo H”, quien habría llevado a Facundo hasta la intersección de las rutas 3 y 22. Ese testimonio es clave porque acerca elementos a la hipótesis del accidente en las vías y aleja la responsabilidad policial. Declaró en dos oportunidades, la primera ante el fiscal Martínez y la segunda ante la Procuvin. "La testigo H la mete en la causa la ñ Bonaerense", reiteró esta semana el abogado Aparicio. No están previstas, por ahora, indagatorias a agentes de la Policía Bonaerense.

Entre los próximos pasos de la investigación, una clave será profundizar y contextualizar las ubicaciones del celular de Facundo. La empresa Claro informó que la antena instalada en el polo petroquímico de Ingeniero White, cerca de Bahía Blanca, captó la última señal en la zona cercana al punto del hallazgo del cuerpo. De ese teléfono se envió un mensaje SMS que recibió un amigo del joven a las 20.21. “Es muy importante el celular. La información es objetiva, pero hay que analizarla. Son análisis técnicos que requieren interpretación y cruce con el resto de la información disponible”, destacaron a El Destape fuentes judiciales. Para los abogados de Cristina Castro, el mensaje no lo mandó Facundo y es el primer paso de un plan de encubrimiento.

Esta semana se realizó un estudio sobre el patrullero Toyota Etios, de la Unidad de Prevención de Policía Local (UPPL) de Bahía Blanca, secuestrado a pedido del fiscal Martínez el 25 de agosto, luego de que un informe de Asuntos Internos de la Policía Bonaerense advirtió de el vehículo realizó el 8 de mayo un “movimiento inusual y sospechoso” en la zona donde fueron hallados los restos humanos.

El abogado de Cristina Castro aseguró que el perro Yatel, del adiestrador y perito de la querella Marcos Herrero, detectó rastros del joven. “El perro destrozó el asiento trasero del patrullero. Se encontraron restos que se van a analizar", dijo en el programa Habrá Consecuencias. Otras fuentes de la investigación no confirmaron ni ratificaron esa información a El Destape, y advirtieron que el perro puede marcar algún rastro, pero luego hay que encontrarlo y cotejarlo con el ADN de Facundo para que se convierta en una prueba relevante. “Lo importante es que se encuentre algo, porque si no se encuentra nada queda la sospecha”, dijo una de las fuentes consultadas.

También se realizaron medidas similares en una camioneta Toyota Hilux de la policía bonaerense, secuestrada en Mayor Buratovich, que no cuenta con GPS ni tecnología que pueda ser peritada para determinar sus movimientos.

Esta semana, mientras la investigación adquiría otra dinámica con repercusión política de alto impacto, Cristina Castro, su familia, amigos, y el pueblo de Pedro Luro, despidieron a Facundo. El miércoles, luego de que la jueza le confirmara la identidad del cuerpo, la madre de Facundo publicó un mensaje en sus redes sociales: "Vuela alto mi niño, que suene tu redoblante tan fuerte que no le de paz a quienes te hicieron tanto daño. Tu bruja velará por ti por justicia hasta que nos volvamos a abrazar".

 

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►