Revés para Stornelli: intentó llevar parte del D’Alessiogate a Comodoro Py y le declararon nulo el planteo

El juez Luis Rodríguez declaró nulo el pedido del fiscal para que el espionaje contra José Gómez Centurión que se investiga en Dolores pase a Comodoro Py. El magistrado le recordó a Stornelli que está imputado en esa causa y es parte del proceso por lo que no puede intervenir.

07 de septiembre, 2020 | 20.16

Toda una síntesis de la impunidad con que se manejó el fiscal procesado Carlos Stornelli: a pesar de estar procesado en el D’Alessiogate, el titular de la Fiscalía Federal porteña Nº 4 exigió medidas en los tribunales de Comodoro Py vinculadas a aquella causa judicial. Por ejemplo: le pidió al juez Luis Rodríguez que reclame un fragmento de la investigación de Dolores para que sea tratada por él en el edificio de Retiro. El pasado viernes, el magistrado declaró nulo ese requerimiento de Storrnelli. Le recordó que está imputado en el caso D’Alessio y, por ende, no puede intervenir en el proceso. 

Vacunas, informe especial: ¿cuánto tarda la inmunización?

“El planteo de la cuestión de competencia por inhibitoria deviene de nulidad absoluta, dada su doble condición de Fiscal, en este proceso, e imputado, en aquel sobre cuya competencia se expidió”, escribió Rodríguez sobre Stornelli en la resolución que firmó el pasado 4 de septiembre. “Entiendo que existe un impedimento ineludible para que este Juzgado resuelva el fondo de la cuestión introducida -sostuvo el juez federal porteño-. En efecto, resulta indiscutible que quien representa al Ministerio Público Fiscal en este proceso, el Dr. Carlos E. Stornelli, reviste el carácter de parte imputada -más allá de su situación procesal- en la causa nº FMP 88/2019 del Juzgado Federal de Dolores, cuya incompetencia parcial aquí reclama por vía inhibitoria”, dijo. La causa 88/2019 es la que se conoce como D’Alessiogate. 

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

La historia se remonta al espionaje de la banda de Marcelo D’Alessio contra Juan José Gómez Centurión. Stornelli pretendía que ese hecho, que se analiza en Dolores, pase a Comodoro Py. ¿Por qué? Porque el fiscal procesado tenía delegada en los tribunales de Retiro una causa con un objeto similar que se inició por una denuncia de la AFI macrista, en 2016. Según el fiscal se investigan los mismos hechos. Por tal motivo consideró que el juez Alejo Ramos Padilla debía inhibirse de intervenir.

¿Qué había denunciado la AFI en 2016? Se había hecho eco de una serie de artículos periodísticos donde se mencionaba que agentes de la exSIDE estaban haciendo maniobras de espionaje ilegal por lo que se presentaron en los tribunales para negar los hechos y pedir que se investiguen. Esto dio la apertura de la causa 12255/2016, que está en manos de Rodríguez y Stornelli. 

El juez Rodríguez investigó durante el macrismo y dictó el sobreseimiento de único imputado pero Stornelli apeló esa decisión porque consideró que la decisión fue prematura. En junio de 2018, la Cámara Federal porteña revocó el procesamiento y pidió que se profundice la pesquisa por lo que Rodríguez delegó el caso en el fiscal. Esto último culminó luego de que Stornelli presentara el 15 de octubre de 2019 el pedido de inhibitoria que ahora el magistrado rechazó. 

“En lo que respecta al presunto espionaje y seguimiento efectuado a Juan José Gómez Centurión”, escribió Stornelli, “libre oficio inhibitorio al Juzgado Federal de Dolores para que se declare parcialmente incompetente, extraiga testimonios de las partes correspondientes y las remita al tribunal a vuestro cargo, a los efectos de ser acumulados al presente expediente”, le pidió al juez. Stornelli consideró que el caso que él tuvo delegado se inició con anterioridad al de Dolores y se encontraba “más avanzado”.
 
Pero el juez Rodríguez le salió al cruce este viernes. Por su doble rol, de fiscal en Comodoro Py e imputado en Dolores, “en el caso de que se avalara la cuestión de competencia planteada por el Dr. Stornelli, él mismo estaría llamado a opinar nuevamente sobre el asunto ante el Juzgado Federal de Dolores pero, esa vez, bajo su legitimación pasiva como imputado, independientemente del hecho específico por el cual se lo investiga”, consideró el juez. A eso sumó que “de la transcripción de la declaración testimonial de Juan José Gómez Centurión” en Dolores, “al ser preguntado respecto de vínculos de parentesco o interés que lo pudieran ligar con los imputados, el testigo respondió ‘lo conozco al Fiscal Stornelli’”. 

A pesar de todas las irregularidades en las que quedó inmerso Stornelli con su planteo, el magistrado porteño aseguró que “no se encuentra legalmente habilitado a resolver de oficio el apartamiento de la persona que representa al Ministerio Público Fiscal en el proceso”. Por lo que dio cuenta de la situación a la Fiscalía General ante la Cámara porteña.

Al ser consultadas las fuentes judiciales por qué hubo casi un año entre el pedido de Stornelli y la reciente resolución, explicaron que se debió a que el pedido de inhibitoria del fiscal había llegado sin una certificación actuarial de la causa de Dolores. Es decir, se pedía el envío del expediente pero sin saber qué se había investigado. Esto derivó en que Rodríguez le pidiera a  su par de Dolores información sobre el caso Gómez Centurión. “En el medio ocurrió la pandemia”, añadieron desde tribunales. 

Gómez Centurión nunca había sido citado en Comodoro Py pero sí en Dolores, donde declaró como testigo y reconoció el espionaje en su contra. De hecho, el exmilitar aliado de Macri  figura entre los “nuevos” objetivos de la banda en la última imputación de Ramos Padilla a D’Alessio. 

La convocatoria de Gómez Centurión que en su momento hizo Ramos Padilla se debió a que en el celular y la computadora secuestrados a D’Alessio se encontraron imágenes de seguimientos al extitular de la Aduana durante el macrismo. Se trata de los mismos dispositivos en los que Ramos Padilla encontró varios intercambios de mensajes entre D’Alessio y Stornelli y hasta videos del espía ilegal dentro del despacho del fiscal procesado. 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►