Cancillería adelantó que denunciará al Gobierno británico

El secretario de Malvinas Antártida y Atlántico Sur en la Cancillería Argentina se refirió al informe sobre armas nucleares británicas en la Guerra de Malvinas.

05 de enero, 2022 | 14.54

El secretario de Malvinas Antártida y Atlántico Sur en la Cancillería Argentina, Guillermo Carmona, habló con El Destape Radio sobre la desclasificación de archivos sobre la Guerra de Malvinas y del envío de armas nucleares. "Es una situación que agrega gravedad al conflicto" con el Gobierno británico, indicó. 

"Es importante comentar que está confirmada desde el año 2003 la presencia de armas nucleares en embarcaciones británicas durante la Guerra de Malvinas. Esto no es una situación discutible porque el propio Reino Unido hizo explícito este reconocimiento, lo que aparece ahora es la magnitud de la presencia de armas nucleares (31)", explicó Guillermo Carmona, en línea con la publicación de un documento del ministerio de Defensa inglés desclasificado por el sitio Declassified UK.

"Los buques de guerra británicos desplegados en el Atlántico Sur después de la invasión argentina de las Islas Malvinas en 1982 estaban armados con docenas de cargas nucleares de profundidad", dice el documento, según reveló la agencia Sputnik. Al respecto, el funcionario de cancillería afirmó: "lo primero que estamos buscando hacer es confirmar esta revelación, verificar la existencia de archivos clasificados".

"De confirmarse esta información vamos a tomar las medidas que corresponden. Esto es reiterar la protesta al Reino Unido y presentar las denuncias que correspondan ante organismos internacionales que regulan el control de armas nucleares", anunció.

En esa línea, Carmona argumentó: "La reticencia británica a dar explicaciones ha hecho que la preocupación, las dudas y las sospechas permanezcan vigentes a 40 años de la Guerra de Malvinas". "El Reino Unido minimizó la situación diciendo que no habían quedado armas nucleares en Malvinas, pero nunca hubo detalles sobre la situación lo que generó nuevos pedidos por parte del Gobierno argentino en ese momento", criticó.

 

"Es una situación que agrega gravedad en aquel momento, 2003, y luego en otras circunstancias cuando el Gobierno argentino reclamó esta situación y el británico la minimizó y rechazó que hubieran quedado armas en Malvinas o la posibilidad de armamentos en buques hundidos", continuó ya que el hallazgo implicaría una violación por parte del Reino Unido al Tratado de Tlatelolco de no proliferación nuclear.

En línea con las medidas que tomará la Argentina con respecto al diálogo con el Gobierno británico, el miembro de Cancillería consideró que "esta es una nueva oportunidad para exigirle al Reino Unido explicaciones con la profundidad necesaria". "Para que queden aclaradas cuestiones históricas y para que tengamos la tranquilidad de que en aguas argentinas no existe este tipo de armamento", propuso.

Las más vistas

LA FERIA DE EL DESTAPE ►