Paseo del Bajo: amplían la denuncia contra Larreta por las reuniones Macri-Calcaterra

Fue tras las revelaciones de El Destape. El caso está en la Cámara de Casación, luego de que Bonadio y los camaristas Llorens y Bertuzzi -nombrados por Macri- sobreseyeran a todos los imputados.

29 de septiembre, 2021 | 18.45

La legisladora y ex auditora porteña Cecilia Segura y el diputado Rodolfo Tailhade, ambos del Frente de Todos, ampliaron la denuncia contra Horacio Rodríguez Larreta y otros funcionarios por el direccionamiento de la licitación del Paseo del Bajo. Sumaron al expediente las reuniones entre Mauricio Macri y Ángelo Calcaterra justo en las fechas clave de los cambios que favorecieron a IECSA, tal como reveló El Destape. Todos los acusados fueron sobreseídos por Claudio Bonadio sin investigar.

Tal como se sospechaba, los gobiernos de Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta intervinieron para beneficiar ilícitamente a la empresa de Ángelo Calcaterra, primo hermano del ex Presidente” dice el escrito presentado por Segura y Tailhade. “Esta novedad evidencia que el sobreseimiento de Horacio Rodríguez Larreta, Guillermo Dietrich y los demás imputados en la presente causa fue prematuro y, como tal, debe ser revocado”, agregaron.

En el texto de la ampliación de la denuncia, al que accedió El Destape, agregaron: “El sobreseimiento haya sido dictado sin conocer los hechos aquí denunciados evidencia lo prematura que resultó dicha decisión. Si existen hechos por investigar y medidas probatorias por realizar, queda claro que la certeza negativa que exige el sobreseimiento no está acreditada y, por lo tanto, dicha decisión resulta infundada y contraria a derecho. ¿Existieron otras reuniones? ¿Acaso hubo llamados entre los involucrados? Sin dudas, esto debe ser investigado antes de tomar una decisión definitiva”.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Pidieron además que se incorporen a la causa los registros de accesos a la Casa Rosada y la quinta de Olivos junto a los del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte porteño y del Ministerio de Transporte nacional durante el gobierno de Macri. También, que se haga un cruce de llamadas entre todos los involucrados: Macri, Rodríguez Larreta, Guillermo Dietrich, Carlos María Frugoni, Franco Moccia, Natalia Bustos, Ángelo Calcaterra y Fabio Calcaterra.

Segura conoce bien el caso. En 2018, cuando era presidenta de la auditoría porteña detectó las irregularidades en la licitación del Paseo del Bajo. Larreta aprendió y al año siguiente no dejó que el organismo a cargo de revisar los gastos del Gobierno porteño controle los gastos en la obra. Segura denunció el caso ante la Procuraduría de Investigaciones Administrativas, la fiscalía anticorrupción que comanda Sergio Rodríguez. Éste llevó el caso en Comodoro Py y el expediente cayó en el juzgado de Sebastián Casanello. Pero de inmediato el fallecido juez Bonadio dijo que tenía una denuncia igual desde antes: la había radicado el denunciador serial Fernando Míguez en base a la nota de El Destape que reveló esta situación.

El caso quedó en manos de Bonadio, que sobreseyó a Larreta, Dietrich y los demás imputados sin investigar. La fiscala Alejandra Mangano apeló, pero los camaristas Mariano Llorens y Pablo Bertuzzi, nombrados por Macri, confirmaron los sobreseimientos. Ahí el fiscal anticorrupción Rodríguez y el fiscal ante la Cámara Federal José Agüero Iturbe insistieron y el caso llegó a la Cámara de Casación, que hoy tiene que definir si ordena la investigación. La decisión está en manos de los jueces Alejandro Slokar, Guillermo Yacobucci y Carlos Mahiques.

La decisión de cerrar la causa es tan prematura, que al día de hoy siguen surgiendo hechos y pruebas que aún no se encuentran en el expediente, y que por la ‘traba judicial’ a la pesquisa, no pudieron ser descubiertos por los fiscales. Lamentablemente, debieron ser investigaciones periodísticas quienes llegaran a estos hechos, ya que, afortunadamente, los jueces M no pueden ejercer sobre ellos su poder jurisdiccional” escribieron Segura y Tailhade.

Las pruebas que no estaban en el expediente son las que publicó El Destape. Que Macri y Calcaterra se reunían en Casa Rosada y la quinta de Olivos en los momentos clave del direccionamiento de la licitación del Paseo del Bajo. Hubo al menos 11 reuniones, varias a solas y otras con empresarios y funcionarios vinculados a la licitación, que hasta ahora desconocían los jueces y fiscales que intervinieron en la causa penal donde se investiga este caso. Coinciden con los cambios que se introdujeron en la licitación para favorecer a IECSA, la empresa de Calcaterra y Marcelo Mindlin, sindicados como testaferros de Macri.

Los registros de acceso muestran que Macri recibió a su primo Ángelo 5 veces en Casa Rosada y 6 veces en Olivos. La única explicación son los negocios: Calcaterra no era funcionario. El período clave es entre el 26 de octubre y el 3 de noviembre de 2016, cuando el gobierno de Rodríguez Larreta modificó varios puntos de la licitación, entre ellos el orden de adjudicación de los tres tramos de la obra del Paseo del Bajo, para despejarle el camino a IECSA y que se quedara con el más jugoso, el tramo C.

Al igual que en la Operación Olivos, las reuniones de Macri con Calcaterra y otros empresarios y funcionarios coinciden con hechos puntuales y fundamentales para explicar cómo fue el direccionamiento de la licitación del Paseo del Bajo. Muestran además que la Casa Rosada y la quinta Presidencial eran sede para los negocios familiares de Macri.

Las más vistas

LA FERIA DE EL DESTAPE ►