Giro en la causa que investiga la muerte de la policía que mató a su bebé

Tras analizar el teléfono y una carta que dejó antes del fatal hecho, no descartan que la joven de 29 años se suicidara inducida por las amenazas de una expareja.

25 de octubre, 2021 | 11.45

Belén Aquino, agente de la Policía Federal, destinada a la división Seguridad y Custodia, fue encontrada sobre su cama, muerta de un disparo junto a su bebé de dos años, fallecido también por una herida de arma de fuego. La primera hipótesis indicaba que Aquino mató a su bebé y luego se quitó la vida, pero una carta y el celular son claves para considerar que podría haber sido inducida dado que era víctima de violencia de género y recibía amenazas por parte de dos exparejas.

La causa que investiga el drama familiar ocurrido el miércoles pasado en Merlo podría cambiar en las próximas horas dado que los investigadores, ahora, no descartan que la joven de 29 años se suicidara inducida por las amenazas de una expareja tras el allanamiento de la casa en la que la joven, embarazada de 20 semanas, vivía junto a su hijo de 13 años y su bebé de 2. Belén había dejado una carta escrita de puño y letra en la cual explicaba los motivos.

Según una fuente cercana a la investigación que dialogó con el portal Primer Plano, la joven era víctima de violencia de género y recibía amenazas por parte de dos exparejas. De hecho, a su última pareja la denunció en mayo pasado y tenía una orden de restricción.

A su vez, según indicaron a Infobae, no se descarta la posibilidad de que este hombre haya instigado la decisión de Belén de quitarse la vida, una conducta prevista en el Código Penal. Cabe señalar que el artículo 83 establece la “prisión de uno a cuatro años, al que instigare a otro al suicidio o le ayudare a cometerlo, si el suicidio se hubiese tentado o consumado”.

Esto quiere decir que si se insta a la víctima a suicidarse mediante violencia física o moral sobre personas cercanas, el delito se considera como homicidio.

El resultado de la autopsia, que fue difundida en las últimas horas en Primer Plano, detalló que Aquino cursaba un embarazo de 20 semanas de gestación y que se suicidó con un disparo en la sien, mientras que su bebé de un año murió de un tiro en la cabeza.

La otra hipótesis que consideran los investigadores es que la Belén, tras recibir amenazas de una de sus exparejas y al enterarse que estaba embarazada, haya tomado la decisión de matar a su bebé y quitarse después la vida.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►