Días de furia y consenso

08 de mayo, 2022 | 00.05

La oposición vuelve a proponer la boleta única, una superstición de ONG que busca resolver un problema que no tenemos: en nuestro país los oficialismos ganan y pierden y nadie pone en duda realmente los resultados. 

Sin embargo, para la ineludible Silvia Lospenatto, el oficialismo rechaza la boleta única porque pretende “seguir con el fraude”. Es decir que según la diputada de Juntos por el Cambio hubo fraude en 2015, cuando su espacio político ganó las elecciones presidenciales; en 2019, cuando ese mismo espacio político gobernaba el país, y también en 2021, cuando el oficialismo del Frente de Todos perdió las elecciones de medio término. No lo descartaría: en Narnia todo es posible.

El diputado de Cambiemos ante el Parlasur Pepín Rodríguez Simón recibió el rechazo de la Comisión de Refugiados de Uruguay como respuesta a su pedido de ser considerado un refugiado político. El ex operador judicial de Mauricio Macri y amigo personal del cortesano Carlos Rosenkrantz lleva más de 500 días prófugo de la justicia argentina en la causa de la “mesa judicial” que durante el gobierno de Cambiemos persiguió a políticos, empresarios y dirigentes sociales. Debemos agradecer que “el prófugo de Montevideo”, como lo llamó CFK, no sea un ex funcionario kirchnerista. Eso nos salva de una carta de Leuco, una imprecación de Jony Viale, un rictus de Cristina Pérez, un desquicio florido de Fernández Díaz, un editorial de Novaresio, un tic de Majul, un lamento de Wiñazki, un frenesí de Oliván, un tuit de Campanella, un lamento de Brandoni, un análisis de Sebreli, una denuncia de Plager, una alucinación de Canosa, un remilgo de Andahazi y un eructo de Lanata.

Alfredo Casero, titular de la fundación homónima, tuvo un momento de furia en directo contra Luis Majul y decidió irse de su programa. Luego de incentivar a invitados terraplanistas y cultivar el odio opositor, las jaulas de La Nación Más parecen tener alguna dificultad a la hora de contener sus desbordes. Esperemos que refuercen los barrotes.

Las letanías reaccionarias son como el Cometa Halley, vuelven cíclicamente a visitarnos. Desde hace unos días circula una por las redes sociales según la cual quien reciba un plan del Estado no debería poder votar para de esa forma evitar el clientelismo y otras calamidades. Teniendo en cuenta que la derecha llama planes a todo, podemos concluir que quien perciba una asignación familiar como la AUH o incluso una pensión debería perder sus derechos civiles.

¿Los accionistas de empresas que reciben subsidios energéticos, por ejemplo, o que han nacionalizados sus pasivos o pesificado sus deudas en dólares o que evaden impuestos, es decir, que se quedan con recursos que en realidad son del Estado, también deberían perder su derecho a votar? Sospechamos que en esos casos, cuando se trata de sumas realmente significativas y que benefician al 1% más rico de la población, el tema es mucho más complejo. 

Luego de indignarse con el silencio incómodo, perturbador e incluso cómplice de CFK, nuestros periodistas serios se enfurecieron de forma coral con el discurso que dio la vicepresidenta tras recibir el Doctorado Honoris Causa de la Universidad del Chaco Austral. No es para menos, hubo momentos de gran violencia verbal durante la ceremonia, como cuando ella señaló: “En el Ejecutivo no hay pelea, hay debate. Que nadie se haga la víctima, víctima es quien no puede comer, llegar a fin de mes, esas son las verdaderas víctimas”. Con un autoritarismo de índole mapuche-iraní, CFK volvió a señalar que los frutos del crecimiento no se lo lleven “cuatro vivos” y lamentó un hecho inédito en la Argentina, que un empleo declarado ya no alcance para salir de la pobreza: “Hay actualmente una insatisfacción democrática grande y aparece un sector de los trabajadores en relación de dependencia que son pobres. ¿Por qué es esto? Producto de dos políticas; la concentración de los ingresos y una política de salarios bajos.”

Esperemos que el gobierno reaccione frente a las formas rudas de la vicepresidenta que tanto daño le causan al necesario diálogo y convoque a una nueva reunión con empresarios para tratar el tema de la suba de precios e incluso nombre una terna de candidatos para integrar una comisión de análisis que establezca en un plazo a definir una serie de lineamientos generales que permita avanzar en un marco amplio de coincidencias básicas que fije un horizonte común y una paleta de opciones a consensuar. 

Y coso.

 

Imagen: FerIglesias, experto en globalizacón, subido al Obelisco luego del discurso de CFK (cortesía Fundación LED para el desarrollo de la Fundación LED)

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►