Victoria Donda contó cómo la Policía avanzó con un "control poblacional" contra un vendedor ambulante

La Policía de la Ciudad detuvo a un vendedor ambulante sin motivos y lo demoró por averiguación de antecedentes.

07 de octubre, 2019 | 19.42

Un joven de 18 años estaba vendiendo pañuelos descartables en las inmediaciones del Congreso de la Nación cuando un grupo de policías lo rodeó para detenerlo por averiguación de antecedentes y de domicilio. Lo que denominaron "control poblacional" fue visto por la diputada Victoria Donda, quien  se opuso de inmediato a la práctica.

Donda contó que se topó con la detención al volver a su despacho, tras buscar a su hija por el jardín. Se encontró con "un chico tirado, rodeado de carilinas, dos señoras y un muchacho que lo defendían de cuatro efectivos policiales que lo estaban rodeando".

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

En declaraciones a Radio 10, dijo que preguntó a los transeúntes qué fue lo que había ocurrido, ya que notó una situación tensa para una persona que no parecía amenazante. En ese momento le contaron que estaba vendiendo pañuelos y lo detuvieron. Según el relato del propio joven, había ido al centro a entregar currículums y, de paso, intentar hacer algo de plata en la calle.

"La policía me dijo que estaban haciendo control poblacional", contó Donda, quien agregó que "lo detuvieron para averiguación de antecedentes, de domicilio". Y, de modo tajante, lanzó: "Lo detuvieron por ser morocho y con gorro".

Pese a los intentos para frenar tal situación, el joven fue llevado por la fuerza de seguridad de la Ciudad "por averiguación de domicilio y con la promesa de dejarlo ir rápido". Como tiene domicilio en Florencio Varela, contó la diputada, "se tienen que comunicar con una comisaría" de aquél distrito bonaerense.

Sin ningún argumento para tal demora de un vendedor, Donda reflexionó que la práctica promocionada por Patricia Bullrich, ministra de Seguridad, "es una muestra de la mano dura en la calle, del control que pueden hacer y de asegurarse su propio voto". La semana pasada, Bullrich anunció un plan llamado "Ofensores en trenes" para habilitar a las fuerzas de seguridad a pedir documento de identidad a los pasajeros ante la menor sospecha. 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►