El ex ministro de Planificación Julio De Vido cumplió 700 días en prisión y, desde el penal de Marcos Paz, publicó una contundente carta en la que revindicó su gestión durante el kirchnerismo y cargó contra el Gobierno de Mauricio Macri.

Bajo el título, "A 700 días de una cruel persecución y encarcelamiento vilmente naturalizado luego de la entrega de otros", el ex funcionario publicó la misiva y citó a Fiódor Dostoyevski porque le "parece casi un perfecto espejo de la nueva realidad que hoy vive la Argentina”.

“Entre las miserias de todo tipo que pretendieron imponernos los que se están yendo y algunos interrogantes cuyas respuestas por parte de quienes están llegando por el voto popular, deseamos nos impulsen a un mejor porvenir y mayor felicidad", analizó sobre el contexto electoral y la posibilidad del triunfo del Frente de Todos.

 

 

Y manifestó: "Continuaré parado con firmeza, aunque tenga que estar aquí 70.000 días más o a dejar el cuero en prisión, que es lo que ellos buscan y buscaron durante todo este tiempo donde me han perseguido y encarcelado con crueldad junto con los mediocres que me ignoran naturalizando mi prisión y la del resto de los compañeros presos políticos", sostuvo el ex ministro K, y agregó que se negó "nuestra condición de tales por conveniencia o cobardía, y también ante la vileza de quienes se borraron entregándome".

En ese sentido cargó contra "la falta de Estado de Derecho en la Argentina macrista" y destacó su gestión durante el kirchnerismo: "Estoy orgulloso de todo lo realizado como ministro de Planificación Federal Inversión Pública y Servicios, y del sólido y talentoso equipo que me acompañó".

"Que nuestro país vuelva a ser, más temprano que tarde, un Estado democrático que termine con esta pesadilla que vivimos diariamente junto a nuestras familias y todos los compañeros y amigos que nos aguantan los trapos", expresó De Vido y concluyó con la consigna: "Por una Navidad sin presos ni presas politicxs".