La diputada Elisa Carrió contó una terrible anécdota  que habría ocurrido en la mesa de Mirtha Legrand, donde Cristina Kirchner le dijo que no se rasque la cabeza y la legisladora le confesó que tenía piojos. 

"Un día me dice que yo era un esperpento. Un día me dice que no me rasque la cabeza. Tengo piojos, le digo yo, en un programa de Mirtha Legrand", afirmó Carrió en su libro VIDA que publicará la editorial Ariel de Planeta.

 

De acuerdo a un informe de Todo Noticias, la legisladora además manifestó que se enojó con Cristina Kirchner porque "le hacía bullying". 

En el libro, en que Carrió cuenta su paso por la política, su conversión religiosa y su intimidad, la legisladora sostiene que se casó "para poder hacer el amor".