Tras la salida de Santiago del Moro como conductor de Intratables, el ciclo probó a varios periodistas para reemplazarlo. Entre ellos, el que más tiempo estuvo en liderando al panel fue Guillemo Andino, quien tuvo unas polémicas declaraciones del programa al que tildó como un "bar de borrachos".

“Liliana Parodi (la gerenta de programación de América) me llama durante las vacaciones diciéndome que iban a ser un par de semanitas. Le dije ‘dale, te lo aguanto’”, relató Andino, en diálogo con Ángel de Brito, sobre el momento en el que fue convocado.

El conductor confesó que una vez al mando del programa, que encabezó durante dos meses,  “volvió a tener miedo de la responsabilidad de meterse en un formato”, para luego lanzar una feroz crítica: “Yo era totalmente nuevo en Intratables porque nunca había ido al programa. Yo no quería ir porque pensaba que era un bar de borrachos, empiezan todos a discutir, no puedo ser claro, etcétera”.

El resultado fue una nueva experiencia para sumar a un currículum que no necesita presentación: “Desde adentro, fue un formato que me dio crecimiento. Es manejar un 360 grados con columnistas. Tenés que estar relojeando muchas cosas todo el tiempo”.

 

En esta nota